Petición cerrada

Denunciar la desigualdad de las mujeres dentro del arte y la cultura.

Esta petición ha conseguido 366 firmas


Desde Plataforma A:

Bilbao, 11 de mayo de 2013

                                                                        AL ARARTEKO, D. IÑIGO LAMARKA

 

            Las abajo firmantes, participantes en los distintos Encuentros de Plataforma A,  seriamente preocupadas y permanentemente afectadas por el inclumplimiento sistemático de las leyes de Igualdad de Hombres y Mujeres: la del Parlamento Vasco 4/2005 sobre todo en sus artículos 25 y 26  y la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad de Hombres y Mujeres en el ámbito de la cultura y en el sistema del arte, queremos expresar nuestra gran inquietud y demandar una respuesta contundente ante la situación de profunda desigualdad que estamos viviendo. 

            La Ley 4/2005 en su artículo 25 punto 1 especifica que “Las administraciones públicas vascas, en el ámbito de sus competencias, han de adoptar las medidas necesarias para evitar cualquier discriminación por razón de sexo y para promover un acceso y participación equilibrada de mujeres y hombres en todas las actividades culturales que se desarrollen en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Euskadi.”

            Consideramos que, a pesar de esta expresión de intenciones, no se han producido cambios fundamentales en este respecto en los últimos 8 años, por lo que, en primer lugar expresamos nuestra preocupación por la falta de cambios desde la implantación de esta ley en las constituciones de órganos de gobierno en las diversas instituciones participadas con dinero público. 

            Asimismo, constatamos que en lo que se refiere a la adquisición de obras de arte para la integración de colecciones,  la paridad no se contempla en absoluto, limitándose en general  a meros gestos que perpetúan la desigualdad discriminatoria. Lo mismo ocurre con la programación de los centros, en la que es obvia la ausencia de mujeres tanto en exposiciones colectivas como sobre todo en individuales, impidiéndosenos con ello alcanzar status profesionales que se siguen reservando para el género masculino. No obstante, el caso más extremo sigue siendo el del Museo de Bellas Artes de Bilbao, que de las 24 exposiciones individuales realizadas entre 2002 y 2012 no dedicó ni una sola a una mujer. El 100% de la programación durante el calendario del 2013 es masculino. Desde 1997 el Museo de Bellas Artes de Bilbao ha programado más de una quincena de individuales de artistas vascos, de Francisco Iturrino a Txomin Badiola, no ha celebrado ni una sola exposición individual dedicada a una artista vasca. De manera que la directiva y el patronato siguen incumpliendo la Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la Igualdad de Mujeres y Hombres, que el gobierno vasco promulgó antes de la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, de obligado cumplimiento en el Estado español.

            Más aún, de las obras adquiridas con el préstamo del BBVA entre 2001 y 2011, de las 64 obras correspondientes al periodo contemporáneo, entre 1945 y 2010, sólo 7% eran de mujeres. La proporción aumentaba sólo anecdóticamente si separábamos dentro de este grupo las obras realizadas a partir de 1990: llegaba escasamente al 10%.

            Este año 2013, cuando el Museo Guggenheim Bilbao cumple 20 años, gracias a la información proporcionada en su página web, comprobamos que de las 58 exposiciones individuales -incluyendo 4 exposiciones dedicadas a dúos con nombre y apellido y 1 exposición dedicada a un trío de artistas vascos, con nombre y apellido en su título-, solo ha celebrado 4 exposiciones de artistas mujeres: Cristina Iglesias y Helen Frankenthaler en 1998; Louise Bourgeois en 2001; y Shirin Neshat en 2002. Es decir, en la última década no ha programado ni una sola exposición individual de ninguna artista mujer.

            Nos parece pertinente, además, señalar que Cristina Iglesias es la única artista vasca y de nacionalidad española entre los 15 artistas españoles de los que se ha programado una o más de una exposición, así como la única artista vasca entre los artistas vascos: Eduardo Chillida, Jorge Oteiza, Jesus Mari Lazkano y Aitor Ortiz, es decir, en proporción 1/5.Excepcionalmente, programada para ser visitada a partir del 31 de octubre de 2013, podemos sumar a la artista Erlea Maneros (Bilbao, 1977).

También hay que citar al  Museo Artium, al Koldo Mitxelena y al Museo de San Telmo al igual que otras salas institucionales que tampoco cumplen las citadas leyes de igualdad.

            Esto confirma  el hecho de que la Ley Orgánica para la Igualdad de Hombres y Mujeres, a pesar de estar implantada desde 2005, se incumple de forma sistemática en centros e instituciones con participación pública. No se ha exigido que los museos y centros de arte, como empresas, presenten y aprueben programas de igualdad, tanto internos como externos, en los que se refleje la aplicación de esta ley. Creemos que es necesario que tanto la sociedad como los responsables políticos sean conscientes de que la ley de Igualdad es continuamente ignorada sin que su cumplimiento sea exigido por las instituciones competentes, y se pregunten cuáles son las razones para ello y cuál es la educación social al respecto, puesto que parece asumido que la desigualdad no sólo debe ser natural, sino que no exige el cumplimiento de las medidas aplicadas para erradicarla, ni el cumplimiento de las Leyes ya aprobadas por todos.

            Como se especifica en el punto 2 del artículo 25 de dicha ley: “Las administraciones públicas vascas no podrán conceder ningún tipo de ayuda ni sus representantes podrán participar en calidad de tales en ninguna actividad cultural, incluidas las festivas, las artísticas, las deportivas y las realizadas en el ámbito de la normalización lingüística del euskera, que sea discriminatoria por razón de sexo.”Por ello exigimos el cumplimiento con carácter de urgencia de esta ley, que se tomen las medidas necesarias (supresión de apoyos públicos a quien no cumpla con la normativa, exigencia de responsabilidades, como está estipulado por ley) como paso necesario en el reconocimiento de la situación de injusticia a la que se enfrentan las mujeres en el ámbito del arte contemporáneo.

            Por todo lo expresado, exigimos:

- El cumplimiento de la legalidad aplicando criterios de igualdad y paridad a la hora de constituir la composición de los órganos de gobierno en centros e instituciones de arte y cultura;

- La aplicación de esos mismos criterios a la hora de elaborar los presupuestos de compra de obras de arte y patrimonio para y con recursos públicos.

- Igualmente, la aplicación de esos mismos criterios a las programaciones participadas con fondos públicos, de manera que sean efectivamente cumplidas las leyes en su totalidad con respecto a la presencia de las mujeres en las mismas.

                        En Bilbao a 11 de mayo de 2013

 



Hoy: Plataforma A cuenta con tu ayuda

Plataforma A necesita tu ayuda con esta petición «A toda la sociedad: Denunciar la desigualdad de las mujeres dentro del arte y la cultura.». Únete a Plataforma A y 365 personas que ya han firmado.