Plan Miranda

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!


Estimados amigos:

El Plan Miranda se trata de un esquema y dirección de un “papel de trabajo” para impulsar de una forma práctica y objetiva la participación de la comunidad internacional en una fuerza de intervención en nuestro país, para la recuperación de Venezuela.

Por lo tanto, agradecemos su atención en cuanto a la difusión, apoyo y opinión sobre este proyecto o lineamiento de trabajo que, hemos iniciado un grupo de profesionales  voluntarios que tenemos un objetivo común. Recuperar a Venezuela.

Nuestra motivación principal con este "papel de trabajo" es concertar talentos en el desarrollo de áreas no solo nacionales, sino internacionales, con el propósito de satisfacer los intereses de países y gobiernos de la región, pues entendemos que cada una de estas naciones pueden tener diferentes posiciones en referencia a Venezuela.

En el momento que entendamos que, para el hemisferio, es más importante la estabilidad y la resolución de los problemas de Venezuela que, sin duda  les ha venido generado conflictos y desajustes en los planos individuales a cada una de estas naciones, (inmigración en masa, con los consabidos impactos en las economías de cada país receptor de esa inmigración)  podremos abordar con sinceridad el problema desde una óptica práctica, con el ingrediente social pero, con un alto componente económico.

Para una nación "hermana" es más importante el problema de la migración humanitaria que llega a su país, el impacto social y en su microeconomía que lo que les representa una madre venezolana sin alimento para un hijo. Esta situación es lamentable pero, cierta y, se vuelve dramática cuando hablamos de más de 2 millones de venezolanos que han huido de su país.

Por otro lado, después de estar activos por años en la lucha contra el régimen que ha copado todos los espacios del gobierno, en todos los niveles, que ha borrado las líneas entre el Estado, el gobierno, el partido de gobierno que, además ha destruido la institucionalidad del Estado cooptando todas las instancias de los demás poderes y que, día a día además de venir coartando más libertades, ha demostrado su contante violación de los DDHH, a la Constitución Nacional  y, lo más preocupante y, que tiene serias implicaciones en la estabilidad de la región, la vinculación de altos personeros del régimen ligados a actividades del narcotráfico internacional, a cual debemos añadir la lamentable actitud errática y en ocasiones de complicidad con el régimen, de los actores que adversan en la parte política, hemos llegado a la conclusión que la única posibilidad para una verdadera unidad debe darse a través de las ideas que, desemboquen en un plan  y, no de las personalidades con sus intereses o poder económico. Esta es la razón de ser del Plan Miranda.

Durante los últimas –casi- dos décadas, el sistema económico nacional ha caído en manos de individuos de reputación dudosa,- que la comunidad internacional ya comienza a sancionarles- y que además, debemos entender las relaciones económicas con el régimen castrista, han hecho de Venezuela un satélite de Cuba, en la geopolítica de la región.

El planteamiento no es fácil de asimilar pero, lo hacemos con sinceridad ya que proponemos una acción de facto que pueda durar incluso hasta 10 años en ejecución pero que, permita no solo reconducir al país desde la destrucción, a una dirección de los recursos en una canalización productiva, a una auténtica integración hemisférica, la total eliminación de los factores de carácter paramilitar para evitar la proliferación de una guerrilla que obstaculice el correcto desenvolvimiento del crecimiento económico y social del país en el largo plazo.

Para esto convocamos y estamos llamando a personalidades de talento reconocido y conducta intachable en cada una de las áreas que pretende desarrollar este plan para el país, el cual no solo será una ruta sino un elemento nucleador de tantos otros proyectos que hemos estado revisando para su integración a un plan concertado que, se transforme en el ”sueño y proyecto de país” que podemos ser, que nos merecemos y, que es posible realizar, con todo el potencial humano y de recursos con los que cuenta Venezuela.

Sabemos que el reto es grande pero que, no hay obstáculos cuando las intenciones son puras. Es por eso que recurrimos a ustedes para solicitarles la mayor difusión y  colaboración ya que, su concurso es necesario para poder masificar la difusión del plan a través de otros connacionales en el exterior, así como muchos ilustres ciudadanos de otras nacionalidades que, al igual que nosotros, no solo les preocupa Venezuela, sino que saben que es posible y viable la recuperación del país.

