Código Penal

La Ley “Oscar Bautista”

Dec 19, 2017

“Change.org empodera a los ciudadanos que lo hemos perdido todo para dejar un mundo mejor al que nos hemos encontrado”. En septiembre de 2017, en el Congreso de los Diputados, varios diputados se refirieron la proposición de ley para modificar el Código Penal como la “Ley Anna González”. Ella cree que el texto tiene otro nombre. El de su marido, Oscar Bautista, que falleció en 2013 tras ser atropellado mientras iba en bicicleta por un camionero que se dio a la fuga.

Su campaña #PorUnaLeyJusta solicitaba que se modifique el delito del deber de omisión de socorro para que la fuga del conductor en caso de provocar un accidente sea penada y que se incluya el delito de abandono. En enero la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados votará esta reforma del Código Penal.

 

Change: Recuerdas qué emociones, qué sentimientos te llevaron a iniciar la petición.

Anna: En pleno proceso de duelo por la muerte de Óscar, mi marido, recibí la llamada de mi abogado comunicándome que el caso se archivaba. Ya que se considera que no hay delito de omisión del deber de socorro, al fallecer Óscar en el acto, y que el atropello se considera una falta leve, y con la reforma del Código Penal de 2015, el caso se archivaba.

En ese momento recurro a la Audiencia Provincial, la cual reabre el caso por la vía penal, pero sólo por homicidio por imprudencia. El delito de omisión del deber de socorro, queda definitivamente archivado.

Decido iniciar la recogida de firmas a través de Change.org, para que ninguna familia tenga que sufrir de la misma manera. Que no sufran doble victimización, por un lado por haber perdido a su ser querido, y por otro lado, por el desamparo de las Leyes y la Justicia.

Los sentimientos que me motivaron a iniciar la petición fueron dolor, impotencia, rabia, tristeza, desesperanza, abatimiento… quizá no es la mejor forma de iniciar una petición pero es lo que me movió.

Cómo te sentías antes de iniciar tu campaña.

Tenía miedo. Miedo a no saber qué hacer, a la repercusión…

El equipo de Change.org me cuidó mucho en esos primeros días. También las hermanas de Óscar, Cindia y Ana, estuvieron muy pendientes, y dos buenas amigas, Bea y Elena. Todos juntos, formaron un pilar donde me apoyé.

¿Cuántas veces pensaste en tirar la toalla?

Recuerdo una vez, quizá fueron más, pero esa fue la vez que se me ha quedado grabada de por vida, por la crudeza de cómo sucedió todo. En una ocasión, abandoné totalmente. No obtuve el apoyo de un equipo ciclista (sí de los corredores, pero no de la directiva ) y eso me hizo pensar “si yo ya lo he perdido todo, he perdido a la persona más importante de mi vida, y esto lo estoy haciendo por los demás, y esos demás no me apoyan”…

Sin embargo también recibí muchos mensajes de apoyo y cariño, que me llenaron de fuerza para seguir adelante.

¿Quieres conocer más de la historia de Anna? Su campaña forma parte de una revista especial creada para los socios de Change.org. ¿Quieres sumarte para que podamos seguir ayudando a personas como ella? Hazte socio/a de Change.org, aquí.