No separen a estos hermanos

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 200!


Melani y Jonny son niños de 10 y 5 años que han sufrido lo inenarrable. Son hijos fruto de la violación de un padre hacia su hija, sí, su existencia es fruto del incesto. Los pequeños no conocen hogar sin violencia, sin rechazo y su integridad está constantemente en peligro.

Dos años atrás su padre se suicidó frente a ellos, su madre se unió a un hombre que quiso violar a Melani y que golpeaba constantemente a los niños. La nena logró escapar el día que aquel hombre trató de abusar de ella, unos vecinos del sector la rescataron y llevaron a los niños a la policía. Hace 8 meses la madre fue declara mentalmente incapaz de criar a sus hijos y los niños fueron enviados donde una abuela alcohólica que quiso ofrecer a Melani como trabajadora sexual. Los niños vivieron los últimos ocho meses con unos parientes lejanos, dos ancianos que los acogieron, pero que ya no puedieron mantener más a los niños. 

El día miércoles 12 de julio de 2017, los niños fueren enviados a dos casas hogar distintas: la casa de acogida Mercedes de Jesús en Sangolquí y una casa de acogida en Conocoto. Los hermanos han sido separados. FUNEMI ONG (Fundación para Erradicar el Maltrato Infantil) está trabajando y abogando ante la Unidad Judicial de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia para que no los separen. Los hermanos solo se tienen el uno al otro, no tienen familia a quién acudir y nadie que se preocupe por ellos.

Las instituciones gubernamentales que deben velar por la seguridad de los pequeños, ahora los separan y necesitamos alzar la voz, para mantenerlos juntos. Los pequeños piden que no los alejen.

Por favor ayuden a que esta petición llegue a la Unidad Judicial de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia.



Hoy: FUNEMI cuenta con tu ayuda

FUNEMI necesita tu ayuda con esta petición «Unidad judicial de familia mujer niñez y adolescencia: No separen a estos hermanos». Súmate a FUNEMI y 142 persona que han firmado hoy.