Queremos justicia para Nivin

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


La humanidad sufre una enfermedad que arrastra desde antaño, esa enfermedad se llama violencia. Los biólogos y los antropólogos aseguran que el ser humano es propenso a la violencia, ya que biológicamente su cuerpo y su mente está adaptado para la caza, es por este motivo que posee los ojos al frente de su cabeza, con una vista focal y periférica.

El ser humano es educado desde las instituciones sociales en el culto a la violencia, desde pequeño aprende que la violencia es un método valido y elogiado para solucionar los problemas de una nación o de la humanidad, les enseñan a adorar los actos violentos y los personajes violentos, los cuales los llaman héroes, libertadores, revolucionarios, conquistadores, etc. El sistema educativo esconde bajo el tapete los actos y las personas que solucionaron los problemas sin recurrir a la violencia, por ejemplo Malcom X, Mahatma Ghandi, Luther King, Nelson Mandela, etc.

Desde pequeño el ser humano, especialmente los niños varones, son rodeados con el culto a la violencia, desde armas de juguetes, soldados de plástico, videojuegos violentos, películas bélicas, etc. Pero lo peor de todo es que los mismos progenitores sumen al niño en la violencia por medio de los castigos físicos hacia su persona, las peleas con los vecinos, las peleas entre los progenitores, etc.

La violencia se encuentra enquistada en toda la humanidad, no distingue ni raza, clase, religión o sin ella, sexo, etc. Pero en estas lineas no vamos ocuparnos de un análisis profundo y antropológico de la violencia, nos encargaremos de un caso en particular muy anecdotico, el caso de Nivin Abdel Rasul Saad.

¿Quien es Nivin Abdel Rasul Saad?
Nivin es una joven nacida en Venezuela en San Juan de los Morro, sus padres son originarios de medio oriente. Por cuestiones de trabajo debieron trasladarse a Jordania cuando Nivin tenia 12 años de edad. Durante el transcurso de los años Nivin termina sus estudios en Jordania y se recibe de Diseñadora Grafica. Nivin posee una familia muy solida en Jordania, sus padres tenían un buen pasar económico, a ella no le faltaba nada, vivió una adolescencia cómoda, tranquila y pacifica. Ella profesa la religión musulmana, bajo la escuela de pensamiento sunni moderado, rechaza todo acto de violencia y terrorismo. Su cultura predominante es árabe hachemita y habla las lenguas, árabe y español, fluidamente.

A los 20 años tuvo su primer matrimonio, de este primer matrimonio nacieron sus dos hijas mujeres Nur y Dalin. La relación no prospero por maltrato psicológico de su pareja, Nivin regreso con sus padres y sus dos hijas donde siguieron con sus vidas con normalidad. En palabras de Nur y Dalin, Nivin era dulce y cariñosa, preocupadas porque tuvieran una excelente educación y bienestar. En Amman trabajaba en un Gimnasio en los horarios de clases de sus hijas, para que sus hijas contaran con la atención que se merecía de su madre.

El caso Nivin
Nivin conoció a su victimario por medio de Facebook en el 2013, al principio mantuvo una charla amena. El victimario se presentó como un “hombre de bien, empresario y practicante de la religión musulmana y la cultura árabe”, una fachada para cumplir un fetiche. De esa manera, con una mascara que escondía sus falsedades, enamoro a Nivin y le ofreció ir a su país Jordania, para casarse con ella, pues según de sus labios él quería ser un padre para sus hijas y un marido para ella. Desde el principio mostró una actitud controladora, celosa y posesiva.

En Marzo del 2014, con el aval de “amigos” en Jordania, quienes a su vez oficiaron de avales frente a su familia, Nivin preparó la llegada de Daniel Alejandro Villafañe, le alquilo un cómodo y hermoso departamento y una suma de dinero para que Villafañe pudiera moverse con tranquilidad. Al pasar una semana le consiguió un trabajo en Jordania en una panadería, muy cerca del departamento y la casa de la familia, lo cual sirvió para que pudiera visitarlo periódicamente y que sus padres lo fueran conociendo.

Daniel Alejandro Villafañe, el victimario, pretendía acelerar las cosas, pero el padre de Nivin le propuso que antes de casarse se conocieran por un tiempo determinado de 6 meses, un permiso relativamente común en medio oriente. Bajo este permiso Villafañe podía visitar a Nivin, quedarse en su casa a comer para que no se sintiera solo y así aprendía hablar idioma árabe. Sin embargo Villafañe, al ver su coartada truncada, se ofendió y se ensañó con los padres de Nivin, Villafañe presiono a Nivin con vericuetos victimizandose y diciendo que los padres no lo querían y lo menospreciaban, amenazando con dejarla si los padres no aceptaban el matrimonio. Un artilugio utilizado a menudo por personas manipuladoras.

Al mes siguiente, por medio de las presiones de Villafañe, suplicas de Nivin y amigos directos, el padre de Nivin acepta el casamiento, pensando que los problemas se terminarían de este modo, pero lejos de ser así, los problemas siguieron. La actitud controladora y posesiva que había demostrado en las llamadas telefónicas, pasaron a materializarse en la realidad.

