Descuento Matrícula Universidad El Bosque 2020-2, por la Pandemia global COVID-19

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Señores Universidad El Bosque

Claustro, Consejo Directivo, Rectora, Consejo Académico, Consejo Administrativo, Vicerrectores, Secretario General, Directores de División,  Decanos, Consejo de Facultad,  Secretarios Académicos, Directores de Área, Departamento, Carreras o Institutos , Docentes: 

Deseamos que se encuentren bien de salud, en compañía de sus familiares;

Sin ánimo de generar conflicto y en busca de mejoras continuas tanto por parte de ustedes como de  nosotros, queremos ser escuchados así mismo como conocer su punto de vista, ya que actualmente enfrentamos una época de cambio que no era esperada por nadie en la faz de la tierra, es un hecho importante para la humanidad, puesto que cambia todos los esquemas construidos a través de estos siglos  pero así mismo es un momento para construir y proyectar futuros métodos  que de seguro traerá consigo un beneficio para todos. 

En ejercicio de nuestro derecho constitucional contemplado en la constitución política de Colombia Artículo 23. Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades por motivos de interés general o particular y a obtener pronta resolución. El legislador podrá reglamentar su ejercicio ante organizaciones privadas para garantizar los derechos fundamentales. 

Que la Ley 30 de 1992 (Diciembre 28) por la cual se organiza el servicio público de la Educación Superior, acogida a esta  la Universidad El Bosque institución de educación superior, de utilidad común sin ánimo de lucro, con personería jurídica otorgada por el Ministerio de Educación Nacional mediante Resolución No. 11153 del 4 de agosto de  1978 y reconocimiento institucional como universidad mediante Resolución No. 327 del 5 de febrero de 1997, expedida por el mismo Ministerio. Con fundamento en el Reglamento Estudiantil Acuerdo  No. 7639 2003 Que de conformidad con lo establecido en el Estatuto General aprobado por la Resolución No. 764 del 13 de Abril de 1999, del Ministerio de Educación Nacional, corresponde al Consejo Directivo, expedir el Reglamento Estudiantil. 


Solicitamos a ustedes reducir en un 40% el costo de la matrícula del próximo semestre 2020-2 en razón a la pandemia global causada por el virus  COVID-19 que dio lugar al aislamiento preventivo de 30 días desde el 24 de marzo en el país, decretada por el gobierno nacional mediante Decreto 457 de  marzo de 2020, por el cual se imparten instrucciones para el cumplimiento del Aislamiento Preventivo Obligatorio  en todo el territorio colombiano y que implicó desde el 16 de marzo no se pudiera continuar con el semestre de manera presencial lo que conlleva  a:


1. El no acceso de las instalaciones de la universidad como salones, biblioteca, laboratorios, escenarios deportivos, auditorios y todos los servicios de la infraestructura, además de su mantenimiento.


2. El uso del campus Chía y los transportes de buses y tren a los que no estamos accediendo.


3.El no uso de servicios públicos: agua y saneamiento básico, energía eléctrica, internet, además de tener en cuenta que si bien la universidad ha dispuesto de una plataforma digital para acceder a las clases, cada estudiante de manera individual asume el costo de la conexión de internet y energía eléctrica usado para el desarrollo de las clases.


4. El inicio de clases virtuales, reconociendo que a muchas personas se les dificulta el acceso a las mismas, siendo que no cuentan con una buena conexión a internet, por lo tanto, ha disminuido la calidad de la educación recibida.


5.Muchas de las clases sean impartidas mediante plataformas que presentan problemas lo cual no permite que como estudiantes podamos tener una comunicación efectiva con los docentes y queden dudas de diferentes temas sin resolver, en consecuencia, se dificulta el aprendizaje lo cual se refleja en el rendimiento académico.


6. Uso de plataformas como Google Hangouts o Collaborate para la realización de las clases virtuales, en el caso de Hangouts, o Collaborate, ya integradas al Campus Virtual de la Universidad, desde antes de la impartición de clases virtuales obligatorias, las cuales ya se venían usando antes de ocurrir esta situación. 