El compromiso con nuestros colaboradores y, con  Venezuela, es presentar periódicamente los avances que vayamos haciendo y, cuenta de los recursos que se logren reunir a través de esta iniciativa o de cualquier otro aporte.

Ya se ha estado circulado el plan, el cual ha contado con buena acogida e interés de personalidades que, informaremos a su debido tiempo, por el tipo de compromiso que deben asumir y la seguridad de los participantes.

Gracias, quedamos a la espera de sus comentarios y opiniones

Orlando Goncalves               Orlando Mangiagli

Promotores

Para comentarios, preguntas y portes intelectuales

planmirandave@gmail.com

 

Papel de trabajo para la recuperación nacional

Plan Miranda (10 X 10 = 100)

Desarrollo Estratégico

La presentación de este papel de trabajo viene a suplir una estrategia que va a la demostración practica del porque existe la necesidad para una intervención internacional en Venezuela y la consolidación de un elemento de nucleación de intenciones y voluntades a través de un liderazgo impersonal basado en un proyecto país a ser difundido desde el exterior a lo interior.

Tiene varias líneas de acción que procedemos a identificar;

1.- Dar una visión practica del plan de rescate nacional, identificando las áreas de recuperación y las fórmulas para hacerlo con la menor cantidad de dinero en calidad de préstamos o de financiamiento internacional, apelando a la optimización de recursos disponibles, dar esquemas de seguridad a la inversión privada en proyectos de desarrollo de infraestructura, la repatriación de capitales por diversas vías. La verificación y validez de deuda emitida a través de convalidación a través presentación de los sustentos de origen de capitales como acto soberano entre otros definidos en el Papel de trabajo.

2.- Aliviar las relaciones de influencia en la resolución de la situación en Venezuela como son las tensas y necesarias relaciones de Rusia, China y Estados Unidos en conflictos mundiales como lo son los de Corea del Norte, Irán y Siria al reconocer las deudas y la revisión de concesiones e intereses que tengan estos países en Venezuela. Establecer convenios que satisfagan y faciliten la aceptación de una transición supervisada y se establezcan compromisos para la misma.

3.- Ofrecer a cada nación del hemisferio resolver problemas derivados de la crisis venezolana como lo son:

Migración Ilegal, Afectación de la microeconomía nacional, acuerdos de colaboración y deudas contraídas por estos países. Servir a cada uno con razones suficiente para que no objeten la intervención.

4.- Ante la enorme cantidad de grupos y aspiraciones de poder, servir un plan impersonal donde se puedan sumar e incluir las voluntades de todos los sectores sin protagonismos ni colores más si con identidad nacional al ser un plan consonó y aceptable, es una via de lograr cohesion.

5.- Demostrar que solo a través de una intervención se lograra evitar la proliferación de grupos armados que pasen integrar narco guerrillas, guerrillas urbanas o la penetración mayor de grupos armados como las FARC o ELN y la evacuación de células terroristas fundamentalistas que hacen vida en el país que impidan el desarrollo pacífico del país a través de sabotajes e intervenciones en los procesos productivos

6.- Ante la imposible difusión efectiva de este tipo de proyectos en el país, hacerlo vía electrónica y personal a través de dos sectores fundamentales, la Confederación de Trabajadores (CTV) en representación del sector obrero y, la Federación de Cámaras Industriales y Comerciales, (FEDECAMARAS)


Prólogo

Después de una amplia revisión de los prospectos de proyecto país producidos en foros catedráticos de universidades nacionales, organizaciones no gubernamentales, grupos orgánicos de ciudadanos y partidos políticos, hemos decidido presentar un proyecto incluyente de recuperación nacional, que consideramos provee un enfoque práctico y viable, esencialmente basado en un rompimiento total con el sistema imperante a través de una intervención internacional para la restitución de la paz y el estado de derecho, única vía en nuestro entender, para evacuar a un régimen forajido, criminal y corrupto.

