desbanear a Freddy Smash

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!


Desbanear a SMASH ya que son dos años de suspensión y ya esta arrepentido de lo que hizo aqui su carta:

Algunos ya se deben haber enterado, pero prefiero compartir la version en español yo mismo : 

 

Hola, mi nombre es Bryan Freddy Machaca Siña más conocido por el mundo del DOTA2 bajo el nickname de SmAsH, como muchos sabrán estoy sancionado indefinidamente de los eventos competitivos de Valve y llevo casi 2 años con esa sanción, el motivo de mi carta es darles a conocer muchos detalles que ustedes desconocen y desconocían, y me gustaría que los sepan, ya que no somos malas personas.

 

Primero que todo quiero pedir disculpas públicas a Valve, deseo expresar mis más sinceras disculpas por todos los problemas que he causado a su organización. Lamento haber manchado el buen comportamiento y los valores que ustedes siempre han buscado promover. Segundo, pero no menos importante, quisiera pedir disculpas a todas las personas que conforman la comunidad de DOTA: Seguidores, Jugadores Profesionales, Casters, organizadores y a todos los demás. Realmente me odio por haber sido tan ingenuo, por no darme cuenta de la consecuencia de mis actos y la magnitud de dichas acciones. Actualmente llevo baneado casi 2 años de las competencias profesionales de Valve. Esta sensación y frustración no se lo deseo ni a mi peor enemigo, ya que ver truncado mis sueños debido a mi inmadurez, inexperiencia y falta de asesoría merma la voluntad de uno de seguir luchando por lo que realmente lo apasiona. 

 

Quizá es muy tarde el hecho que me esté pronunciando públicamente ahora, nunca tuve el espacio ni la oportunidad para hacerlo. He sentido mucho miedo de hacer o decir algo, ya que pensaba que solo empeoraría las cosas y que la gente no creería mis palabras. Pero, han pasado 2 años de mi vida que han sido muy duros y me han servido a madurar en muchos aspectos.Vivir cada día pensando que estas baneado no ha sido nada fácil, me ha tomado mucho tiempo aceptarlo y es por eso que me gustaría compartir con todos ustedes como se dio esto.

 

Nosotros somos un grupo de jóvenes que tenían una meta en común que era ser jugadores profesionales y jugar contra los mejores, hace unos años eso era una tontería porque todos miraban videos de LODA, VIGOS, YHAPETS (Gracias a tí juego dota profesionalmente), entre otros proplayers. Para nosotros ellos eran dioses, dioses a los cuales nunca ibas a igualar, pero todo eso cambio, porque junto con el equipo que conformaba teníamos las ganas de mejorar y ser tan buenos hasta mejores que ellos.

 

He dedicado muchos años de mi vida a este juego, he realizado muchos sacrificios por seguir realmente lo que me apasiona, lo más importante mi familia. Dado que yo vivía en una provincia muy lejana de la capital de Perú llamada Tacna. Tacna queda al extremo sur del país y era en ese entonces una ciudad con una comunidad muy pequeña de jugadores y poca o nula actividad de torneos, tuve que viajar solo y valerme por mí mismo debido a que mi familia no dispone de los recursos económicos para apoyarme. Ya que el nivel competitivo al que me enfrentaba era muy alto y necesitaba preparación.

 

Los inicios del gaming en Perú no fueron nada fáciles, en el año 2013 no existían organizaciones que apoyen a los jugadores que querían ser profesionales, solo existían cyber cafes y pequeños grupos formados por amigos. Nadie quería invertir en los e-sports en Perú, muchos jugadores debían valerse de sus propios ahorros para poder subsistir y mantenerse. Fue por ello, que junto a mi antiguo equipo (Artyk Gaming) conseguimos prestado un espacio pequeño gracias a un conocido nuestro. Muchos equipos en esa época vivieron en condiciones deplorables, con un bajo o nulo ingreso, pero que sin embargo no opacaba la pasión y entrega que dábamos al dota 2. Todo esto fue muy duro para mí y mis compañeros, ya que todos veníamos de distintas partes del Perú, estábamos solos y no acostumbrábamos a socializar con otras personas.

Nos costó mucho, ya que pasamos muchas necesidades, habían días en los que mis compañeros no tenían que comer ni mucho menos donde dormir pero fueron todos estos golpes lo que nos hizo más unidos y por ello fue que tuvimos un gran desempeño como equipo. Todo esto lo aguantábamos porque teníamos una meta en común, hacer que la comunidad latina crezca como una potencia en videojuegos.

 

Realmente estoy arrepentido de no haberme pronunciado en su momento, pues muchas personas creen que lo hicimos por tratar de aprovecharnos de ellos, cuando en verdad no saben realmente todo lo que teníamos que vivir.

