Paren la construcción del Combinado de Transformación de Minerales en Tominsky

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 300.000!


A nosotros, los habitantes de la ciudad de Cheliabinsk y de la provincia de Cheliabinsk, nos indigna el plan infundado de construcción de una nueva empresa industrial cerca de la ciudad de Cheliabinsk, a saber, el Combinado de Transformación de Minerales Tominsky con la explotación de un yacimiento de cobre porfirio.
En la ciudad de Cheliabinsk, como un gran centro de siderurgia y metalurgia no ferrosa, y en sus alrededores se ha creado una situación ambiental extremadamente tensa, puesto que las empresas industriales y el transporte automotor emiten grandes cantidades de sustancias contaminantes a la atmósfera, al suelo, a las aguas superficiales y subterráneas, rigiendo año tras año para las mayores empresas contaminadoras unas normativas de emisiones y vertidos TEMPORALMENTE consensuadas (las cuales, para colmo, se infringen con regularidad), es decir dichas empresas ya desde hace muchos años han mostrado su incapacidad de adecuar su gestión económica a los requerimientos de la legislación ambiental. En consecuencia de tal práctica se registra un incremento de la morbilidad entre la población de Cheliabinsk y de las localidades circundantes. En la estructura de enfermedades de los habitantes de Cheliabinsk para el inicio del siglo 21 el liderazgo ha pertenecido a las enfermedades respiratorias:
- entre los niños el 48,5% del total;
- entre los adolescentes el 33,7% del total;
- entre los adultos el 19,8% del total.
Sigue observándose un estable crecimiento del número de enfermedades oncológicas.
La construcción de una nueva empresa industrial grande, el Combinado de Transformación de Minerales Tominsky, agravará la situación ambiental ya de por sí mala de la la ciudad de Cheliabinsk y de sus alrededores, ya que en enormes áreas serán aniquilados sistemas ecológicos naturales, y el territorio de los mismos será ocupado por vaciaderos y diques de colas que contaminan la atmósfera, el suelo y las aguas. La forma de disposición de la obra del combinado y la rosa de los vientos dominantes hacen inevitable el traslado atmosférico de los contaminantes a la cuenca colectora de agua y al espacio acuoso del embalse de Shershni que es el depósito principal de agua potable de la aglomeración de Cheliabinsk.
Pero el problema ambiental no es el único que nos alarma. A nosotros, como ciudadanos del país, nos preocupa profundamente la componentes socioeconómica del proyecto. Es conocido que actualmente hasta el 75% del cobre que se extrae en el país se lleva al extranjero para realizar allí la venta y no ejerce beneficio a la industria nacional. Los altos costes de extracción condicionados por el bajo contenido de metales en el mineral del yacimiento Tominsky en el contexto de bruscas oscilaciones del precio mundial del cobre hacen este proyecto económicamente riesgoso.
Las empresas que integran el holding “Compañia rusa de cobre” están en propiedad de compañías offshore chipriotas, cuyos propietarios, en caso de realizarse el proyecto, obtendrán la principal ganancia. Creemos que la semejante práctica de venta de recursos naturales no renovables del país en interés de titulares extranjeros contradice a los intereses duraderos del Estado Ruso y de toda nuestra sociedad y hace imposible ya en el próximo futuro la persistencia del sector metalúrgico en los Urales del Sur por un agotamiento depredador de la base de recursos.
Según los artículos 2 y 42 de la Costitución de la FR, el hombre, sus derechos y libertades son el máximo valor. El reconocimiento, la observancia y la protección de los derechos y libertades del hombre y ciudadano es la obligación de Estado. Cada uno tiene derecho a un medio ambiente favorable, una información fehaciente sobre la situación del mismo y a la indemnización del perjuicio causado a la salud o a los bienes de la persona por infringir las leyes ambientales.
De conformidad con el p. 1 del artículo 9 de la Costitución de la FR, los suelos y otros recursos naturales se usan y se protegen en la Federación de Rusia en calidad de la base de la vida y la actividad de los pueblos que habitan el respectivo territorio.
De conformidad con el artículo 58 de la Costitución de la FR, cada ciudadano está obligado a preservar la naturaleza y el medio ambiente, ostentar un cuidado minucioso con las riquezas naturales.
De conformidad con los pp. 1,2 del artículo 80 de la Costitución de la FR, el Presidente de la Federación de Rusia es el jefe del Estado. El Presidente de la Federación de Rusia es el garante de la Costitución de la Federación de Rusia, de los derechos y libertades del hombre y ciudadano. En forma estipulada en la Costitución de la FR él adopta medidas para salvaguardar la soberanía de la Federación de Rusia, su independencia e integridad estatal, garantiza un funcionamiento coordinado y la interacción de los órganos del poder estatal.
De conformidad con el p. 2 del artículo 85 de la Costitución de la FR, el Presidente de la Federación de Rusia está en derecho a ordenar la suspensión de actos del poder ejecutivo de sujetos de la Federación de Rusia en caso de contradecir dichos actos a la Costitución de la FR y a leyes federales, obligaciones internacionales de la Federación de Rusia o de infringirse derechos y libertades del hombre y ciudadano, hasta que se solucione dicha cuestión por el juzgado correspondiente.
De tal modo, tomando en consideración:
1) el riesgo económico sustancial del proyecto del Combinado de Transformación de Minerales Tominsky;
2) su orientación a los intereses de los propietarios extranjeros de compañías offshore y no a los intereses duraderos del Estado y la sociedad;
3) la práctica viciosa conformada de funcionamiento de las mayores empresas metalúrgicas de la región ante el fondo de groseras infracciones sistemáticas de la legislación ambiental,
opinamos que el proyecto en consideración no puede ser realizado de forma planteada y SOLICITAMOS que se prohiba la explotación del yacimiento Tominsky.



Hoy: Konstantin cuenta con tu ayuda

Konstantin Zharinov necesita tu ayuda con esta petición «Paren la construcción del Combinado de Transformación de Minerales en Tominsky». Únete a Konstantin y 265.603 personas que ya han firmado.