LA SOLUCIÓN ES UNA PROPUESTA FEDERAL

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


Personas que defendemos la necesidad de una reforma constitucional en un sentido Federal, tanto en España como en Europa, deseamos manifestar lo siguiente:

I.- Estamos convencidos, de que tanto la situación creada en Cataluña como el problema de la reforma territorial de España tienen  solución mediante el diálogo, la negociación y el pacto, sin imposiciones ni condiciones previas de ningún tipo que no sea el respeto a las reglas legales que nos hemos dado. Método que es el único válido en una democracia y que ha dado resultado en otras coyunturas históricas.

II.- Creemos que la solución radica en abordar, sin dilaciones innecesarias, una reforma de la Constitución de 1978 que permita culminar la transformación del Estado de las autonomías en un Estado de naturaleza federal, solidario y cooperativo, como existen en muchos de los países más avanzados del mundo. En el bien entendido de que estas reformas, en lo que afecte a la Constitución , deberán ser sometidas, en primer lugar, al refrendo del conjunto de los españoles y , con posterioridad, a los ciudadanos de Cataluña y de las demás comunidades políticas en lo que afecte a sus propias normas estatutarias.

III.- Creemos que sería realista y conveniente que mientras se tramita dicha reforma constitucional, que lleva su tiempo, se abordase, mediante el diálogo y la negociación, la corrección de las disfunciones e insuficiencias de los actuales problemas territoriales, que no exijan reforma constitucional.

IV.- La ruptura unilateral de la legalidad constitucional, estatutaria y europea, llevada a cabo por los partidos separatistas catalanes, violentando las reglas del propio Parlament, es un acto claramente ilegal y anti democrático que quiebra la convivencia social y pone en serio riesgo el futuro de los ciudadanos de Cataluña y del conjunto de España.

V.- Entendemos que no es cierto que el derecho de autodeterminación, que se invoca, sea reconocido en alguna legislación internacional que pueda ser aplicado a una situación como la de Cataluña. La nacionalidad catalana, reconocida en nuestra Constitución, ni está oprimida, ni colonizada, ni sometida a un régimen autoritario. Por ello mismo, ni la Constitución española, ni ninguna otra de la Unión Europea reconocen tal derecho. En los ejemplos que se aducen como los de Gran Bretaña o el Canadá, diferentes al español, las consultas siempre se han producido con el acuerdo de los gobiernos y los parlamentos de esos países. La unilateralidad del caso catalán es inédito en la historia de las democracias.

VI.- El referendo convocado por los partidos separatistas para el día 1 de Octubre no reúne ni uno solo de los requisitos que requieren este tipo de consultas. Ni ha sido convocado por órgano competente para ello, ni hay censo conocido, ni se han respetado los trámites del propio Parlament, violentando los derechos de los propios diputados; ha sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, en suma ha sido un puro acto de fuerza, sin garantías de ningún tipo, al margen de cualquier legalidad conocida.

VII Parece evidente que ante una quiebra del orden legal vigente, de forma unilateral y sin ninguna base en los principios del estado de derecho, el Estado democrático tiene el deber de tomar las medidas necesarias y proporcionadas con el fin de restablecer  el orden democrático conculcado.

VIII.- Consideramos que la independencia de Cataluña sería nefasta para los ciudadanos de esa comunidad política y para el conjunto de los ciudadanos del resto de España. Estamos convencidos, por el contrario,  de que los mejores objetivos alcanzados durante estos últimos 40 años: la democracia, la integración en la Unión Europea, el estado de bienestar, la convivencia civil, la lucha contra diversos tipos de terrorismo, lo hemos logrado gracias a que hemos marchado juntos y unidos.

 20 de septiembre de 2017.

Primeros firmantes:

José Antonio Montilla (Catedrático Universidad de Granada)

Joan Botella                  (Catedrático Universidad de Barcelona)

José Tudela                    (Catedrático Universidad de Zaragoza)

Jesús Ruiz-Huerta           (Catedrático Universidad de Madrid)

Patxi Aldecoa                  (Catedrático Universidad de Madrid)

Victoria Camps                 (Filósofa. Barcelona)

Ángel Gabilondo              (Catedrático Universidad de Madrid)

Enrique Ayala                   (General de Brigada, retirado)

Marian Ahumada               (Profesora Titular Universidad de Madrid)

Javier Nadal                       (Ingeniero de Telecomunicación)

Diego López Garrido         (Catedrático Universidad de Castilla La Mancha)

Juan Miguel Hdez. León   (Catedrático Emérito Universidad Politécnica de Madrid)

Nicolás Sartorius                 (Abogado y Escritor)

Jordi Pedret                           (Abogado de Barcelona)

Juan Moscoso                        (Economista)

Gregorio Cámara                   (Catedrático Universidad de Granada)



Hoy: Juan Miguel cuenta con tu ayuda

Juan Miguel Hernández León necesita tu ayuda con esta petición «A todos los españoles: LA SOLUCIÓN ES UNA PROPUESTA FEDERAL». Únete a Juan Miguel y 113 personas que ya han firmado.