Constantemente trataba de manipular a Nivin para tener un hijo, como artilugio le rogaba y lloraba constantemente. Fue así como concibieron a Ahmad, el primer hijo del matrimonio. Pero la historia comenzaba a cambiar drásticamente, cuando Nivin estaba en el tercer mes de gestación, Nivin se fue a trabajar, regresa su casa y decide descansar, al levantarse a la madrigada notó que faltaban muchas cosas, ropa, zapatos y sus joyas de oro. Fue al trabajo a buscar a su marido, pero en el trabajo le respondieron que Villafañe no lo habían visto en el trabajo. Al medio día Nivin recibió un mensaje extenso en el celular donde explicaba que se había escapado a la Argentina. Villafañe como escusa invento que su madre estaba muy grave, por este motivo es que había viajado a la Argentina. Pero sin embargo, a su padre le dio otra versión distinta, lo cual desmiente la versión de Villafañe, según los textos encontrados en el celular, además de observarse contradicciones, Villafañe dice que huyo por cuestiones de desacuerdo con la religión musulmana, que según el, “en Jordania faltar a la religión es fatal y cuestión de muerte”.

Cabe destacar que en Jordania existen más de 5 confesiones religiosas que han convivido en total armonía. La religión oficial de Jordania es el islam con una mayoría de musulmanes sunitas (93,5%), seguida por el cristianismo (4,1%), siendo la mayoría greco-ortodoxos, pero existen minorías de católicos, coptos, armenios, protestantes y sirios ortodoxos. Un 2,4% restante son chiíes y drusos (est. 2001). Pero la cifra de sirios ortodoxos y cristianos han ido en aumento debido al recibimiento de refugiados sirios. La convivencia entre musulmanes y las demás confesiones son totalmente cordiales. Debido a estas evidencias, y demostrado que la Sharia no se aplica en su totalidad y con crudeza, podemos asegurar que los supuestos miedos de Villafañe son infundados y es simplemente un artilugio de manipulación más, aplicado por Villafañe en su maniobra de escape.

Villafañe estando en Argentina llamaba a Nivin para convencerla con la treta de que, como él había viajado a Jordania, ella debía viajar a la Argentina por él, sabia que Nivin no podía negarse al pedido, ya que en la cultura árabe, la suegra es una segunda madre. Seguía utilizando de excusa, la falsa enfermedad de su madre, decía que el no podía volver a Jordania porque debía cuidar a su madre enferma, que supuestamente estaba muriendo. Villafañe logro convencer a Nivin para viajar a la Argentina de este modo, pasaje que debió pagarse la misma damnificada.

Al llegar a la Argentina, Villafañe lleva a Nivin a vivir a la casa de su madre. La damnificada descubre que la madre de Villafañe estaba en optimas condiciones de salud. Pero no es la única treta que descubrió. Las sorpresas fueron muchas, descubrió que Villafañe no era empresario, sino un simple chófer de taxi. Al hablar con los familiares, Nivin se entero que Villafañe había pedido con anterioridad los pasajes de vuelo aludiendo que estaba siendo perseguido por terroristas. Siguiendo la charla se entero que Villafañe estaba casado en Argentina con Elisa Baigorria y que no estaba divorciado. Sumado a esto se entero que también se había casado en otro país, en Marruecos. Conocidos le contaron que Villafañe trajo a la Argentina a su esposa marroquí y tuvo el mismo proceder que tuvo contra Nivin, ejerció una brutal violencia contra Hanan Yasser estando ella embarazada. Hanan pudo escaparse y regresar a su país, de esa relación nació Mohammad. El hecho mencionado constituye un fraude moral fragante hacia la víctima. Villafañe no le permitía a Nivin hablar con sus hijas, ni tampoco a sus amigas. Fue allí donde todo paso a un color oscuro.

Al tratar de cuestionar este hecho, Villafañe comenzó agredir a Nivin, la maltrataba psicológicamente y le pego estando embarazada, razón por la cual en uno de estos episodios Nivin intento escapar, no obstante al buscar sus papeles para volver a Jordania, noto que sus documentos, velo y dinero ya no estaban en su lugar, habían sido sustraídos por el victimario. Cabe destacar que Villafañe amenazó a la damnificada con un arma de fuego. Villafañe alegó sobre este hecho que, es costumbre en Jordania que el varón tenga los documentos de su esposa, pero al consultar a expertos en la materia aseguran que no existe ninguna ley islámica, ni aleya del Coran, ni tradición sobre lo mencionado. Villafañe hasta la fecha tampoco ha devuelto la documentación. Es evidente que Villafañe construyó una excusa basada en una falacia y tenía intenciones de retener y violar los derechos de la damnificada. Sin la documentación Nivin era presa en una tierra desconocida, pues no podía salir del país, tampoco acceder a instrumentos sociales, tampoco tenia personas conocidas en la Ciudad. Se puede entender con esta acción de Villafañe, la violación de varios derechos humanos de Nivin, los cuales son la retención ilegal de una persona, el derecho al acceso a su documentación, el derecho de libre circulación y otros.

