Petición cerrada

Vía Ferrada Cala Molí STOP parcs d'aventures. Patrimoni Natural de la Costa Brava

Esta petición ha conseguido 188 firmas


Con el presente documento nos manifestamos absolutamente en contra de la Via ferrata instalada en la Cala del Molí por el Ayuntamiento de Sant Feliu de Guíxols por su mala gestión (no-gestión, debido a que nadie parece ser responsable más allà "del cableado").

Los firmantes somos vecinos permanentes y/o vacacionales de las calles Sicilia y Buenos Aires, también se suscriben otros particulares y asociaciones contrarios a la realización de esta actividad por alguno o algunos de los motivos que se desarrollan a continuación.

Estamos totalmente en contra:

A. Del uso INDEBIDO y ABUSIVO que se hace de la Cala del Molí, de Sant Feliu de Guíxols, y por tanto, del Espacio Natural y Público (propiedad de todos).

B.  De las GRAVES MOLESTIAS que la afluencia masiva y sin control de gente provoca a los vecinos de las urbanizaciones de la zona, DEGRADANDO la calidad de vida del vecindario.

C. Ponemos en duda la valoración y seguridad de la Via Ferrata de SFG en los términos en que se encuentra planteada, malas prácticas y omisión de resposabilidades.

 

A.

Desde hace unos años se ha multiplicado exponencialmente la cantidad de gente que acude a la Cala del Molí, atraída por el reclamo de la instalación de la primera y única Via ferrata de Europa que cuelga sobre el mar. La Cala y sus inmediaciones se han convertido en un lugar de masas sin ningún tipo de control. Especialmente sin ningún control de “aforo”, de cuanta gente puede acceder al lugar al unísono, resultando esto insostenible para la preservación de cualquier Espacio Natural de interés.

Se está degradado el entorno natural afectado por la Vía, con desgaste directo de las rocas y el suelo boscoso de acceso. Y estresando las aves que anidan a lo largo del recorrido de la instalación y entorno (especialmente el cormorán, ave catalogada en riesgo).

En el lugar de la Vía, y sus alrededores, se remarca en tres idiomas que “La responsabilidad del uso de las instalaciones recae en cada persona”, fórmula con la que los “responsables” de este negocio eluden cualquier responsabilidad, más allá del mantenimiento de clables, anclajes y carteles, y eso es inaceptable cuando se trata de una actividad en la que la parte importante de las “instalaciones” es el mismo Espacio Natural y público.

Con esta “responsabilidad de Nadie”, los beneficiarios únicamente tienen que preocuparse de atraer a la masa, y es Nadie quien se responsabiliza del uso del entorno de las instalaciones y de sus inmediaciones. El resultado es que la Punta del Molí (zona de inicio de la Vía), se ha convertido en un WC público, donde los escaladores orinan, defecan etc;… un vertedero de cleenex, tampones, compresas, plásticos y residuos en general que cualquier paseante del camino de ronda adjunto que se asoma ve, uele… y pisa.

Esta es la lamentable situación actual de un espacio catalogado como “Zona incluída en el Plan de Interés Natural de Catalunya” por la Generalitat de Catalunya/Departament de Medi Ambient. ¿Cómo es posible que un lugar tan especial y singular como este esté siendo utilizado como parque de aventuras en detrimento del patrimonio colectivo?

Denunciamos que el Ayuntamiento de Sant Feliu de Guíxols está promoviendo esta actividad formada por un turismo en su gran parte irresponsable e incívico, un turismo en minúsculas que no respeta el entorno, mientras otros Ayuntamientos como los de Tossa de Mar, Palamós, Pals o Bagur trabajan para que se declare a La Costa Brava Patrimonio Mundial de la UNESCO (!).

 

B.

La zona urbanizada que da acceso a la Via ferrata (calles Sicilia y Buenos Aires) sufre directamente las consecuencias de esta masificación desde hace unos años, con presencia de riadas de vehículos: autobuses, autocaravanas (que incluso pernoctan más de un día), furgonetas de operadores, coches… La circulación es continua los días festivos, fines de semana y todos los días desde junio hasta septiembre siendo imposible hacer un uso normal de la calle por parte de los vecinos. Vehículos que bloquean puertas de parkings privados, que  estacionan a ambos lados de la calzada provocando serios atascos porque no permiten la circulación en ambos sentidos de la marcha (siendo particularmente peligroso en el caso que tenga que acceder un vehículo de emergencia). Esto sucede especialmente en la calle Sicilia, via de menos de 100 metros sin salida, donde los usuarios escaladores utilizan los parkings (privados) de los vecinos para dar la vuelta rompiendo y levantando las baldosas del suelo que estos vecinos han de reparar de sus propios bolsillos. ¿A quién le corresponde hacer frente a estos daños a terceros?

La urbanización es utilizada como si fuera un parking de unas pistas de esquí. Las aceras son el vestuario donde la gente vuelca sus equipos, se cambia (algunos con música a todo volúmen), comen en grupos sentados en el suelo y sobre muros del vecindario, tiran los residuos por el suelo, el acantilado y el Mirador de Las Triadoras, e incluso en la puerta de algún vecino.

El final de la calle Sicilia se utiliza como WC público y basurero, teniendo que soportar sus vecinos el hedor desde sus casas.

El descontrol y la insuficiente vigilancia policial para esta actividad es aprovechada para la comisión de robos en el interior de los vehículos rompiendo sus cristales (de escaladores y vecinos) y Nadie, parece de nuevo, ser el responsable de retirarlos.

