Protección del paisaje como bien común.

Protección del paisaje como bien común.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 2,500!
Al lograr la meta de 2,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.
Red Argentina Del Paisaje lanzó esta petición dirigida para Presidencia de la Nacion Argentina y

Protección del paisaje como bien común

Quienes integramos la Red Argentina del Paisaje, a los largo y ancho del país, expresamos nuestro pesar y preocupación por la devastación a la que están siendo sometidos los paisajes de nuestro país.

Resulta paradójico constatar que el fuego, otrora elemento que representaba la cultura, sabiduría, alimento, calor y progreso; hoy es símbolo de devastación a través de los incendios provocados por obra del egoísmo, inoperancia y la avaricia de quienes ostentan poder para satisfacer solamente intereses económicos.

Esta acción destructiva se suma con intensidad a la conjunción de otras como la deforestación sistemática, la presión de los desarrollos inmobiliarios y el avance de la frontera agrícola, que depredan unidades de paisaje singulares como humedales, montes y bosques nativos.

Los valores identitarios de estos lugares ricos en biodiversidad y belleza se están perdiendo progresivamente al ser sustituidos por nuevos paisajes despojados, vacíos, secos… sin vida.

La coyuntura nos permite constatar que faltan acciones que siendo previstas en la normativa existente en relación a la protección del ambiente no se aplican racional y razonablemente para impedir la catástrofe o controlar las acciones nefastas, y nos lleva a preguntar hasta qué punto existe un verdadero interés en resguardar nuestros paisajes como recursos y bienes comunes.

Las alteraciones sufridas en las distintas unidades de paisaje afectan por igual a todas las personas que habitamos en ellas, modifican el modo de relacionarnos con nuestros entornos y desvirtúan la forma de conectarnos con la naturaleza. Además, inciden en nuestras identidades culturales disolviendo las diversidades enriquecedoras cuando se modifican costumbres y formas de trabajar.

Los resultados de la ruptura del equilibrio son desde el dolor y sufrimiento de animales, plantas y personas –hasta su peligro de extinción y muerte–, la destrucción del suelo y la privación de la contemplación y disfrute de la belleza de nuestros paisajes. En definitiva, del equilibrio que garantiza la Vida.

Quienes trabajamos en la órbita del cuidado del patrimonio ambiental y social reconocemos el paisaje como un bien mixto, una obra conjunta de la naturaleza y la sociedad. Ante esta situación, tenemos el convencimiento de que la naturaleza en su trabajo resiliente y armónico hará todo para recuperarse de la catástrofe, pero requiere del compromiso de las fuerzas vivas de una sociedad para que pueda preservarse para estas generaciones y las futuras. Sólo así se logrará que los bosques, montes, pastizales o humedales puedan renacer para albergar la biodiversidad, y posibilitar la recuperación de la vida en todo su esplendor.

Por lo tanto, es preciso recordar que nuestro compromiso como sociedad se manifiesta en las leyes entendidas como preceptos que regulan las relaciones para el bien común. En esta coyuntura es relevante la Ley de Protección de Bosque Nativo que en el Art. 22 bis dice:

“En caso de incendios de superficies de bosques nativos, cualquiera sea el titular de los mismos, no podrán realizarse modificaciones en el uso y destino que dichas superficies poseían con anterioridad al incendio, de acuerdo a las categorías de conservación asignadas por el ordenamiento territorial de los bosques nativos de la jurisdicción correspondiente, elaborado conforme a la ley 26.331”.

Es importante se revisen actividades bajo la Ley 25080 sobre los bosques cultivados y modificatorias que se prorrogó en 2019.

También la Ley General del Ambiente 25675 establece la protección gestión adecuada y sustentable del ambiente y la diversidad biológica y es importante la aplicación específicamente de los arts. 2, 3, 8 inc. 2, 3, 5, y el art. 26 inc. a y b.

Los artículos 27, 28, 30, 31, 32, 33 que regulan sobre daño ambiental y exige que se haga efectiva la compensación establecida por el art. 34. conforme al fondo creado para mitigar, reducir y prevenir los daños.

La Ley 26815 del Sistema Federal de Manejo del Fuego, en sus arts. 3, 4, y 8 establece que se intervenga a través de los organismos competentes para tomar las medidas necesarias.  Sobre todo, teniendo en cuenta que no es un tema local, estos incendios afectan a todas las Provincias con consecuencias sobre la salud y la calidad de vida de la sociedad y sus actividades productivas.

