Petition Closed
Petitioning gobierno canarias and 5 others

No régimen de visitas para padres abusadores sexuales y/o pederastas!!!

El Juzgado de Instrucción nº 2 de Granadilla de Abona, pone en manos de un supuesto imputado y obligado al alejamiento de toda su familia, especialmente de la niña, en peligro la salud física, y degradar, aun más si cabe, su salud mental. ¡¡Esto es de vergüenza!! Apoyen la causa.

Letter to
gobierno canarias
Consejería Asuntos Sociales Asuntos Sociales
Consejería Justicia
and 3 others
Gobierno Canarias
Protección del menor
Consejería Justicia
Por expreso deseo de la madre y por ser menor de edad la víctima, apenas 5 añitos, omito los nombres de ambas personas, y antes de empezar este relato quiero solicitar de todas aquellas personas que lean esta especie de historia que se nos antoja irreal, pero que es real como la vida misma, la solidaridad de todos y su apoyo a esta madre coraje que lucha por salvar a su hija frente a un monstruoso personaje, presunto culpable de pederastia y abusos sexuales cometidos con su hija cuando aun no contaba con los 4 añitos de edad. Los acontecimientos sucedieron así:

En noviembre del 2011 la señora X recibe una llamada de los profesores del colegio de su hija. La trabajadora social del centro avisa que su hija presenta indicadores de ser víctima de abuso sexual. La persona le indica que si ella es incapaz de proteger a su hija ellos lo harían por ella, alarmada por la noticia empieza a observar conductas anómalas en la pequeña y decide aceptar la ayuda de los Servicios Sociales del Gobierno de Canarias.

Lo curioso de este asunto es que le informan que en estos casos de “tocamientos” suelen archivar el expediente hasta que el niño lo denuncia. En éste caso era imposible debido a la corta edad de la menor presuntamente agredida sexualmente, solamente abrirían de nuevo el “caso” con el informe de un psicóloga. El informe demoledor aconsejaba el traslado urgente de la menor a un psicólogo forense y le entrega un cd con todas las entrevistas llevadas a cabo con la menor confirmándose los abusos sexuales cometidos con ella y solicita prueba pericial de dos médicos forenses para menores. La información resulta positiva y presenta denuncia ante la Guardia Civil de Granadilla y el 13 de enero de 2012 entra en el Juzgado de instrucción numero 2 de Granadilla de Abona (Tenerife) que a la vista de los informes periciales decide dictar medida cautelar mencionando por la existencia de hechos y evidencias del hecho penal como son los informes médicos – forenses privados y oficiales y varios informes psicosociales.

La defensa recurre y en mayo de 2012 se adhiere parcialmente la fiscalía al recurso de reforma de la defensa y el juzgado admite también parcialmente el recurso y deja sin efecto la medida de alejamiento del padre de la niña, presunto pederasta y abusador de su propia hija, convocando a las partes para la audiencia a celebrarse el 23 de julio de 2012 donde el juez ante la cantidad de pruebas abrumadoras toma la decisión de dictar auto por lo que “acordando medida cautelar de alejamiento donde se prohíbe cualquier tipo de comunicación por medio o procedimiento a las menores, familiares, domicilio, lugar d trabajo o los que frecuente a una distancia inferior a 500 mts y se imponen mientras dure la causa y su incumplimiento dará lugar a medidas más restrictivas incluso el ingreso en prisión.

Hasta este punto y seguido todo normal dentro de la atrocidad de los hechos narrados, pero hete aquí que la Justicia es tan obsoleta y obtusa que posteriormente se celebra el juicio de divorcio fijando la cuota correspondiente a la menor y al mismo tiempo “programando que las visitas del padre a la pequeña serán en un punto de encuentro en Santa Cruz de Tenerife. ¡¡ Inaudito ¡! Estúpido y bochornoso la sentencia de esta jueza que a sabiendas del problema, que la hija no quiere ver a su padre por el temor que le infunde, por el terror que le tiene, ignorando el auto del Juzgado de Instrucción nº 2 de Granadilla de Abona, pone en manos de un supuesto imputado y obligado al alejamiento de toda su familia, especialmente de la niña, en peligro la salud física, y degradar, aun más si cabe, su salud mental. ¡¡Esto es de vergüenza!! Apoyen la causa.