Reducción de arancel por clases ONLINE

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 10,000!


Se comenzó el primer semestre del 2020 a través de la modalidad online para prevenir el contagio de la pandemia COVID-19 que cruza Chile y el mundo, sin embargo la institución a pesar de velar y enviar comunicados por la prevención de cada uno, ha decaído en una parte sumamente importante para nosotros como estudiantes:

Los aranceles suben todos los años, y ningún beneficio del estado se modifica para equiparar estos, ni siquiera los beneficios internos de la universidad. Este mismo arancel es considerado para clases regulares (PRESENCIAL) por lo que es vergonzoso tras la situación que pasamos, que se siga cobrando por un SERVICIO que no corresponde al que se estipula por contrato de servicios educacionales superiores. 

Todos y todas los alumnos, de todas las sedes no hacen uso de la infraestructura y equipos, aquellas carreras que necesitan del equipo especializado tienen que acotar materia y limitarse a lo teórico, considerando por lo demás que la universidad no ha implementado una plataforma de uso exclusivo para sus estudiantes en clases online, se sigue usando una plataforma de la cual se ve compartida con todas las instituciones a lo largo del país perjudicando la conexión en todas las sesiones, lo que hace que se complique aún más la situación para todas y todos. 

La totalidad de lo que pagamos no se iguala a lo que estamos recibiendo ¡RESPONDAN!