Por la convivencia en Las Palmas de Gran Canaria

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Como vecinos y vecinas de Las Palmas de Gran Canaria, preocupados por el auge de las actitudes racistas y xenófobas entre nuestros vecinos en los últimos días, firmamos este escrito con el objetivo de demostrar que nuestra ciudad es una lugar donde no se da cabida al odio ni a la discriminación por ningún tipo de razón. Por ello, queremos que se sepa que Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad abierta al mundo, un espacio de intercambio histórico de gente que llega y se va desde distintos lugares del mundo, aportando una riqueza que se refleja en nuestra forma de ser. 

Creemos que en los últimos meses el empeoramiento de las condiciones de vida en nuestros barrios conjuntamente con la intoxicación de bulos y noticias falsas sobre la migración hacia Canarias por parte de dirigentes políticos y medios de comunicación, ha provocado que algunos de nuestros vecinos pongan el foco de los problemas existentes en la migración. Aunque el odio y la violencia hagan más ruido, sabemos que somos más los vecinos y vecinas que no pensamos así. Es por esto que queremos manifestar que:

  • El racismo y la xenofobia es el resultado de una política migratoria que no respeta los Derechos Humanos.
  • Todas las personas, nacidas en nuestra ciudad o fuera de ella, deben tener reconocidos sus derechos así como sus obligaciones en igualdad de condiciones.  
  • Desde las instituciones, pero también desde la sociedad, debemos  promulgar una ciudad que defienda la libertad, la tolerancia, la igualdad, la solidaridad, la justicia, el pluralismo, el respeto a la diversidad y a los demás.
  • En las actuales condiciones de crisis que vivimos, se debe garantizar una protección social y jurídica para todas las personas, con el objeto de frenar la fractura social que se está produciendo.
  • Cualquier discriminación que viva cualquier persona o colectivo en nuestra ciudad es un ataque a la sociedad en su conjunto.
  • Tenemos el deber como vecinos de Las Palmas de Gran Canaria de transformar ese odio en solidaridad y en la mejora de nuestra convivencia. Queremos vivir en una ciudad que no excluya a nadie por ninguna razón.
  • Los vecinos y vecinas de Las Palmas de Gran Canaria formamos parte de una sociedad diversa, y nos sentimos orgullosos y orgullosas de ello. 

Por todo lo anterior, instamos a las instituciones públicas, a las asociaciones y entidades de cualquier tipo, así como a toda la sociedad en su conjunto, a trabajar en pro de retomar el camino de la convivencia en nuestra ciudad.