Renuncia Marco Domínguez por pagos atrasados e incompletos a profesor@s asignatura UNAM

Renuncia Marco Domínguez por pagos atrasados e incompletos a profesor@s asignatura UNAM

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!
Al lograr la meta de 5,000 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.
Profesores Asignatura, ayudantes y estudiantes UNAM lanzó esta petición dirigida para ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR (PRESIDENTE DE MEXICO) y

Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, Rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, Cámara de diputados, Senado de la República, Auditoría Superior de la Federación, David Rogelio Colmenares Páramo, Secretería del Trabajo, ‎Luisa María Alcalde Luján, Unidad de inteligencia financiera, Santiago Nieto Castillo

PRESENTES

Desde hace años la Universidad Nacional Autónoma de México ha actuado en contra de los derechos laborales de miles de profesoras y profesores de asignatura y ayudantes a través de su Dirección General de Personal y en contubernio con el "Sindicato" de las AAPAUNAM, reteniendo sin justificación, por ejemplo, prestaciones de ley a compañeras y compañeros de nuevo ingreso o reingreso. Sabemos que la Ley Federal del trabajo establece que el patrón debe pagar en tiempo y forma, es decir, cada quincena, en contraste la UNAM paga de 4 a 6 meses después (e incluso casi un año más tarde debido a la situación de la pandemia). Por si fuera poco cuando paga, lo hace incompleto, quedándose aproximadamente la mitad del salario del docente. Desde hace cerca de diez años Marco Antonio Domínguez Méndez se ha desempeñado como director de la DGP (https://photos.app.goo.gl/9yP88w2G58f6wD2B9) y desde entonces es directamente responsable de que la UNAM viole flagrantemente los derechos laborales de miles de sus académicos.

Es curioso que el rector, las o los directores y varias de las y los profesores de tiempo completo que pertenecen a los consejos técnicos no hayan denunciado el cacicazgo en la UNAM del director de la Dirección General de Personal Marco Antonio. Mientras las autoridades universitarias han actuado en contubernio y han preferido guardar silencio, el presidente se ha manifestado en contra de los caciques que tienen secuestradas a varias universidades públicas https://fb.watch/6bm6MkNFqt/

El contubernio mencionado anteriormente que existe entre el Sindicato de las AAPAUNAM y la Dirección General de Personal hace referencia al hecho de que desde hace más de treinta años (desde 1991), Marco Antonio Domínguez participa en revisiones salariales y contractuales del personal académico y administrativo de la universidad; negociaciones salariales periódicas en las cuales de forma unilateral se acuerdan incrementos salariales irrisorios y apenas por encima de la inflación, situación que al irse acumulando al pasar de los años ha derivado en una pérdida de poder adquisitivo acumulada de más del 70% desde aproximadamente hace 40 años (https://contralinea.com.mx/vergonzosos-salarios-de-profesores-en-la-unam/) También cuando hacen acuerdos en detrimento de la situación laboral del personal académico de la UNAM; particularmente lo relacionado al desarrollo profesional del docente de asignatura, que dicho sea de paso, representa el 75% del total de sus docentes. 


Dicho personaje también es impresentable por encubrir hechos y situaciones donde personal a su cargo ha estado inmiscuido en hechos lamentables y repudiables, como el feminicidio de la alumna Lesvy Berlin Osorio (https://www.laquearde.org/2017/07/15/feminicida-jorge/, http://chng.it/pvjYdxzHr7) quien en el año 2017 fue asesinada en una caseta telefónica ubicada a unos pasos del Instituto de Ingeniería al interior de la Universidad en condiciones poco esclarecidas. El autor material de tal feminicidio es el hijo del ex-chófer personal de Marco Antonio, y tal chófer también fue despedido únicamente para evitar que Marco Antonio fuera ligado con tal caso de feminicidio y tratar de mantener su imagen personal intacta. A este caso le podemos agregar el de una compañera trabajadora de Ingeniería que fue víctima de hostigamientos y despedida de forma injustificada. Este último caso está relacionado al proceso con el susodicho pues encubrió de nuevo a los transgresores.


Por estas razones demandamos que la UNAM y el gobierno federal intervengan en la destitución del cargo del director de la DGP Marco Antonio Domínguez Méndez. Ya que consideramos que la autonomía universitaria no puede servir de escudo para un mal manejo administrativo ni para mantener a esta clase de personas y sus grupos turbios de poder controlando la universidad.  Así mismo exigimos que se garantice que la próxima  persona que tome ese cargo, sea alguien que demuestre tener la capacidad para asumirlo, es decir, que sea alguien con pericia en la materia para que de esta manera se tenga una relación de respeto a los derechos laborales con los trabajadores y de esta manera comenzar la transformación verdadera hacia una mejor estructura, más adecuada en el manejo, más justa y con una dirección pertinente del personal.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!
Al lograr la meta de 5,000 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.