PRESUNTO HOMICIDIO IMPRUDENTE

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Óscar era un niño de 2 años cuando  en tras un año de continuas visitas pediátricas, en las que se mantenían los síntomas, finalmente lo llevamos a un hospital privado, en el que le diagnosticaron una masa tumoral. Los remitieron a la seguridad social por falta de medios y fue allí cuando le diagnostican el tumor “rabdoide”, uno de los tumores más rápidos y agresivos existentes para niños.

Durante un año, tras casi nueve ciclos de quimioterapia de alta intensidad y 31 sesiónes de radioterapia, termina perdiendo la vida el 28 de agosto de 2011.

Decidimos denunciar por la vía PENAL a las PEDIATRAS, un camino largo y difícil, pues por esta vía casi ningún perito estaba dispuesto a declarar en contra de los médicos. Citamos como testigo al jefe de oncología pediátrica, el cual no dijo la verdad tal y como con posterioridad se acreditó mediante informes médicos particulares, quebrantando por tanto su CÓDIGO DEONTOLÓGICO como médico.Tras interrogarnos a todos, el juez sobreseyó el caso por falta de pruebas.

Tras casi dos años de búsqueda, finalmente conseguimos una pericial pediátrica y oncológica en la que nos alertan de la posibilidad de que el tumor diagnosticado no fuera el correcto: por zona, histología, historia clínica, sintomatología, reacción al tratamiento,……..

Decidimos solicitar las muestras a anatomía patológica diciendo que las necesitábamos para un estudio genético. Me las dio la patóloga completamente documentadas.

Las mandamos a analizar diciendo que queríamos una segunda opinión, nunca dijimos que nuestro hijo había fallecido y, antes de analizarlas y con la documentación que le habíamos mandado afirmaron: “en un 99% no es el tumor diagnosticado y, si así lo fuera, sería un caso excepcional en el mundo a estudiar”. Ese tumor no se da en esa zona y la historia clínica no corresponde.

Tras casi dos meses, porque necesitaba una biopsia compleja (tanto el diagnosticado como el real) me llama el doctor y me dice “el tumor que tiene su hijo es un CARCINOMA NASOFARINGEO NO QUERATINIZANTE”.

 Me preguntó por mi hijo y le dije que había fallecido. Me dijo que lo sentía y tuvimos una pequeña conversación sobre ambos tumores.

El perito oncológico amplió la peritación indignado ante los hechos, resumiendo que si le hubieran diagnosticado el tumor a tiempo y el tratamiento hubiese sido el adecuado ÓSCAR ESTARÍA VIVO (es un tumor de supervivencia elevada incluso en fases avanzadas) y, que un tratamiento no adecuado, no sólo que no frena el tumor sino que lo hace más agresivo.

Presentamos las peritaciones y la misma juez que sobreseyó el caso lo reabrió (la segunda juez), nos preguntó si había muestras para mandarlas al Anatómico Forense y si así era que se mandaran a analizar; que la forense asignada al caso hiciera un segundo informe en base a las peritaciones presentadas y al resultado del Anatómico Forense y, que respondiera a la pregunta: SI ES POSIBLE EQUIVOCARSE y, que se nos estregara  la historia clínica que faltaba de mi hijo (varias veces solicitada personal y judicialmente).

Esperando a que nos llamaran para presentar la muestras y se siguiera el protocolo de actuación, conseguimos una PERICIAL de un ANATOMOPATÓLÓGO, donde hace un estudio diferencial de los dos tumores y finalmente lo aplica al caso de Óscar. Una pericial minuciosa y detallada donde PIDE RESPONSABILIDAD A LO PATÓLOGOS QUE ANALIZARON EL TUMOR Y, cómo no, AL EQUIPO DE ONCOLOGÍA.

La presentamos diciendo que estábamos todavía a la espera de que nos citaran para entregar las muestras, pues había pasado casi un año, y solicitando la imputación de la patóloga que analizó el tumor y del jefe de oncología pediátrica para que dieran explicación de lo sucedido.

Para nuestra sorpresa, nos habían vuelto a cambiar de juez: ya llevábamos tres, y nos archiva el caso, alegando el fiscal, que es el que tiene que investigar, que no nos dan la historia clínica que falta de nuestro hijo porque él considera que no va a aclarar nada, por lo que da por bueno el primer informe de la forense (el segundo informe no llega a hacerlo) y, que no da por válida la pericial del anatomopatólogo porque está basada en unas muestras que han perdido la cadena de custodia, cuando me las dieron ellos y están completamente documentadas, además, no existe tal cadena de custodia y yo estoy como madre para que me hagan el ADN y comprobar que son de mi hijo. La juez asume lo que dice el fiscal y lo archiva, dándonos tres días para recurrir.

Hablé con dos de los peritos y me confirmaron la no existencia de tal cadena de custodia y que yo estaba como madre, con el ADN, para comprobar que pertenecían a mi hijo.

Presentamos recurso en mayo de 2016, pues un proceso que está en investigación no debe de archivarse hasta que no se esclarezcan los hechos y solicitando, que me hicieran las pruebas necesarias para confirmar que dichas muestras tumorales que la patóloga debidamente documentadas me entregó en mano pertenecían a mi hijo.

A la espera de la contestación y porque pensamos que ha pasado mucho tiempo (en total más de cinco años), intentamos contactar con la prensa para publicarlo en algún periódico. Nos encontramos que en toda la Comunidad Valenciana (comunidad donde se produjeron los hechos) e incluso en Pinoso, ningún medio de comunicación estaba dispuesto a publicar nada, por lo que, como mi hijo nació y falleció en Albacete, conseguimos que a fecha 4 de noviembre de 2016 en la página 14, el periódico de La Tribuna de Albacete hizo un artículo refiriendo los hechos, al que le estamos muy agradecidos. De momento, nadie más.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción  Nº1 de Novelda sigue sin contestar y es por ello que presentamos todo este artículo para recoger firmas y que se siga con el proceso, que se aclare todo, y como cualquier madre y padre queremos saber LA VERDAD DE LO QUE SUCEDIÓ CON NUESTRO HIJO ÓSCAR.

Un abrazo muy fuerte a todos y espero vuestro apoyo para que no vuelva a ocurrir.


 
 
 

 



Hoy: virtudes cuenta con tu ayuda

virtudes gomez iñiguez necesita tu ayuda con esta petición «Al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1 de Novelda (Alicante): PRESUNTO HOMICIDIO IMPRUDENTE». Únete a virtudes y 2.143 personas que ya han firmado.