Hace 2 años aproximadamente nuestra situación económica no era muy buena, por ello decidimos salirnos de la organización de “NOT TODAY” para buscar un mejor futuro, pero antes de irnos el dueño de la organización nos pidió que le devolvamos todo el dinero invertido en nosotros, no sé cuánto exactamente le pidió a cada uno de los jugadores, pero lo que si se es cuanto tuve que dar yo, como yo no tenía dinero me pidió que le diera todo el dinero del MVP que gané en el torneo “The Summit 2 by Beyond The Summit” (US$ 10,000). Fuí muy ingenuo, ya que no tenía otra cosa en mi mente que no sea el jugar DOTA. Desconocía cómo funcionaba una organización de gaming profesional, como se manejaba los ingresos de nuestros sponsors y más. Fue por ello que sufrí muchas estafas. En ese entonces pensaba que estaba bien, pensaba que podía hacer más dinero jugando, grave error, hasta ahora me arrepiento de no haber peleado por ese dinero.

 

Después de tantos incidentes decidimos jugar bajo nuestra propia cuenta, y por suerte un amigo cercano nos prestó el sótano de su casa, como lo lees un pequeño sótano, para poder practicar. Fue allí donde surgieron más problemas, ya que el internet en Perú era malo e inestable y necesitábamos pagar fuertes sumas de dinero para poder recibir internet estable, obviamente no contábamos con ese dinero, así que jugamos con lo que teníamos. Con esto venía otro gran inconveniente, se nos acababa el poco dinero que teníamos para comer dinero que venía de lo que ganábamos en nuestros viajes.

 

Fue por ello que decidimos buscar otra organización para poder al menos estar estables. Fue en ese entonces que pudimos formar parte de “Elite Wolves”, estuvimos estables un tiempo, teníamos un sueldo de 90$, en ese entonces un proplayer ganaba una media de, y quiero que todos lo sepan, 30$ a 90$ máximo y en el mejor de los casos. Con ese ingreso no podíamos cubrir ni lo básico apenas para la comida del mes, días que no teníamos que comer o vivíamos a punta de cereal o lo que nos alcanzara. La gente cree que nosotros ganábamos miles de soles o dólares, que teníamos una gran vida o más, pero ahora se están enterando que era todo lo contrario. Todo parece una tontería, pero muchos de ustedes desconocían esta verdad, que hace 3 años era muy sacrificado ser un jugador profesional en Perú, pero al final lo hacíamos porque era lo que nos gustaba hacer, y valía la pena cada sacrificio.

 

Muchas organizaciones en aquel entonces lucraban y se aprovechaban del talento e ingenuidad de muchos jugadores, nunca se han llegado a pronunciar por el “qué dirán” pero yo pienso que todos merecen saber la verdad, de cómo a punta de lanza y espada hemos ido sacando adelante a la comunidad, dándolo el todo por el todo.

 

La persona que se comunicó con Valve cuando realizamos el “match-fixing” fue nuestro manager con quien tuvimos muchos problemas, no sólo monetarios sino también que se aprovechó de nuestra inexperiencia. Desconozco que tipo de comunicación mantuvo con Valve, pues nunca tuvimos la oportunidad ni el espacio para expresarnos y dar nuestro descargo debido a lo ocurrido. Lo que motivó a nuestro equipo a realizar el match-fixing fueron distintos motivos, llega un momento en que llegas a un punto de quiebre cuando entras en desesperación y comienzas a tomar malas decisiones. Algunos miembros del equipo no tenían ya que comer o como subsistir, no bastaba con lo poco que podíamos compartir. En ningún momento yo formé parte de las coordinaciones, sinceramente jamás hubiese incitado o motivado a tomar dichas decisiones. En verdad yo solamente los seguí, a pesar de no haber estado de acuerdo yo me quedé callado, lo cual fue mi peor error, y terminé siendo partícipe de eso.

 

A pesar de ser una persona muy introvertida, fui muy reconocido por mi desempeño en todas mis partidas y fue por ello que la gente me empezó a seguir, la comunidad de habla hispana me agarró mucho cariño, cariño que hasta ahora permanece pese a todo lo ocurrido. Tenemos aún una gran comunidad que nos apoya, no solo de nuestro país sino de otros países también a todos ellos les quiero decir muchas gracias. El apoyo de la gente y sus palabras de aliento son los que me dan el soporte de seguir manteniéndome competitivamente como jugador de Dota2.

