Ayudemos a salvar la esgrima universitaria en Costa Rica

Ayudemos a salvar la esgrima universitaria en Costa Rica

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!
Al lograr la meta de 1,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.
Bradley Johnston lanzó esta petición dirigida para Universidad de Costa Rica

Estimadas y estimados amigos del deporte y de la esgrima costarricense:

Como integrante del Equipo de Esgrima de la Universidad de Costa Rica, me dirijo a ustedes para solicitarles el apoyo para poder rescatar a nuestra institución de su cierre definitivo. El Club de Esgrima UCR cuenta con 31 años de historia en el que hemos representado a nuestra alma mater tanto en competencias nacionales como internacionales. Aún así, en diciembre del 2018 la Asociación Deportiva Universitaria (ADU), liderada por MBA Gerardo Corrales (director de la Unidad de Programas Deportivos Recreativos y Artísticos), decidió cerrar el club de forma unilateral, sin anteriormente haber una mediación para la solución de conflictos entre las autoridades administrativas universitarias, el entrenador del club y los atletas. Esta iniciativa enumera las principales razones por las cuales creemos que es justo que se nos permita una audiencia a los miembros del equipo para lograr la reapertura del Club de Esgrima de la UCR.  

1.       No se escuchó a todas las partes interesadas de forma previa a la toma de decisión de causar el cierre del club. Las autoridades superiores a la Unidad de Programas Deportivos Recreativos y Artísticos (UPDRA) y a la ADU, que son la Oficina de Bienestar y Salud (OBS) y la Vicerrectoría de Vida Estudiantil (ViVE) no brindaron la oportunidad para presentar nuestro caso personalmente. A pesar de que solicitamos reuniones con la Dra. Sedalí Solís y M.Sc. Ruth De la Asunción Romero, solo recibimos una notificación por escrito en donde secundaban la decisión de la ADU y sin tener derecho a la respuesta sobre la información incompleta y criterios técnicos erróneos sobre los cuales se tomaron decisiones. Esto es muy importante debido a que la ADU es un órgano en el cual no hay representación estudiantil y las personas que toman estas decisiones son subalternas del señor Gerardo Corrales. Sumado a esto, el acta de la Sesión Ordinaria de la Junta Directiva de la ADU presenta información incompleta, debido a que no muestra el resultado de la votación que dio lugar al cierre del club. Estas circunstancias violentan el debido proceso desde el inicio de la notificación del cierre del club según lo establece nuestro propio Estatuto Orgánico de la Universidad de Costa Rica.

 

ARTÍCULO 218 bis. - Las autoridades universitarias, en los casos en los que la normativa lo permita, deberán proponer la resolución alterna de conflictos –mediación, conciliación y arbitraje–,como una forma de resolver las controversias. Las partes podrán solicitar la resolución alterna para dirimir los conflictos, cuando así lo deseen.

 

2.       La ADU, OBS y la ViVE incurren en una falta al principio de intangibilidad de los actos propios de la administración pública, al tomar acciones de cierre de equipos como el de esgrima. El oficio VVE-519-2004, producto del acuerdo del Consejo de Rectoría, ordena el restablecimiento del Club de Esgrima de la UCR. Esto se da después del primer intento histórico de parte del señor Corrales para cerrarle las puertas a la esgrima en nuestra alma mater. Ese mismo año, el Dr. Gabriel Macaya Trejos, ex rector de nuestra universidad, se pronunció sobre la importancia que tiene el papel de la UCR para mantener espacios para el desarrollo de estilos de vida saludables para la población universitaria y de la importancia de mantener estos espacios para los deportes como la esgrima.

 

3.       Esperamos que la lucha que damos los esgrimistas, por mantener vivo el club que ha permanecido activo y creciendo por 3 décadas, sirva para que las máximas autoridades administrativas de la UCR se enteren de las medidas restrictivas a la participación deportiva para la población universitaria. Entre 2016 y 2018, la gestión del señor Corrales ha provocado el cierre de los equipos de porrismo, judo, esgrima y balonmano, además de las limitaciones para el uso del campo de tiro para la práctica de arquería. Todos estos cierres se dieron a puerta cerrada, al interior de la ADU, y sin representación estudiantil.

 

4.       Las afectaciones producidas por el cierre del equipo de esgrima universitario tienen además externalidades que afectan las becas para deportistas y espacios para la práctica del deporte en nuestra comunidad. Los integrantes del club de esgrima perdieron su beca, al igual que los otros deportes cerrados en años anteriores. Adicionalmente, se afecta a la comunidad porque la ADU también decidió cerrar la Liga Infantil de Esgrima que era un espacio donde participaban aproximadamente 30 menores de edad.

 

5.       La esgrima no solo debería de mantenerse en la sede Rodrigo Facio, nuestro deber es ampliar su alcance a la población estudiantil en sedes regionales y a personas con discapacidad mediante la esgrima en silla de ruedas.

 

6.       La Universidad de Costa Rica ha sido el semillero para los principales logros históricos de la esgrima nacional y sus atletas han logrado obtener medallas en las etapas del ciclo olímpico con notables participaciones en los Juegos Centroamericanos San José 2013 y Managua 2017. Los esgrimistas celestes también han tenido notables participaciones en los máximos eventos del deporte universitario, en las Universiadas Bangkok (2007), Taipei (2017) y Nápoles (2019). El desarrollo de la esgrima femenina en Costa Rica y sus resultados panamericanos recientes son buen augurio para que nuestro país presente un equipo competitivo para disputar los primeros lugares en la futura edición en Chengdu (2021). 

 

7.       Los recientes movimientos colectivos ciudadanos han demostrado la gran capacidad de lograr cambios positivos para las comunidades que se ven afectadas por decisiones administrativas y opresiones sistémicas. En esta ocasión nos unimos en un acto colectivo de participación ciudadana y universitaria que busca que se respete el legado de más de 30 años al deporte universitario del país y el espacio seguro para el desarrollo de futuros atletas integrales y críticos sobre los asuntos deportivos y sociales que afrenta el país.  Esperamos que esto sirva de ejemplo para promover el respeto a los derechos de los deportistas y de los estudiantes universitarios en nuestra universidad y en todo el país.

Respetuosamente, a nombre de mis compañeros y compañeras de equipo, solicito que se nos permita la oportunidad de sentarnos a hablar para poder buscar una solución al cierre del Club de Esgrima de la UCR. Esta solicitud es justa e inspirada en el gran valor que ha traído la práctica del deporte universitario para mí y para el resto del equipo.

Tenemos gran fe en la institucionalidad universitaria para revertir las decisiones tomadas unilateralmente por funcionarios que quieren reducir la oferta de equipos deportivos. Sabemos que las próximas generaciones de estudiantes se están viendo afectadas sin la posibilidad de practicar este deporte. Mantener la esgrima viva en la UCR es el legado mínimo que debemos de dejarles como forma de pagar la gran deuda que tenemos como estudiantes que tuvimos el privilegio de recibir una educación universitaria en la UCR.

Atentamente,

 

Bradley Johnston

Seleccionado Nacional de Esgrima

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!
Al lograr la meta de 1,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.