Esta acción no solo resolvería el problema del secuestro del estado venezolano por estas mafias de la Narco Tiranía sino que daría la oportunidad a la nación de reestructurar a fondo sus sistemas políticos, sociales y productivos al optimizar desde el estado de destrucción en que se encuentran al aparato productivo y así, poder crear una oportunidad única para re enfocar los recursos disponibles y adecuar o canalizar el esfuerzo de la producción interna a una inserción competitiva en lo comercial dirigida a los mercados mundiales exclusivamente a través de la participación de profesionales y expertos en las diversas áreas de interés.

El planteamiento general se basa en DIEZ años de colaboración y reactivación con participación y supervisión internacional en DIEZ puntos de estabilización económica para CIEN AÑOS DE PAZ Y PROGRESO HEMISFÉRICO. (10X10=100)

Este proyecto pretende plantear una solución económica y no política como base de sustento y desarrollo permanente para la estabilización de Venezuela y la región.

Demostraremos las conveniencias prácticas y necesarias de la participación internacional en la resolución de la crisis de Venezuela, sometida hoy a un régimen colonialista, genocida, delincuente y corrupto que ha saqueado y destruido las capacidades instaladas de generación de riqueza y paz social. Esta participación internacional abrirá los caminos a la resolución de la profunda crisis humanitaria que encaramos, llevando al país a una interacción geopolítica sana que generara estabilidad, riqueza y dará soluciones a las naciones hermanas que son acreedoras y mantienen “sanas” expectativas en Venezuela.

La activación de una coalición internacional para generar paz y prosperidad a través de un plan concertado dio la solución a la Europa post-guerra con el conocido “Plan Marshall”, único ejemplo exitoso del que disponemos al momento y que fue desarrollado para levantar a una Europa destruida. Este plan fue elaborado previo a la resolución final del conflicto y ya se encontraba disponible al momento del logro de la paz. El plan Marshall permitió, en el trascurso de los anos, el desarrollo de Europa como potencia global y países como Reino Unido, Alemania y Francia, entre otros llegar a ser miembros del poderoso G- 10. Naciones que quedaron totalmente desbastadas después del conflicto mundial, sin los recursos o riquezas que tiene nuestro país.

El enfoque que daremos será netamente pragmático y dirigido a la economía, las finanzas, la paz social y hemisférica como propósito y fórmula para un resultado permanente y viable a una nación que ha sido dirigida en una invasión pasiva por una fuerza extranjera y saqueada en sus riquezas mientras sufrió un poderoso daño a su moral, éticas y convivencia entre connacionales al ser sometida a guerra psicológica para inducir odio y desintegración social por casi dos décadas.

Los procesos de recuperación de los países sometido a la devastación en las eras recientes y de zonas en conflictos, han demostrado una gran probabilidad de fracaso cuando han sido asociados a el enfoque es político electoral, que ha sido mal alimentados por la retórica de la “Autodeterminación de los Pueblos”, así lo demuestran los casos recientes de Irak y Afganistán donde estos países fueron conducido a la realización de procesos electorales como fórmula para generar Paz Social y Unificación pero cayeron en el caos social y guerras internas ante la existe la creencia que esa Autodeterminación, por la vía de una elección era la fórmula para resolver la paz social y las diferencias de criterios cuando en realidad genera simplemente ganadores y perdedores ante una situación que la que requiere es una gran unidad nacional no alcanzable debido al descontentos de las facciones que resultaran derrotadas y que tendrá una predisposición a las medidas a ser tomadas en estos tiempos de gran emotividad y conflictividad social.

Nuestro país no solamente necesita un proyecto donde se puedan sumar todos los ciudadanos sino también requerirá de la aplicación de una Justicia a través de una “Justicia Transicional” que deberá ser la clave para el perdón y la reconciliación nacional. Sin justicia no habrá alternativa de paz ya que sin este factor no se podrán sanar las heridas abiertas durante este periodo de destrucción, saqueo y dominación extranjera.