Luego de nacer su hijo Ahmad y después de soportar la violencia constante por parte de Villafañe, conoce a Isabel Barrionuevo, quien le ofrece ayuda y un hogar a la damnificada. Fue así, que después de una golpiza grave propinada por Villafañe en el 2015, tomo la decisión de escaparse junto con su hijo e ir a la casa de la Sra. Barrionuevo, al no encontrar sus papeles, Nivin se va sin documentos, con la ropa puesta que llevaban puesta y con una valija. Al llegar a casa de Barrionuevo, con la cara desfigurada por los golpes de Villafañe, acuden a la comisaria para presentar la denuncia. Esta causa está tramitada en el Juzgado de Niñez, Juventud y Violencia Familiar de Octava Nominación, secretaria N.º 7.

El juzgado decidió dar a la víctima el botón anti-pánico y elaborar una medida de restricción debido a las constantes amenazas que recibe la damnificada hasta el día de la fecha. Una de estas amenazas pronunciaba que no le interesaba ella y que jamas le iba a permitir regresar a su país, ni iba a volver a ver a sus hijas nunca más. Según las evidencias, Villafañe tiene una actitud que muestra claramente que utiliza a las personas como herramientas de manipulación para lograr sus objetivos, utiliza a Ahmad para retener y atacar a Nivin, pues él sabe que como musulmana, Nivin no puede abandonar a su hijo.

Actualmente Nivin sigue siendo amenazada y su vida sigue corriendo graves riesgo, su situación económica es frágil, no puede trabajar en blanco por falta de documentación, tampoco puede tramitar una ciudadanía temporal o permanente, solo ha podido conseguir el pasaporte venezolano. Con un hijo a su cargo, solamente cuenta con ingresos cercanos a los $3.000, monto fijado por el juzgado por manutención.

Conclusión
Al observar las evidencias y el perfil de Villafañe se puede observar que estamos ante una persona que sufre de trastorno de personalidad antisocial (TPA), a veces llamado sociopatía, es una patología psiquiátrica. Las personas que la padecen no pueden adaptarse a las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales. Este hecho quedó demostrado en expediente varias veces, se pudo comprobar que cuenta con antecedentes penales por robo de auto. Posee con anterioridad denuncias por violencia de género y desobediencia civil. Tiene tendencia a no respetar la autoridad, en varias oportunidades no respetó la resolución del juzgado a realizarse las pericias psiquiatricas.

Se puede observar ademas que sufre de trastornos de bipolaridad, confirmado por declaraciones de su propia familia que describen a Villafañe como una persona con actitudes cambiantes y que recurre a los extremos. Este factor quedo demostrado con evidencias de uno de sus perfiles de Facebook, donde se puede observar que ataca a la religión musulmana y se sumo recientemente a grupos islamofóbicos que promueven la violencia contra los miembros de mencionada religión, ejemplo sionismo.

Es evidente que Villafañe tiene un complejo de obsesión y construye un mundo irreal a su alrededor, fabrica una telaraña de falsedades para captar a sus victimas, por ejemplo varios perfiles falsos en redes sociales donde dice que es un empresario exitoso, vive en otro país como España o que es soltero. Se puede observar en uno de sos perfiles que el 95% de los contactos son mujeres de distintas nacionalidades. Hay una clara mecánica para cumplir un fetiche en su accionar.

Nivin no escapara de esta situación desesperante por la cual atraviesa, hace más de dos años que no puede ver a sus hijas, esta en un país que no conoce, donde tiene muy pocas amistades que la ayuden. Se encuentra viviendo en lugar donde ha recibido malos tratos y violencia por parte del padre de su hijo, pero también donde no encuentra respuestas claras de la justicia en 2 años que ya lleva activa la causa. Destacamos la ayuda recibida de los familiares de Villafañe para que Nivin conociera la verdad, los amigos cercanos que la alentaron a salir de este infierno y el apoyo que tuvo del Polo de la Mujer de la Provincia de Córdoba, la Casa de la Mujer y la abogada Fabiana Di Martino.

Debemos destacar que desde el comienzo Nivin fue victima de fraude moral, de un entramado de engaños para terminar en la situación en la que se encuentra. Sufrió violaciones a sus derechos humanos y fue victima de violencia de género. Villafañe convirtió a Nivin en su presa, sin que la cárcel tenga rejas, pero igualmente denigrante que si la tuviera.

Nivin necesita urgentemente la ayuda de toda la sociedad, especialmente de los medios y partidos políticos, ella necesita que este caso se resuelva urgentemente para poder regresar con su hijo a Jordania e ir con su familia. Necesita salir de este escenario aterrador. Necesitamos de toda la solidaridad del pueblo argentino para que este caso se resuelva con urgencia.



Hoy: Darío Norberto cuenta con tu ayuda

Darío Norberto Ruiz necesita tu ayuda con esta petición «Tribunales de Familia: Queremos justicia para Nivin». Unite a Darío Norberto y 21 personas que firmaron hoy.