NO CAUSEN UN SUFRIMIENTO GRATUITO A LAS PERSONAS MAYORES

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


Mi madre está sufriendo de manera innecesaria por el cambio de la persona que la cuidaba, y nosotros, su familia, nos vemos impotentes ante una decisión que consideramos arbitraria y  desconsiderada para con las personas mayores.

Mi madre, una mujer de 88 años y  con un diagnóstico de Alzheimer, es usuaria del "Servicio a Domicilio" del Ayuntamiento de Albacete. Una auxiliar va a su casa todos los días, le prepara el desayuno y la asea, y realiza alguna tarea de limpieza, si el tiempo se lo permite. Mi madre me comenta a menudo: "Carina (esa auxiliar) es la que mejor sabe ducharme, que cariñosa es". 

Hace unos días me llamaron desde la empresa que gestiona ese servicio para el Ayuntamiento, VALORIZA, y me dijeron que a la auxiliar se le acababa el contrato y me enviarían a otra persona. Me dio un vuelco el corazón. Si a las personas mayores en general les cuesta adaptarse a los cambios, a mi madre con su enfermedad le supone un sufrimiento enorme. A mi pregunta de por qué se le acaba el contrato, si el trabajo sigue existiendo, tanto con mi madre como con el resto de personas que ella atiende: "Es la política de personal de la empresa VALORIZA",  me responden. 

Me pongo al habla con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Albacete, titular de ese servicio público y la respuesta: "Eso es cosa de la empresa, nosotros no podemos hacer nada".  O sea, que el bienestar de las personas mayores es secundario, aquí prima el interés de la empresa VALORIZA,  a la que el Ayuntamiento ha cedido este servicio.

Y aquí tenemos un ejemplo sangrante de la política de muchas de nuestras empresas. A las auxiliares, en su mayoría mujeres, se les ofrecen contratos temporales y precarios, y no porque se haya terminado el trabajo, sino porque a las empresas no les interesa que estas mujeres adquieran los derechos de un contrato indefinido. Otra vez, las mujeres víctimas de una relación laboral injusta. 

Y mas sangrante todavía, cuentan con la connivencia de las Administraciones Públicas, en este caso el Ayuntamiento de Albacete, que cede un servicio público sin ejercer ningún control sobre la calidad del mismo, ni sobre la condiciones laborales del personal que lo desarrolla.

Pedimos a la empresa VALORIZA que, en su política de personal, tenga en cuenta a las personas mayores para las que trabaja, muy sensibles a los cambios de sus cuidadoras, con las que entablan relaciones afectivas, normales y humanas.

Y al Ayuntamiento de Albacete, que no se desentienda de la manera como se llevan a cabo los servicios públicos que son de su competencia. 

Mi madre, mientras tanto, me sigue preguntando: "Nena, ¿cuándo vuelve Carina? ¿es que está mala todavía?" (no me he atrevido a decirle que Carina ya no va a volver)

 



Hoy: María cuenta con tu ayuda

María Sánchez Royo necesita tu ayuda con esta petición «VALORIZA Y AYUNTAMIENO DE ALBACETE: NO CAUSEN UN SUFRIMIENTO GRATUITO A LAS PERSONAS MAYORES». Unite a María y 623 personas que firmaron hoy.