El asunto de Venezuela es político pero principalmente social, no genera el interés de un mundo globalizado y con profundos intereses económicos. Es por esto que la base de esta propuesta será la de una “administración supervisada” por multilaterales y naciones con intereses económico en nuestro país y la región. Así, a través de estas supervisiones, podremos satisfacer estos intereses como argumento de atracción principal ya que los grupos de influencia serán determinantes en la materialización de un plan de semejante magnitud.

Los asuntos políticos y hemisféricos son variables de interés mas no representan el valor intrínseco de la estabilización de una nación que está ocasionando estragos en las economías del continente por sus migraciones forzadas y la crisis humanitaria inherente que esta situación ha causado, aparte de la indeseadas consecuencias de carácter xenofóbico y de conflictividad social que derivan de la usurpación de las plazas de trabajo a los connacionales en sus países de destino al presentar una migración dispuestas a realizar labores a estimados salarios por debajo de las fuerzas laborales residentes que a su vez engrosan las filas de desempleo y desabastecimientos en eso países receptores de estos flujos humanitarios.

Esta transición supervisada no debería ser en un lapso menor a diez años por la magnitud del trabajo a realizar, donde no solo se deberá revertir el proceso de destrucción en lo económico sino también en lo social y deberá generar una continuidad de armonía de cara a un futuro restablecimiento de la democracia participativa vía el voto. Planteamos ese lapso de tiempo por ser demostrable que los cambios sociales deben ser aplicados en base de sustituciones generaciales cónsonos con las ideas planteadas para evitar el retroceso por creencias inducidas por los factores dominantes durante el periodo de destrucción. También deberá aplicar los pasos iniciales de esta propuesta país, en este caso ser aceptada, y dejar consolidado un plan para la nación aceptado por las fuerzas vivas y de cumplimiento obligatorio cuando se vuelva al cause democrático a través de la firma de pactos de unidad nacional.

Esta propuesta aparte de pretender generar un desarrollo dirigido al crecimiento sostenido, deberá sentar las bases desarrollar este proyecto amplio para al país y tratara de contar con la inclusión de reconocidos profesionales expertos en las áreas acá desglosadas sin importar sus afinidades o filosofías políticas para de esta forma lograr la mayor cantidad de apoyos e identificaciones con los sustratos a beneficiar dentro de las dinámica de recuperación.

El mismo contendrá diez puntos a tratar de manera de poder atacar con celeridad y eficacia los principales temas de interés como será la conciliación de la paz y las seguridades sociales así atacar con urgencia las necesidades humanitarias y de emergencia para estabilizar la microeconomía que es la verdadera economía individual y de las celdas familiares durante un periodo que permitirá abandonar los resentimientos y la racionalidad al momento de abrir las puertas nuevamente a la participación ciudadana por los mecanismos electorales.

Este periodo permitirá sentar las bases de planes de desarrollo sostenido, integración y la posibilidad que surjan nuevos liderazgos partidistas y políticos adecuados a los tiempos por venir sobre estructuras programáticas dirigidas en las nuevas realidades globales y hemisféricas como base fundamental de la participación en las economías de mercados y la inserción en las dinámicas comerciales basadas en estudios de potencialidades y desarrollos reales según las capacidades y la geoeconómica del país al abandonar el modelo rentista petrolero.

Para esto es importante evaluar la situación general del país en cuanto a sus principales fuentes de ingresos inmediatos, producción, realización de activos y capacidad de endeudamiento.

En una nación que acaba de salir de un cataclismo, nos será imposible la reactivación privada en términos materiales por esta mermadas sus capacidades de producción y la apertura a mercados de capitales como fórmula para obtención de ingresos es inviable por no poder ser competitiva en los mercados internacionales así que esta aproximación es inoportuna aunque necesaria abordar en el mediano plazo pero solo de esta forma, ya que la necesidad imperiosa en la paz social y económica de sus ciudadanos como la implementación de redes de soporte ciudadano a través de la generación de actividades que generen empleo deberá ser una prioridad

Europa también se encontraba en una situación de deuda infranqueable y a su vez imposibilito la emisión de nueva deuda sin el aval de este Plan Marshall y así no apelar fórmulas que no se constituyeron en un nuevo obstáculo para la recuperación y eso los fondos viables y disponibles fueron utilizados cuanto antes, inmediatamente a solventar la crisis humanitaria y social, en actividades de recuperación de las vialidades e infraestructuras como mecanismo de soporte social.

