¡Nuestros alumnos nos necesitan, Sí a la vuelta a las Escuelas!

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


El 20 de marzo todo se volvió incierto, las clases tal como las conocíamos, entraron en una nueva lógica, dejaron de ser presenciales y se volvieron remotas, desplegadas por pantallas encendidas. Los docentes, de un día para el otro, reinventaron sus clases, las familias acompañaron y sostuvieron la escolaridad en el entorno de sus hogares.

La normalidad, tal como la conocíamos, no parece ser un suceso próximo. Hoy, luego de 6 meses sin clase solo en algunos departamentos de las Provincia de San Juan, Catamarca y en las escuelas rurales de Formosa esto ha sido posible.

Y lamentablemente los hogares más vulnerables son los más afectados, ya que muchos no tienen acceso a tecnología para poder tener clases. Desde las propias autoridades ministeriales se estima que el nivel de deserción de la escuela secundaria muestra niveles alarmantes. ¡Es necesario que vuelvan las clases!

Provincia de Buenos Aires tiene un 40% de los municipios en fase 5 y un 30% en fase 4. Allí con los protocolos correspondientes, se podría comenzar a implementar un esquema mínimo, gradual que permita tomar un contacto directo, presencial y con entrega de material que permitan. Nuestros estudiantes están mostrando altos niveles de agotamiento ante la imposibilidad del vínculo social con sus pares y sus referentes.

En la Ciudad de Buenos Aires, 6100 niños/as y jóvenes que durante la suspensión de las clases presenciales, dejaron de comunicarse con sus docentes y consecuentemente, se volvieron invisibles detrás de la pantalla.
No existe explicación lógica que justifique la apertura de bares, gimnasios, bingos y casinos, pero que no pueda haber actividad escolar.. ¿Es muy descabellado en este contexto hablar de una vuelta progresiva y cuidada a clases? No, decididamente no.

A la pandemia, le estamos sumando el abandono de muchos chicos y chicas en edad escolar. La escuela es una de las instituciones sociales más importantes. La escuela es el escenario del encuentro y del intercambio de formas de pensar, sentir y habitar el mundo. Este aspecto es central y no puede ser relegado.

Por eso te pido que me acompañes firmando! Para que el Ministerio de Educación realice de manera urgente un protocolo para la vuelta a clases progresiva.

¡Muchas gracias!