Decision Maker Response

Gladys González’s response

Aug 1, 2018 — En estos últimos meses escuché todas las voces y después de una profunda y sincera reflexión tomé una decisión sobre este tema. Siempre creí y seguiré creyendo que existe la vida desde la concepción, pero entendí que votar en contra y penalizar a las mujeres no salva ninguna vida.

Esta ley trata de acercar a las mujeres al sistema de salud y que puedan tomar la mejor decisión con toda la información sobre sus alternativas, incluso la de no abortar. Pero es innegable que los abortos existen y las mujeres pobres son las que mueren.

Es por eso que no podemos mirar al costado; sé que yo no quiero y no voy a hacerlo. Quiero hacerme cargo, acompañar a todas las mujeres, fundamentalmente a las más vulnerables y frente a la evidencia de un Estado que aún no lo ha logrado, ocuparnos juntos de este problema de Salud Pública.

Debemos poner todos nuestros recursos en mejorar la Educación Sexual para hacer frente a la cruda realidad de que 7 de cada 10 embarazos adolescentes no son deseados. Pero mientras tanto no podemos dejar las cosas como están. Debemos tener la oportunidad como Estado de salvar la vida.

Como Senadora Nacional debo sancionar leyes para toda la población. Esta ley no obliga a ninguna mujer a abortar y evita que la mujer que decide hacerlo sea condenada a morir.

Propuse modificaciones para, en primer lugar, fortalecer el espíritu de la mayoría de los legisladores que creemos en el rol fundamental de la prevención (educación sexual y anticonceptivos), en un Estado que garantiza el derecho a la procreación responsable y que reconoce el valor social de la maternidad.

En segundo lugar propuse modificar el artículo que refiere a las Consejerías, para garantizar el acceso de las mujeres a toda la información sobre las alternativas al aborto antes de tomar su decisión.

Y en tercer lugar, creo que podemos mejorar la redacción del artículo sobre la objeción de ideario de las instituciones privadas de salud, para que quede claro que tienen el derecho de objetarse y la obligación de derivar a otras instituciones.

Quiero dejar en claro que estas modificaciones no son condicionantes para apoyar este proyecto. Voy a votar a favor con o sin cambios.

Sueño para todas las mujeres argentinas lo mismo que sueño para mis hijas: que si deciden ser madres lo decidan con todas sus fuerzas como yo deseé tenerlas a ellas. Sueño que lo planifiquen, que lo esperen, que lo amen y que nunca tengan que tomar la difícil decisión de interrumpir un embarazo. Pero que si tienen que pasar por eso, lo hagan acompañadas, seguras, sin miedo y con el amor que necesitan para transitar ese momento tan doloroso.