A diferencia de la Europa post guerra, Venezuela podrá repatriar una porcion importante de los dineros saqueados por la corrupcion y no deberá contar con un auxilio económico de características similares ya que podría recurrir a la solidaridad mundial para la labor de la recuperacion de los dineros ubicados en la banca internacional y en cuentas de individuos que han saqueado a la nación. Esto generaría una activación importante de la microeconomía a través del empleo en los proyectos de construcción de recuperación de nuestra infraestructura y producirá de inmediato un alivio a su deprimida población al sentir la tranquilidad de ingresos propios administrable a libertad por cada núcleo empleado.

A continuación pasaremos a detallar algunos de los puntos que consideramos de atención primara a desarrollar en esta dinámica de trabajo y orientados a mantener el sentido de esta propuesta ya que es primordial no pecar en visiones de carácter populista o rentistas, menos aún basar el estado en conductas socialistas de subvenciones o donaciones. Esta situación nos llevaría a que más temprano que tarde volvamos a caer en situaciones similares al generar expectativas de continuidad en el otorgamiento en planes sociales de bonos, regalías o simples regalos a la población e imposibilitaría la transición a un país de trabajo y esfuerzo

El momento es oportuno y único para una verdadera trasformación a partir de esta gran calamidad nacional, oportunidad valiosísima para convertir la tragedia en oportunidad. Momento histórico y coyuntural que debemos aprovechar sin agendas, protagonismos, sectarismos o acreencias de grupo alguno. Convocar a los mejores para el mejor prospecto posible y así conformar un equipo de excelencia cuanto antes para producir y divulgar este prospecto a la brevedad posible en foros internacionales e interés y, con esa tracción, hacer una presentación nacional que se convierta en el componente nucleado de voluntades necesario para llevar adelante tan ambiciosa propuesta.

También es el momento de entender que debemos pasar a ser un país que apoya mensajes y planes y no más ídolos o caudillos, es hora de abandonar los modelos que nos han traído hasta acá través del culto a una figura que dispone a placer de los recursos y la dirección del estado. Es la oportunidad de construir una plataforma que produzca un camino a seguir por todos los venezolanos, que nos lleve a explotar las potencialidades disponibles en cuanto a nuestros recursos naturales y humanos.

