Petition Closed

El principal impulsor de la polémica ley anti gay que el parlamento ugandés decidió no debatir finalmente el año pasado, por el revuelo que provocó en Occidente, vuelve a la carga con su intención cambiando la pena de muerte para ciertos actos homosexuales por la cadena perpetua. Una rebaja que supone, no obstante, endurecer las penas actuales. Porque la ley ya contempla castigos para los gays.
Tambien de interés

Uganda
Google Map de la zona
Términos de uso
Mapa

El proyecto de ley contra la homosexualidad fue archivado en 2011, después de una protesta internacional. El pasado martes, su creador, David Bahati, daba saltos de alegría mientras aplaudía para celebrar que el congreso se plantee de nuevo su estudio.

Todavía aumenta la pena a prisión perpetua por delitos homosexuales.

Los actos homosexuales son ya ilegales en Uganda, una sociedad mayoritariamente conservadora, en el que muchos condenan cualquier acto de intimidad entre personas del mismo sexo. El proyecto que Bahati quiere llevar a estudio supone endurecer las penas hasta la cadena perpetua, aunque es una rebaja frente a sus pretensiones iniciales: la pena de muerte. Ese sería el castigo para las personas declaradas culpables de "homosexualidad agravada”, definido así en los casos en los que haya un menor implicado, un seropositivo, una persona con discapacidad o un delincuente. Pero quien no informe a las autoridades de alguna persona sabiendo que es homosexual, también pueden acabar en un tribunal.

Un comité parlamentario recomienda ahora revisar el proyecto de ley, después de que la legislación original fuera condenada por los líderes occidentales, incluyendo a Barack Obama, quien la describió como "odiosa", y amenazó con cortar la ayuda a Uganda.

Cabe mencionar que el diputado lidera el comité del partido gobernante en el parlamento, por lo que el proyecto de ley nunca se hubiera presentado sin el apoyo del Ejecutivo. Aunque fue presentado en 2009 por primera vez, nunca ha llegado a debatirse en la Cámara.

En los últimos años, en Uganda han surgido también algunos grupos de defensa de los derechos de los homosexuales. En enero de 2011, el activista David Kato fue asesinado en lo que algunos dijeron que era un crimen de odio - aunque la versión de la policía quiso ligarlo a un robo.

En su funeral, el sacerdote condenó a los gays.

Letter to
Uganda resucita el proyecto de ley 'anti gay'
Para que no se apruebe la ley "anti-gay" en Uganda