Gob. Vázquez Garced: Priorice la compra de pruebas moleculares de RT-PCR para Puerto Rico

0 have signed. Let’s get to 2,500!

Puerto Rico Science Policy Action Network (PR-SPAN)
Puerto Rico Science Policy Action N… signed this petition

Estimada señora Gobernadora:

Reciba un cordial saludo de la Coalición de Sabiduría COVID-19 (COSACO), la Red de Acción Puertorriqueña para una Política Pública basada en Evidencia Científica (PR-SPAN, por sus siglas en inglés), y Ciencia Puerto Rico (CienciaPR). Nuestras respectivas organizaciones e iniciativas promueven el uso de la ciencia como base esencial para la toma de decisiones tanto a nivel individual como colectivo. 

Desde el inicio de la pandemia, hemos estado involucrados en iniciativas para educar al público y establecer la capacidad de detección y diagnóstico de COVID-19 en Puerto Rico. Este grupo de científicos le solicitamos que priorice los fondos otorgados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para la compra de materiales que apoyen la masificación de las pruebas moleculares (específicamente de tipo RT-PCR) que ya realizan los laboratorios de referencia privados en Puerto Rico. Como es de su conocimiento, este tipo de pruebas es una de las piezas claves en las estrategias de mitigación de la pandemia recomendadas por el CDC, la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la Casa Blanca de los EE. UU. para la reapertura de economías y jurisdicciones.

Primero que nada, elogiamos su decisión de implementar el toque de queda en momentos en que otros estados y territorios mantenían una posición contraria. Esta decisión desaceleró las infecciones del coronavirus SARS-CoV-2 en Puerto Rico y ha salvado vidas. Sin embargo, el virus del SARS-CoV-2 sigue y seguirá presente en el mundo y por consiguiente en Puerto Rico. Ante la decisión de flexibilizar la apertura de los negocios, y hasta que esté disponible una vacuna contra el SARS-CoV-2, es necesario asegurar que el país cuente con una infraestructura robusta para identificar y aislar de manera proactiva y temprana los casos de COVID-19 y frenar posibles brotes en las comunidades. 

La piedra angular de esa infraestructura robusta son las pruebas moleculares de RT-PCR. Para poder detener la pandemia del coronavirus es necesario poder detectarlo, y diagnosticar y aislar a personas infectadas. Las pruebas moleculares basadas en PCR son las únicas pruebas autorizadas por la Administración de Drogas de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) que pueden hacerlo de manera efectiva. La capacidad de identificar a pacientes infectados mediante las pruebas de RT-PCR es por lo tanto el punto de partida para otros componentes de esa infraestructura robusta, como lel rastreo de contactos y las medidas preventivas (como el aislamiento) para evitar nuevos contagios.

Hemos visto con preocupación, cómo el Departamento de Salud ha priorizado la utilización de pruebas serológicas para diagnosticar y detectar casos de infección activa, a pesar de que la FDA y el CDC han reiterado que las pruebas serológicas no deben ser utilizadas para el diagnóstico de COVID-19. Hasta la fecha, la mayoría de los casos positivos únicos que se reportan en Puerto Rico provienen de pruebas serológicas

La priorización de las pruebas serológicas sobre las pruebas moleculares de RT-PCR es problemática por varias razones. Las pruebas serológicas, como ya mencionamos, no son diagnósticas y no detectan el virus, sino que detectan la respuesta inmunológica del cuerpo a la infección, la cual es variable y ocurre una o varias semanas luego de la infección. Además, varias de las pruebas serológicas de tipo rápidas que se están utilizando en Puerto Rico no están autorizadas por el FDA, no son muy confiables y sus resultados pueden ser variables. 

Las pruebas serológicas que sí han sido autorizadas por el FDA tienen utilidad y valor. Por ejemplo, pueden ser útiles para entender cuántos ciudadanos se han infectado en total en el pasado y para detectar posibles donantes de plasma convaleciente. Pero utilizar y depender de las pruebas serológicas para detectar casos de COVID-19 no sólo es una estrategia incorrecta, sino que pone a todos los puertorriqueños en riesgo, ya que significa que NO estamos detectando infecciones activas y que por consecuencia no estamos deteniendo cadenas de contagio.

A raíz de estas y otras deficiencias, Puerto Rico continúa careciendo de información sobre el porciento de positividad (la fracción de las pruebas totales que salen positivas), la incidencia y la reproductividad de la infección (el número de nuevas infecciones por día), y de una buena noción de cómo se está comportando el virus a nivel local.