Orlando Mangiagli
En nombre del equipo del Plan Miranda


SUMARIO

Diez puntos para una recuperación estable y duradera


1. PAZ SOCIAL.

1.1. Canal humanitario.

1.2. Pacificación y desarme.

1.3. Empleo.

1.4. Justicia transicional.

1.5. Derechos Humanos.

1.6. Centros carcelarios de reducación

1.6.1. Privatización de la cárceles

1.6.2. Concesiones carcelarias


2. RESTRUCTURACIÓN DEL ESTADO PARA LA EMERGENCIA Y SU CONTINUIDAD.

2.1. Adecuación estatal a la emergencia.

2.1.1. Superministerios.

2.1.2. Fuerzas Armadas y policiales.

2.1.3. Descentralización.

2.1.4. Reingeniería Social.

2.2. Taxativa.

2.3. Moneda.

2.4. Re institucionalización y adecuación estado a nuevas áreas de interés.

2.5. Plan país de inserción geoeconómica.

2.6. Educación – escolaridad y adecuación de pensum a las nuevas dinámicas.

3. PETRÓLEO Y ENERGÍA.

3.1. PDVSA.

3.1.1. Apertura.

3.1.1.1.1. Renovables, privatización e inversión.

3.1.1.1.2. Derivados.

3.1.1.1.3. Inversión tecnológica.

3.1.1.1.4. Apertura capitales nacionales en productos, tecnologías en inversiones.

3.1.2. O.P.E.P. – ¿Salida?

3.1.3. Inscripción como empresa pública - DOW JONES.


3.2. ENERGÍA.

3.2.1. Redes.

3.2.1.1.1. Distribución.

3.2.1.1.2. Transporte.

3.2.2. Renovables.

3.2.2.1.1. Solar.

3.2.2.1.2. Eólica.

3.2.2.1.3. Hidrológica.

3.2.2.1.4. Alternativas.

3.2.2.1.5. Transformación de residuos orgánicos.

3.2.2.1.6. Trato y disposición de materiales de desecho.

3.2.3. No renovables.

3.2.3.1.1. Gas.

3.2.3.1.2. Carbón y coqué.

3.2.3.1.3. Petróleo.

4. INVERSIÓN SOCIAL Y DE INFRAESTRUCTURA.

4.1. Transporte

4.1.1. Recuperación Autopistas y vías.

4.1.2. Trenes (Concesiones).

4.1.3. Puertos y aeropuertos. (concesiones) Inversión privada

4.1.3.1.1. Revisar concesiones.

4.1.3.1.2. Marina Mercante.

4.1.3.1.3. Líneas aéreas nacionales/internacionales.

4.2. Social.

4.2.1. Recuperación Escuelas y Hospitales. Concesiones.

4.3. Industrial.

4.3.1. Adecuación parques industriales.

4.3.2. Activación créditos nacionales e internacionales vía Fideicomisos.

4.4. Rural.

4.4.1. Agro.

4.4.1.1.1. Estudios y censo.

4.4.1.1.2. Centros de acopio.

4.4.1.1.3. Presas y riego.

4.4.1.1.4. Incentivos.

4.4.2. Ganadería.

4.4.2.1.1. Estudios y censo.

4.4.2.1.2. Mataderos industriales.

4.4.2.1.3. Lácteos y derivados.

4.4.2.1.4. Incentivos.


5. EMPRESAS BÁSICAS.

5.1. Evaluación.

5.2. Reformulación e inversión.

5.3. Riquezas no tradicionales.

5.4. Minerales preciosos y semipreciosos.

5.5. Participación en transformación nacional a través de capitales privados.

5.6. Inventarios Subsuelo (estudios generales).


6. DEUDA.

6.1. Suspensión de pagos (Negociados).

6.2. Auditoría General.

6.3. Redimir bonos y restructurar (Legitimación).

6.4. Transformación y crecimiento.

6.5. permutas de inversión, concesiones.

6.6. Acuerdo multilaterales.

6.7. China Y Rusia.


7. ACTIVACIÓN ECONÓMICA.

7.1. Solicitudes de créditos e inversión.

7.2. Banco Europeo de reconstrucción y desarrollo.

7.3. Confianza e inserción geoeconómica.

7.4. Firma de convenios y leyes de garantía de inversiones (Cuba).

7.5. Desarrollos endógenos especiales.

7.6. Relanzamiento de agroindustria.


8. TURISMO Y RECREACIÓN.

8.1. Privatizaciones.

8.2. Desarrollo concesionarios.

8.3. País de servicios.

8.3.1. Introducción de pensum en turismo y bilingües.

8.4. Planes especiales, parques nacionales.

8.5. Creación de ciudades turísticas = “Master plan” y desarrollo ciudades turísticas.

8.6. Desarrollo del sur.

8.7. Adecuación de infraestructura y zonificaciones.


9. RECUPERACIÓN DE CAPITALES.

9.1. Solicitud internacional de congelamiento y repatriación de capitales productos de corrupción.

9.2. Amnistía por repatriación en inversiones (condicionadas).

9.3. Inventario y auditoria de bonos

 

10. VISIÓN PAÍS.

Esto es un documento en desarrollo he ira evolucionando a medida que se continuen involucrando nuevos profesionales



Hoy: Frente Amplio Anti Comunista cuenta con tu ayuda

Frente Amplio Anti Comunista necesita tu ayuda con esta petición «Venezuela: Plan Miranda». Súmate a Frente Amplio Anti Comunista y 92 persona que han firmado hoy.