No a la expulsión de la embajadora del pueblo nación mapuche, Flor Calfunao Paillalef

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 200!


Las comunidades y autoridades tradicionales, fundadoras de la Misión Permanente Mapuche ante Naciones Unidas expresamos nuestra consternación por la inminente expulsión de la Embajadora Mapuche por las autoridades de Suiza.

Flor Calfunao Paillalef, Apo-Werken, Embajadora de la Misión Permanente Mapuche ante las Organizaciones de las Naciones Unidas, es una de los personas que nombramos para que nos representara en dicha misión Diplomática en Ginebra (Suiza), tiene de plazo hasta el 16 de agosto para abandonar dicho país.

Las autoridades mapuches la nombramos como Jefe de la Misión Diplomática el 20 de Septiembre de 2011. Deploramos profundamente la actitud del actual gobierno Suizo de querer obstaculizar el funcionamiento de nuestra Misión y callar nuestra voz en los órganos de las Naciones Unidas. Nuestra Misión obtuvo estatus observador en la ONU y su expulsión sería una gran pérdida para el buen desempeño de nuestra Misión ante las Naciones Unidas.

Mientras en Chile y Argentina la represión policial se ha endurecido contra nuestro pueblo; nos parece sumamente violento que Suiza se sume a la campaña represiva y persiga con saña a una representante de nuestro pueblo, defensora de los derechos humanos y culturales de nuestra nación. Ella y su equipo han sido capaces de levantar la voz en instancias internacionales, donde los pueblos indígenas están impedidos de hacerlo, de participar y de ser representados por si mismos con propiedad legitimidad, dignidad y el rigor que nos corresponde.

La decisión del gobierno Suizo de expulsar a Flor Calfunao Paillalef, solo confirma el desprecio que históricamente Suiza tiene sobre los derechos humanos de los pueblos indígenas porque con su acción avala la política racista y genocida implementada por el actual gobierno chileno.

Después de concluida la ocupación militar de nuestro territorio por el estado chileno en 1883, miles de familias suizas -por invitación del gobierno chileno buscaron refugio económico en nuestro territorio; ellos entonces sabían, como hoy muchos de sus descendientes lo reconocen, que fueron inducidos a colonizar un territorio que a Chile no les pertenecía. Un territorio que tenía dueños y formaba parte de la jurisdicción territorial de una nación que hasta entonces había sido independiente, libre y soberana; cuyo territorio estaba protegido por tratados de fronteras vinculantes al Derecho Internacional.

Hoy resulta absurdo que el actual gobierno Suizo impida que una mujer mapuche, UNA SOLA MUJER MAPUCHE se asiente en su territorio. Es realmente vergonzoso que un país económicamente prospero le niegue el asilo a una hija de un pueblo; que en el pasado su estado ayudó a destruir el nuestro en beneficio propio. El concepto de justicia y reparación histórica pareciera no existir en el diccionario suizo, es más, quizás sea la primera vez en la historia que una miembro de nuestro pueblo en su condición de ciudadana Mapuche solicite asilo político en ese país.

Hoy cuando muchos suizos asentados en el territorio mapuche por más de un siglo reconocen el daño causado al pueblo Mapuche y algunos de ellos quieren vender sus tierras al estado chileno para que se lo restituya a sus legítimos dueños; el gobierno suizo no se pone a la altura de ellos. Al mismo tiempo que la administración del Presidente Piñera declinó destinar fondos para tal efecto, es decir para la compra de terrenos. Por el contrario aumentó cuantiosos fondos para la compra de armamento bélico y para el entrenamiento de personal policial utilizado en su campaña represiva y de militarización del territorio Mapuche.

El equipo de nuestra Misión Diplomática ante la ONU ha facilitado al gobierno suizo todos los antecedentes necesarios que justifica la solicitud de asilo político de Flor. En diversos periodos dictatoriales y democráticos la Comunidad Juan Paillalef ha sido permanentemente reprimida por defender sus derechos territoriales. Fuerzas policiales bajo el mandato de empresarios y latifundistas locales han reprimido violentamente dicha comunidad; cuyos casos han sido ampliamente documentados, sin que las autoridades chilenas los protejan o haga justicia; motivo por el cual dicha comunidad debió acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por Medidas Cautelares para su protección, pero que al no ser respetadas por Chile, el caso hoy se examina en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Las justas reivindicaciones del pueblo mapuche son respondidas con represión y militarización de nuestro territorio, para someter a las comunidades que luchan. Chile envía a EEUU y Colombia fuerzas militares especiales para entrenarse y ser utilizadas para reprimir a los mapuches. Su ideología no difiere mucho al de los nazi, primero singularizan un grupo étnico, lo estigmatizan y después lo persiguen. Para tal fin emplean legislaciones especialmente diseñadas; utilizan la ley antiterrorista solo contra los mapuches, mientras la prensa emite informaciones racistas y xenofóbicas que al no ser penadas por la institucionalidad alienta el odio y la discriminación racial contra nuestro pueblo.

En momentos en que el Machi Celestino Córdoba se debate entre la vida y la muerte por una huelga de hambre para que se le respete el derecho a practicar su credo religioso; injustamente encarcelado, víctima de montajes, condenado sin pruebas más que la presunción de culpabilidad. Queremos reafirmar conjuntamente con nuestros hermanos del Puelmapu nuestro compromiso con reestablecer nuestra autonomía y libre determinación que hoy nos reconoce el derecho internacional y establecido en la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Considerando que el pueblo mapuche fue un estado independiente, tiene derecho inalienable a ejercer su defensa pacifica tanto en los países que hoy ostentan ilegalmente su jurisdicción en nuestro territorio, como en la ONU y otros foros internacionales. Ni Suiza ni Chile o Argentina acallaran nuestras voces a nivel local ni internacional para denunciar la violación de los derechos humanos de nuestro pueblo.

Para finalizar le queremos informar que, si Suiza expulsa a nuestra Embajadora, Suiza también deberá retirar su consulado situado en Temuco. Nosotros no hemos sido informados ni consultados sobre el establecimiento de su representación en nuestro territorio.

Hacemos un llamamiento a todo el pueblo Mapuche, a los grupos y organizaciones mapuche y no-mapuche solidarias con nuestro pueblo en todo el Wallmapu, Chile/Argentina y el exterior, con el objetivo de actuar cohesionados y coordinados en sus acciones solidarias con nuestro pueblo y con la Misión Mapuche. Los instamos a implementar todo tipo de iniciativas pacificas para impedir la expulsión de Suiza de nuestra Embajadora y por la libertad del Machi Celestino Córdoba y todo los presos políticos mapuche secuestrados por los estados opresores.

Firman Autoridades Mapuche



Hoy: Autoridades Mapuche cuenta con tu ayuda

Autoridades Mapuche necesita tu ayuda con esta petición «Tribunal Federal Administrativo (TAF) de Suiza: No a la expulsión de la embajadora del pueblo nación mapuche Flor Calfunao Paillalef». Súmate a Autoridades Mapuche y 186 persona que han firmado hoy.