Por tanto, proponemos que priorice los $68 millones otorgados por el Departamento de Salud de los Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés) a través del CDC y la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica contra el Coronavirus (CARES Act, por sus siglas en inglés) para la compra y utilización de las pruebas moleculares RT-PCR para el diagnóstico del COVID-19 en Puerto Rico. 

Además, recomendamos que el Departamento de Salud:

  • Exhorte y promueva a los médicos a hacer órdenes para la realización de pruebas moleculares para la detección de casos activos entre sus pacientes.
  • Recomiende la utilización de pruebas moleculares  de RT-PCR entre profesionales de la salud, en égidas y aeropuertos, para personal de primera respuesta y a empleadores que deseen detectar casos activos entre sus empleados. Las pruebas serológicas pueden ser recomendadas para estos usos como complemento a las pruebas moleculares (y no como herramienta diagnóstica), si la persona estuvo expuesta hace más de 7 días o si presenta síntomas.
  • Consulte con los laboratorios clínicos de referencia académicos y privados de Puerto Rico y los considere en su informe al HHS al reportar la capacidad de pruebas moleculares que actualmente son realizadas en Puerto Rico, y que podrían ser realizadas, para poder tener un sistema de identificación de casos robusto y proactivo.
  • Utilice parte de los fondos del CDC para la compra de reactivos, hisopos y material de transporte viral (viral transport media) que apoyen la recolección de muestras para las pruebas moleculares, y que coordine el uso y distribución de estos materiales con los laboratorios clínicos de referencia quienes hoy día realizan la mayoría de las pruebas moleculares en Puerto Rico.
  • Colabore con el Puerto Rico Public Health Trust para validar la estrategia de agregación muestras (pooling) desarrollada por científicos expertos en técnicas moleculares de diagnóstico, la cual quintuplicaría el número de muestras que pueden ser procesadas por cada corrida de pruebas moleculares.
  • Invierta en pruebas serológicas cuantitativas tipo ELISA (no las pruebas serológicas rápidas), autorizadas por la FDA, para evaluar posibles donantes de plasma convaleciente.
  • Coordine con el CDC para utilizar las pruebas serológicas rápidas ya compradas para realizar estudios de prevalencia del COVID-19 en Puerto Rico.
  • Consulte con miembros de la comunidad científica sobre otras pruebas prometedoras (ej. de saliva o antígeno) que podrían fortalecer el arsenal para la mitigación de la pandemia de COVID-19 en Puerto Rico.
  • Fiscalice a las aseguradoras privadas que no respeten las estipulaciones de la ley federal CARES que declara que toda prueba para detección de COVID-19 ordenada por un médico (así sea serológica o molecular) durante el periodo de la emergencia nacional debe ser cubierta sin condiciones ni excepciones. 

Puerto Rico necesita una estrategia coherente e informada por la mejor evidencia científica para asegurar que las pruebas, tanto serológicas como moleculares de RT-PCR, se utilicen apropiadamente, y para que se puedan tomar las decisiones de política pública correspondientes para detener el virus juntos, y preservar la salud y las vidas del pueblo puertorriqueño. Nuestras respectivas organizaciones quedan a sus órdenes y ponemos a su disposición el peritaje científico, salubrista y de política pública colectivo de nuestras comunidades para servirle a Puerto Rico.

Cordialmente,

Bianca Valdés, Co-directora

Red de Acción Puertorriqueña para una Política Pública basada en Evidencia Científica (PR-SPAN)

 

Dr. Jaime Claudio Villamil, Director Ejecutivo

Danilo T. Pérez Rivera, Coordinador

Franklin Avilés, Coordinador Senior

Coalición de Sabiduría COVID-19 de Puerto Rico (COSACO PR)

 

Dra. Giovanna Guerrero Medina, Directora Ejecutiva

Dra. Mónica Feliú Mójer, Directora de Comunicaciones

Dr. Daniel Colón Ramos, Co-fundador y Presidente de la Junta de Directores

Ciencia Puerto Rico (CienciaPR)

P. D. Para su referencia, anejamos un documento, preparado y revisado por científicas y científicos miembros de nuestros colectivos, que contesta 24 preguntas frecuentes sobre el coronavirus SARS-CoV-2 y la COVID-19, las pruebas y el rastreo de contactos.