 

De ninguna manera busco excusarme ante ustedes, solo busco que sepan un poco de nuestra condición de los progamers en Perú, como era la escena peruana en aquel entonces donde organizaciones se aprovechaban del talento e ingenuidad de los jugadores profesionales. Esto ha cambiado actualmente poco o nada, muchas organizaciones no lo mencionan, pero los jugadores siguen siendo explotados y retribuidos con muy poco. Nosotros fuimos la punta de lanza, quienes abrimos camino y colocamos la escena latinoamericana del Dota en boca de todos. Con aciertos y errores, lo único que queríamos era que nuestra comunidad crezca y sea reconocida por todo el talento que tiene. Nos da gusto ver que jugadores peruanos hayan conseguido participar del más grande evento que es “The International” porque es un sueño compartido por todos aquí, pero también nos deja un sinsabor y una fustración que golpea nuevamente nuestra voluntad pues desde siempre ese fue nuestro mayor sueño.

 

Por si muchas personas se lo preguntan, seguimos jugando juntos, competimos en los pocos torneos que nos dejan participar, intentamos dar lo mejor en cada uno de ellos, pero cada vez los equipos son más fuertes y preparados ya que el constante rose de torneos internacionales los ha hecho mejorar.

 

En estos dos años, hemos luchado contra la fustración de estar sancionados. Se nos prometió ayudarnos en nuestro caso, organizaciones como “Thunder Awaken” (último equipo del que fuimos parte) que dijeron a diestra y siniestra que nos iban a ayudar solamente nos vendieron ilusiones, solo fueron palabras al aire. Esto no lo hacíamos público con ustedes, especialmente los que sueñan con la esperanza de que nos levanten la sanción pero teníamos que seguir adelante. Sé que mi baja de nivel ha sido principalmente por la desmotivación de estar sancionado, no saben lo duro que es tratar de dar lo mejor de sí. A veces pienso incluso, que en nuestro último torneo público “The Final Match” pudimos haber dado más de nosotros. Hicimos todo lo que estuvo dentro de nuestras posibilidades. Pero estos meses he conocido muchas personas que me han estado orientando, animando y ayudando para seguir subiendo escalones.

 

Actualmente realizo diariamente streams en la plataforma de Twitch.tv, en donde enseño y comparto toda mi experiencia, a todo aquel que le lleguen mis palabras. Brindo clases, comparto mis partidas, todo con tal de seguir apoyando a la comunidad que tanto nos ha respaldado estos años. Amo y me apasiona jugar Dota, y no he dejado de hacerlo ni un solo día desde que me aplicaron la sanción. Mi meta actual es llegar a los 10K de MMR, me ven día a día peleando por ello, peleando contra mi frustración, contra todo y tratando de seguir adelante. Me gustaría que me sigas apoyando en este camino para ver hasta donde puedo llegar en estos últimos días que quedan al sistema de Ranked MMR.

 

Por último, antes de concluir quiero que sepan que cada palabra escrita en esta carta viene de muchas lágrimas derramadas, de corazón y del alma de un proplayer que pese a tener sus sueños truncados, no pierde la esperanza de seguir soñando.

 

Muchas personas me han dicho que deje de lado el DOTA 2 y que empiece un nuevo camino, pero me encanta el dota y no creo poder dejarlo, daré todo de mí hasta que el día que ya no pueda más y deba dar un paso al costado para seguir con mi vida, pero no quiero que tengan una mala imagen de mí, ni de nosotros como equipo. 

 

Por el momento somos jovenes pero en algunos años más dejaremos de serlo, golpes como estos son los que te hacen madurar y te demuestran que una decisión puede cambiar drásticamente el rumbo de tu vida. Tengo muchos sueños y metas truncados en este juego, por mi sanción.Es por eso que me gustaría pedirles, si hay algún miembro de Valve que llega a leer esta carta, de la mejor manera, que por favor consideren reducirme la sanción o de ser posible darnos una fecha límite. Lamento mucho todos los problemas que les he causado, a ustedes y a toda la comunidad, y lo seguiré lamentando cada día de mi vida.

 

Con esta carta espero no sólo que conocidos y ajenos sepan realmente cuál era y es la realidad de los e-sports y las organizaciones en el Perú, sino que también cree consciencia y motive a quien también aspira a conseguir el máximo sueño de ser un pro-gamer realizado, porque todos somos soñadores. Se que con esta carta no van a desaparecer todos nuestros detractores y habrá mucho odio aún en los comentarios pero me gustaría que lo piensen dos veces antes de hacerlo.

 

Muchas gracias,

 

Bryan Freddy Machaca Siña

 

SmasH

 



Hoy: Erick cuenta con tu ayuda

Erick TRUJILLO LUCIANO necesita tu ayuda con esta petición «VALVE: desbanear a Freddy Smash». Súmate a Erick y 87 persona que han firmado hoy.