Adicionalmente, se recalca que la mayoría de familias de los estudiantes de la Universidad El Bosque se han visto afectadas económicamente por la situación que implicó la pandemia, no se cuenta con la capacidad financiera que se tenía al iniciar el año, por lo tanto, se dificulta el pagar un semestre universitario alcanzando valores superiores a los $10.000.000.conforme a las exigencias legales, en especial el. ARTÍCULO 109. de la ley 30 de 1992 Las instituciones de Educación Superior deberán tener un reglamento estudiantil que regule al menos los siguientes aspectos: Requisitos de inscripción, admisión y matrícula, derechos y deberes, distinciones e incentivos, régimen disciplinario y demás aspectos académicos.

Es necesario recordar y resaltar que el servicio de educación ofertado por la universidad al momento de ser admitidos para el programa fue una educación de alta calidad y de carácter presencial lo que justificaba el valor del semestre, por lo tanto frente a la oferta tenida por la universidad al momento de ser admitidos y el servicio que actualmente se ofrece existe un incumplimiento que si bien con ocasión a las medidas adoptadas por el COVID-19 pueden ser justificadas para la universidad pero de la misma forma debe ser compensado para el contratante que en este caso somos los estudiantes por lo tanto y en virtud de la equivalencia de las condiciones y obligaciones del contrato es que se hace necesario revisar el valor de los servicios educativos efectivamente prestados por la universidad. Dicho esto vulnera los derechos estudiantiles consagrados en el Reglamento Estudiantil Acuerdo  No. 7639 2003 capitulo VIII paragrafo e “ Exigir un alto nivel académico y “ h“ ser evaluado de manera justa” .


Adicional a lo anterior debido a la emergencia sanitaria que se vive en el país es posible que el próximo semestre se desarrollen clases de manera virtual o en el mejor de los casos semipresencial, teniendo en cuenta toda variación que se realice al carácter presencial del programa tal como se ofreció desde la admisión, ha de obedecer a un desequilibrio de las cargas contractuales y debe tenerse en cuenta para determinar o trazar el valor del semestre 2020-2. Lo que implica una reducción de costos por parte de la familia así mismo como la reestructuración de nómina docente, la contratación por parte de los docentes puede ser por horas ya que como se estipula en Ley 30 ARTÍCULO 106. Las instituciones privadas de Educación Superior podrán vincular profesores por horas cuando su carga docente sea inferior a la de un profesor de medio tiempo en la misma universidad, (bien sea) mediante contratos de trabajo (o mediante contratos de servicios), según los períodos del calendario académico y su remuneración (en cuanto a honorarios se refiere), corresponderá a lo pactado por las partes; pero que en ningún caso podrá ser inferior al valor de cómputo hora resultante del valor total de ocho (8) salarios mínimos dividido por el número de horas laborables mes. Así mismo la honorable corte constitucional mediante sentencia C-517-99 dictó que las distintas modalidades de vinculación del personal de profesores –por tiempo completo o medio tiempo, ocasionales y hora cátedra- obedecen a las necesidades y expectativas -algunas permanentes y otras circunstanciales- que tienen las instituciones para cumplir con sus objetivos académicos. Sostuvo que, en ningún caso, esos parámetros de contratación son imputables al docente quien, sin importar la forma como ha de ser vinculado, cumple funciones similares en el campo educativo y, en consecuencia, está obligado a acreditar iguales condiciones de formación y experiencia. Ello, por supuesto, descarta que la ley y las propias instituciones, dentro de la autonomía de que gozan para darse sus propios estatutos, puedan establecer regímenes restrictivos que desconozcan el derecho de los docentes ocasionales y hora cátedra, a percibir las prestaciones sociales reconocidas por el orden jurídico para todos los trabajadores públicos o privados, las cuales deben otorgarse en proporción al tiempo laborado.

Reconocemos que es una decisión que se debe analizar por parte de la universidad, puesto que conlleva muchas implicaciones para todo el personal, tanto las personas de servicios generales, como para administrativos y docentes. Sin embargo, enfatizamos nuestro deseo de culminar nuestros estudios universitarios y así, ser profesionales que podamos aportar a la sociedad, y a los nuevos retos que se enfrentarán después de que hayamos superado esta situación. 

Les deseamos mucha salud, amor, comprensión, sabiduría en esta época de cambio y futuros retos que se les presenten; 

Agradecemos su atención y comprensión.