 

C.

(I)

La Vía ferrata se presenta como vía de Nivel 1. Según la empresa “Parc Aventura” (publicitada en la misma ferrata), se trata de una “Actividad apta para adultos y niños, aventureros experimentados o no iniciados”. Con un segundo tramo, de Nivel 2, eludible antes de su inicio.

Una Via ferrata cuyo inicio está en la parte más alta de un acantilado (unos 30 metros de altura mínimo) con caída directa a las rocas/ mar y un suelo absolutamente resbaladizo… ¿es una Vía apta para iniciarse, iniciados o para niños? Desde luego, no parece lógico cuando el margen de error es cero (!). Por otro lado su realización nocturna (ya que es 24h de libre acceso) no se correspondería con un nivel de dificultad 1 o 2, sino más bien nivel experto, y eso no está expresamente indicado; lo único que se desaconseja es su realización en caso de tormenta eléctrica o fuerte viento.

Se añade que, a diferencia del resto de vías ferratas, en ésta particularmente, los anclajes carecen de dibujo en relieve, son totalmente LISOS = totalmente RESBALADIZOS para pies y manos. Todas las vías usan anclajes con ‘grip’ (relieve), que proporcionan adherencia, así mucha mayor seguridad en las maniobras y mucha menos fatiga al practicante.

Por todo ello, la relación entre la valoración del nivel (publicitado en la Via) y su peligrosidad real, debido a su ubicación y anclajes, no es la adecuada, poniendo en riesgo la seguridad global en una instalación tan accesible: no debería sólo valorarse el circuito por el esfuezo físico a realizar según la distancia del recorrido y sus desniveles.

 

(II)

El acceso nocturno a la Vía ferrata es totalmente libre. Sin embargo, la instalación adolece de un sistema seguro que indique, desde el primer momento y sin ningún género de dudas, dónde engancharse a la línea de vida (cable). Un cartel que indica el incio del recorrido no es suficiente ya que EL CABLE NO SE VE DE NOCHE, dado que éste no dispone de ningún tipo de iluminación, pintura reflectante…, NADA.

La víctima mortal del 29 de diciembre de 2015 y su acompañante SE PASARON DE LARGO este primer tramo de seguridad, lo estaban buscando y no lo vieron, se adentraron en el circuito sin tener claro el inicio dónde engancharse y para entonces ya estaban en zona altamente peligrosa… la mujer resbaló y se mató cayendo sobre las rocas del mar. ¿“La responsabilidad del uso de las instalaciones (sigue recayendo) en cada persona”?… ES MUY DUDOSO (GRAVE).

Muchos escaladores de Vías ferratas mantienen que no deberían hacerse de noche. A pesar de ello, la Vía ferrata de Sant Feliu de Guíxols es recorrida frecuentemente sin luz diurna.

Esta Vía ferrata está dentro de una población, adjunta a una urbanización y compartiendo espacio con un camino de ronda litoral. Su fácil accesibilidad debería bastar para que hubiera regulación y control por parte del Ayuntamiento, pero no es así, la responsabilidad sigue siendo a título INDIVIDUAL.

 

(III)

Sant Feliu de Guíxols presume de tener la única Vía ferrata de Europa que cuelga sobre el mar… El 29 de diciembre de 2015, los servicios de salvamento marítimo, procedentes de Palamós, tardaron más de dos horas en llegar a la zona del siniestro. No hubo ni una sola embarcación que saliera desde el Puerto de Sant Feliu, y ello a pesar de estar a menos de 10 minutos de la Cala del Molí. Y uno se pregunta ¿y si la escaladora hubiera estado con vida? ¿Es de recibo que se tarde más de dos horas en acceder al lugar de socorro por mar?

Si es Palamós quien reúne las condiciones… ¿no debería entonces instalarse la ferrata allí? Parece lógico que una instalación de estas características con el volumen de circulación que tiene (35.000 visitantes al año, y más que proyecta tener duplicando o triplicando el número) no puede depender de otra población para estás situaciones de emergencia, en que la vida humana está en juego.

 

EN CONCLUSIÓN

Los firmantes del presente documento entendemos que el perjuicio colectivo que está generando esta actividad organizada por unos pocos en la Cala del Molí es muy superior a los beneficios que pueda reportar este perfil de turismo al que se está atrayendo con la misma, que en términos generales, demuestra ser incívico y muy poco respetuoso con el entorno.

Por otro lado, el hecho de que el Ayuntamiento de Sant Feliu de Guíxols, a lo largo de estos años, no haya puesto en marcha ningún tipo de medidas de control para esta actividad en concreto, respecto a las afluencias, vigilancia en la zona, servicios de higiene/ limpieza y seguridad para masas, hace que usuarios, vecinos permanentes y/o vacacionales, directos e indirectos y personas sensibles a la degradación que todo esto supone, se encuentren en una situación de indefensión, que no podemos por menos que denunciar y difundir al máximo.

Ayúdenos con su firma!
Ayúdenos compartiendo esta denuncia!

Consultar fotos Vía Ferrata en Facebook (clicar) >>

.



Hoy: Carlos cuenta con tu ayuda

Carlos Alvarez-Cros necesita tu ayuda con esta petición «Vía Ferrada Cala Molí. STOP Parc Aventura. Patrimoni Natural Costa Brava». Únete a Carlos y 187 personas que ya han firmado.