La Ley 26562 de Presupuestos mínimos de protección ambiental para el control de actividades de quemas, es otra de las normativas a considerar en especial arts. 2 a 5.

Por otro lado, se debería dar operatividad, en cuanto Humedales, a la Ley 23919 que ratificó el Convenio RAMSAR hasta que se sancione la Ley de Humedales.

De la articulación entre esta Legislación nacional y las Leyes Provinciales y Ordenanzas Municipales, en su caso surge que ESTOS INCENDIOS NO DEBERÍAN SUCEDER, dado que desde hace años existen mecanismos apropiados para la prevención, precaución y toma de medidas en forma temprana.

Por todo lo expresado anteriormente, desde la Red Argentina del Paisaje, solicitamos a las autoridades nacionales, provinciales y municipales, que actúen y arbitren medidas para controlar estas devastaciones y poner fin a los manejos inescrupulosos que, en nombre del desarrollo, se llevan a cabo en nuestro país.

El Proyecto de Ley de presupuestos mínimos de Protección, gestión y ordenamiento del Paisaje obrante en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, podría colaborar determinando instrumentos que optimicen la operatividad de todas estas normas a partir de generar unidades de paisaje con escalas apropiadas para medidas, indicadores y gestión ordenada. La eficiencia de las políticas públicas está en una gestión a escala controlable y con mecanismos de buenas prácticas establecidos claramente.

Es necesario reordenar apropiadamente estas unidades de paisaje arrasadas.

En atención a que la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) determinó la creación un Comité de Emergencia Ambiental para detener y controlar los incendios irregulares en el Delta del Paraná, para el caso del Amparo Colectivo presentado por la “Asoc. Civil Equistica Defensa del Medio Ambiente” se solicita se informe sobre el mismo y su actuación,  y se amplíe a las Provincias que se encuentren en la misma situación.

Quienes integramos de la Red Argentina del Paisaje y como habitantes con derecho a opinar en procedimientos administrativos que se relacionen con la preservación y protección del ambiente (Ley General del Ambiente N° 25.675) solicitamos se investigue en profundidad para conocer causas y determinar responsables del daño ambiental, de los hechos que afectan a nuestras culturas, a la vida de todas las especies, y a la naturaleza de la que formamos parte en todas sus dimensiones.

Por todo lo expuesto solicitamos:

1°. Que las autoridades garanticen el cumplimiento de leyes vigentes de protección del ambiente. Especialmente en el cuidado de zonas recientemente incendiadas donde debería prohibirse el cambio de uso del suelo por los próximos 50 años. Y se garantice planificar las acciones a corto, mediano y largo plazo que ayuden a la restauración del paisaje dañado.

2°. Que las autoridades informen sobre el estado del ambiente y los posibles efectos que sobre él puedan provocar las actividades antrópicas actuales y proyectadas (art. 18 Ley General del Ambiente) en los sitios de incendio que actualmente existen y los que se considere por frecuentes puedan suceder.

3°. Que las autoridades investiguen y determinen la responsabilidad civil o penal, por daño ambiental y se reparen los sitios expuestos en el apartado anterior conforme a la normativa enunciada.

Recordamos que Argentina acaba de ratificar el Convenio Escazú que tiene como fin el acceso a la información y justicia ambiental.

Pensamos que es urgente evitar que el daño avance, para lo cual, proponemos se establezca el compromiso de Protección del paisaje como bien común.

Consideramos que debemos trabajar en forma sistemática y cooperativa para remediar el daño, por ello, desde la Red Argentina del Paisaje, nos ponemos a disposición con nuestros conocimientos específicos en el tema.

Solicitamos a nuestros representantes y a quienes administran y gestionan que escuchen las necesidades, especialmente las de aquellos que siendo parte de la naturaleza no tienen voz.

Que obren en virtud de la voluntad de la mayoría que reclama acciones éticas y altruistas, acordes a los tiempos que vivimos.

#PorUnaLeydeNacionalPaisaje

#SomosLaRAP

#TodoEsPaisaje

#PaisajeComoBienComun

#PaisajeComoConstruccionSocial

RED ARGENTINA del PAISAJE

NOTA: LOS FIRMANTES NO SOLICITAN DINERO QUE OFRECE LA PLATAFORMA PARA QUE CREZCA LA PETICIÓN.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 2,500!
Al lograr la meta de 2,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.