Petición cerrada
Dirigida a Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de Cádiz

Un monitor para mi hijo con necesidades especiales

Tete es nuestro hijo de seis años, un niño aparentemente normal hasta que cumplió un año y empezamos a notar que no se desarrollaba como el resto de los niños.

Se frenó su desarrollo del lenguaje y empezó a tener comportamientos muy parecidos a niños con hiperactividad. Durante años no han sabido darnos un diagnóstico claro, dejándolo en trastorno generalizado del desarrollo. Una forma de decir: "no tenemos ni idea de cuál es el trastorno de su hijo".

Cuando debía comenzar su etapa escolar, pasó por el Equipo de Orientación Educativa Especializado de Cádiz, una visita que dejó bastante que desear y sin tiempo material para poder valorar a nuestro hijo.

Por esa época asistió durante unos meses a una asociación para que trataran su falta de atención, aunque no pudimos mantenerlo mucho tiempo por motivos económicos. La orientadora que "valoró" a nuestro hijo dijo en dicha reunión que iba a solicitar un monitor porque lo iba a necesitar en el cole. Ese monitor jamas apareció. Después de tres años ,nos dicen que esa señora orientadora no lo solicitó

Al pasar a primaria es cuando empiezan los problemas graves. Nos hemos ido dando cuenta de que en infantil nuestro hijo aprendió únicamente lo que se le enseñó en casa, ya que siempre hemos sabido siempre que necesitaba más ayuda que otros niños, y por eso en casa nos hemos implicado.

Sin embargo, durante el verano de 2014 nació su hermano y no pudimos adelantarle el trabajo a la maestra. ¿Cuál fue el resultado? El niño no aprendió nada durante ese año. Esa señora no hizo absolutamente nada por nuestro hijo, o al menos, es lo que parece.

Cuando nos citan para una nueva reunión con el orientador del colegio para ver qué vamos a hacer con el niño en primaria, nos habla de pasarlo a un aula específica, explicándonos qué era una aula específica, qué tipo de niños había allí y que sería lo que el haría. Aceptamos pensando que sería lo mejor para nuestro hijo. Craso error. Casi todo lo que este señor contó es mentira, cosa de la que al enterarnos hizo que nos negáramos. Ahí empiezan los problemas y las "amenazas".

Nuestro hijo, a día de hoy, sigue en su colegio, del que su psiquiatra recomienda no moverlo, ya que está con el mismo grupo de niños desde que entró y ellos lo aceptan y lo cuidan.

El profesor que les asignan es un chico nuevo, que se encuentra con un niño con el que no puede, ni sabe lidiar, ya que no tiene experiencia. Un niño, además, corpulento, con muchísima fuerza. Y que en estos momentos está pasando una época difícil, con muchísima inquietud y una falta total de atención. Y esto es consecuencia del cambio a primaria.

El colegio intenta con esta maniobra poner a los padres de sus compañeros en nuestra contra, ya que saben que la mayoría nos apoya en nuestra idea de que Tete siga con su clase.

Todos sabemos que con el niño correteando por la clase no es fácil que los demás se concentren, cosa que nosotros, como padres, entendemos y agradecemos la paciencia del resto de padres.

Lo que realmente nos preocupa es, ¿que será de nuestro hijo si se siguen negando a enviar un monitor y lo cambian al otro colegio? ¿Cuánto tiempo necesitaremos para "recuperarlo"? ¿Podremos "recuperarlo"?

No hemos negado nunca que el niño tenga un problema. Lo que no estamos dispuesto a aceptar es que con la excusa de que "no hay dinero" echen a perder su educación y, por ende, su vida.

Necesitamos un monitor para nuestro hijo, para que siga aprendiendo y desarrollándose, aunque no vaya a la misma velocidad que sus compañeros >> Según los profesionales que lo tratan y lo han tratado es un niño inteligente que sólo necesita centrarse y que lo ayuden.

¿Le vamos a negar eso a un niño?

Por eso, para que Tete pueda aprender, tener la educación que todo niño merece y seguir con su clase como hasta ahora os pedimos que nos ayudéis con una firma >>

No se tarda nada y quizás, consigamos, no sólo un monitor para Tete, sino para todos los niños que lo necesitan y a los que se les niega por falta de recursos.

Muchísimas gracias a todos.

Esta petición fue entregada a:
  • Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de Cádiz


    Isabel Guerra ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 8.561 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




    Hoy: Isabel cuenta con tu ayuda

    Isabel Guerra necesita tu ayuda con esta petición «Un monitor para mi hijo con necesidades especiales». Únete a Isabel y 8.560 personas que ya han firmado.