POR UNA CONSULTA ALTERNATIVA - EN SOLO CUATRO PUNTOS -

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


(Dirigido a todos y todas los que buscamos mejorar nuestro espacio de convivencia sin distinción de origen, residencia o nacionalidad -legal o identitaria-)

Existe un grupo de gente… Un enorme grupo de gente… tanto dentro de Cataluña como fuera de ella, que no nos planteamos la pregunta de si independencia sí o independencia no como una prioridad esencial ni tampoco como una cuestión con respuestas únicamente duales.

Más allá de nuestro posicionamiento individual interno respecto de esta cuestión, nuestra prioridad es la convivencia y las soluciones a los problemas y a los retos que esa convivencia plantea.

La convivencia en las familias, en la calle, en el trabajo, en los grupos de amigos, etc. 

Una convivencia que nos está siendo robada, usurpada por otros grupos cuya prioridad, desde luego, no parece que sea la de asegurar una convivencia pacífica para la ciudadanía.

Nunca en Cataluña como hasta ahora, las personas habíamos empezado a evitar ciertos temas por “polémicos”, nunca como hasta ahora los amigos y las familias habían recurrido a la censura para “tener la fiesta en paz”. Son indicios en tendencia creciente de una ruptura que se encuentra en vertiginosa, aunque silenciosa, espiral.

Con sus estrategias de choque frontal, esos otros grupos, tanto en un lado como en el otro, nos han dejado sin voz y sin alternativas a esta ciudadanía silenciosa mayoritaria. Son grupos que amenazan con perjudicar aún más esta nuestra convivencia sin ofrecer ningún tipo de concesión a discursos alternativos que no sean los suyos.

Asimismo, existe un clamor unánime - aunque soterrado - en forma de sospecha fundada, de que estos grupos no están actuando puramente por la defensa de sus ideales sino que lo están haciendo por afianzar su propio poder político.

Sus estrategias de confrontación, su discurso limitado al dualismo y el continuo camino de escalamiento por el que avanzan no nos representa.

Su incapacidad de escucha y de falta de apertura y creatividad en modo alguno nos representa.

Se trata de un auténtico secuestro a la pluralidad y diversidad de las voces. Se nos busca imponer el blanco o el negro como si en la escala de grises o bien en los colores alternativos no hubiera discurso o espacio ético posible.

Es inaceptable la imposición de los independentistas y sus estrategias de unilateralidad sin ningún tipo de consideración a las consecuencias de dicha unilateralidad como también es inaceptable el inmovilismo, la incapacidad de escucha y la falta de propuestas por parte de los contrarios a la independencia. En la formulación del problema como Independencia Sí o Independencia No no van a encontrarse soluciones a la convivencia pacífica que la mayoría anhela.

El grupo de los ciudadanía por la convivencia y por la consulta alternativa exige que se atienda su voz y que se ahonde en las causas de la situación actual y cómo darles solución en forma creativa y valiente;

Y para ello demandamos que se realice una consulta amplia, sin distinción de nacionalidades, ni de apropiación de las propuestas por ningún partido político, para que se consulte sobre los siguientes puntos:

1)    ¿Queremos mayor distribución y acercamiento del poder a la ciudadanía?

Los ciudadanía defensores de la Convivencia queremos que se aprueben mecanismos de distribución (que no superposición o multiplicación) del poder desde el centro hacia la periferia. Que se desplacen agencias de gobierno o/y ministerios desde el centro hacia Andalucía, Galicia, País Vasco, Valencia, etcétera, y por supuesto, Cataluña. Con ello el poder se acerca al Pueblo y el beneficio que supone para el ciudadano al poder queda justamente redistribuido entre toda la ciudadanía por igual.

2)    ¿Queremos mayor reconocimiento de las identidades coexistentes a la identidad Española?

La ciudadanía defensora de la convivencia, queremos mayor reconocimiento de nuestra identidad y de las identidades de otros en quienes pueden coexistir diversas afinidades a la vez. 

Una gestión de las identidades que no se vea catalogada como identidad de primera o de segunda clase, es decir como una identidad del pueblo dominante sobre la identidad del pueblo dominado. Y para ello queremos que la lengua Vasca, la Lengua Gallega y la Lengua Catalana puedan ser vehículos de expresión tanto en el Parlamento como en el Senado.

3)    ¿Queremos mayor transparencia y confianza de la información sobre nuestros recursos?

La ciudadanía defensora de la convivencia hemos perdido la confianza en las informaciones sesgadas que uno y otro lado, en beneficio de sus propias posturas, realiza sobre los trasvases financieros de nuestros recursos que existen entre  las haciendas regionales y centrales, y viceversa. Es una oscuridad y una falta de fiabilidad  informativa que va en detrimento de la posibilidad de abrir debates productivos sobre temas de común interés en esta materia.

En consecuencia, la ciudadanía defensora de la convivencia desea que la verificación e interpretación de esos números sea encargada de común acuerdo a una institución Europea neutral que arroje transparencia e información veraz sobre dichos datos.

4)    ¿Queremos más y mejor democracia?

La Ciudadanía defensora de la convivencia y por una consulta alternativa queremos más y mejores libertades.

Para ello queremos que se consulte a la ciudadanía sobre su deseo de disponer del derecho a la emancipación y sobre cuáles deberían ser sus condiciones; ¿queremos que haya un quorum mínimo? ¿queremos que se requiera o no una mayoría cualificada? y si es así ¿Cuál debería ser esta?

En definitiva queremos ser consultados sobre si deseamos una versión mejorada (o no) del derecho que gozaron y ejercieron los Escoceses, pero no sólo para los Catalanes sino para todos aquellos que deseen ejercer ese derecho dentro del territorio que rige la Constitución Española.

Esta es nuestra voz y estas son nuestras soluciones. Deseamos firmemente ser consultados sobre ellas.



Hoy: Ciudadanía por la convivencia pacífica y por una consulta alternativa cuenta con tu ayuda

Ciudadanía por la convivencia pacífica y por una consulta alternativa necesita tu ayuda con esta petición «UNA CONSULTA ALTERNATIVA (A LA CONSULTA POR LA INDEPENDENCIA) EN SOLO 4 PUNTOS». Únete a Ciudadanía por la convivencia pacífica y por una consulta alternativa y 46 personas que ya han firmado.