JERARQUÍA CATÓLICA DI NO A LOS PARTIDOS ULTRAS

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Palabras del Papa Francisco sobre la inmigración en el programa de La Sexta, en Marruecos y en el avión de vuelta al Vaticano: “Los constructores de muros acabarán siendo prisioneros de los muros que levantan”, sentenció el pontífice.

Desde que la democracia se instauró en España algunos partidos políticos, casi siempre de la derecha o ultraderecha, han recurrido a los "valores tradicionales católicos" para empatizar con una parte de la población española que sigue considerándose creyente en una religión, la cristiana, nacida a raíz de la muerte y resurrección de un tal Jesús, judío oriundo de una mísera aldea de Galilea, llamada Nazaret. Esta actitud se ha visto acentuada en los últimos años por la irrupción de una formación política que ha hecho del catolicismo tradicional una de sus importantes bazas a la hora de copar el espacio político y social, tanto por la cantidad de miembros de ciertos movimientos católicos que nutren sus filas, como por el mensaje pontificante de sus principales líderes, convirtiendo la acción política en una nueva cruzada contra los infieles de la democracia liberal, mojigata, corrupta y permisiva, que permite la invasión de los inmigrantes "ilegales", los homosexuales, lesbianas y transexuales, y el empoderamiento del género femenino más allá de ciertos límites.

Me considero un seguidor de Jesús de Nazaret y de su Buena Noticia (Evangelio), en donde los más necesitados, pobres y desvalidos, son los primeros en su reino ("tenía hambre y me diste de comer, estaba desnudo y me vestiste, era forastero y me acogiste..."), convirtiéndose el amor solidario (incluso al enemigo) y el perdón sin condiciones en los ejes principales de cualquier actitud personal y acción social, y por tanto también política.

Como cristiano y católico observo con preocupación y tristeza (por desgracia sin sorpresa), que la Conferencia Episcopal Española no haya realizado ninguna comunicación explícita distanciándose de esas manifestaciones insolidarias, catastrofístas, xenófobas, violentas en el lenguaje, homófobas..., en definitiva, antievangélicas. Le pido, por tanto, al presidente de la CEE, Card. Ricardo Blázquez, que emita un comunicado oficial, antes de las próximas elecciones de 26 de mayo, dejando claro el no respaldo de la Iglesia Católica a este tipo de movimientos políticos.


¿Quieres compartir esta petición?