Libertad para Karim Ennarah y sus compañeros

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200.000!


Mi marido Karim Ennarah acaba de ser arrestado en Egipto como parte de una ofensiva contra la organización de derechos humanos en la que trabaja. Su único "delito" ha sido atreverse a creer que los egipcios merecen el respeto más básico de los derechos humanos. Solo acábabamos de casarnos en septiembre cuando fue detenido. Dos meses después estoy en mi casa en el Reino Unido, sin él, y vivo aterrorirzada sobre qué le puede suceder. 

Hay muchas historias de terror de activistas, académicos y blogueros, condenados a largas penas de cárcel en Egipto, y necesito tu ayuda para asegurarme que no le suceda lo mismo a mi marido Karim y al resto de sus compañeros que también han sido detenidos. 

Fue arrestado mientras estaba de vacaciones con unos amigos en la ciudad de Dahab, en el Mar Rojo, donde debía reunirme con él unos días después. Su arresto se produjo como resultado de una reunión entre la organización de derechos humanos para la que trabaja y algunos diplomáticos de varios países europeos, incluido el Reino Unido. Por eso todos los Gobierno tienen el deber de hacer todo lo posible para ayudar a liberarlo. 

La Organización para la que trabaja, la Iniciativa Egipcia por los Derechos Personales (EIPR), realiza un trabajo importante como documentar aquellos incidentes de violencia sectaria y violencia contra las mujeres, además de liderar investigaciones sobre el fortalecimiento de los derechos económicos y sociales. Karim ha trabajado especialmente en abusos de los derechos humanos dentro de la policía y el sistema de justicia penal, lo que hace que su arresto y detención sean aún más absurdos. 

Después de su arresto, fue interrogado durante 4 horas y acusado de pertenecer a un grupo terrorista y de difundir informaciones falsas. Patrick George Zaki, Mohamed Bashir y el director ejecutivo de EIPR Gasser Abed El Raze, también han sido detenidos y deben ser puestos en libertad. 

Hace dos meses, cuando nos casamos, soñábamos con nuestro futuro juntos. Ahora, ni siquiera se cuándo volveré a verlo. 

Me siento afortunada de haber podido hablar con él pro teléfono justo antes de que le arrestaran; me dijo que me amaba mucho, que lamentaba no haber intentado salir del país antes y que sabía que yo sería fuerte. 

Si sumamos presión antes de que haya un juicio o una sentencia, tenemos la mejor oportunidad de liberarlo. 

Firma esta petición en la que pide al gobierno de Reino Unido, y a las autoridades europeas, que pidan a las autoridades egipcias que liberen a Karim y al personal de EIPR.