Petición Cerrada

Tratamientos efectivos para personas con Hepatitis C al alcance de todos

Esta petición conseguió 366 firmas


Mi nombre es Anaid Flores y por este medio me dirijo a ustedes para exponerles mi situación de vida actual, esperando poder ser escuchada y tal vez recibir un apoyo, especificando que soy ciudadana de la CDMX con 26 años de edad, actualmente estudiante.

 El 30 de junio del año en curso, asistí a la unidad médica hospitalaria del IMSS “Hospital de Traumatología Dr. Victorio de la Fuente Narváez” para realizar una donación.

 A finales de julio el “Banco Central de Sangre Centro Médico Nacional la Raza” me contacto vía telefónica para programarme cita, ya que mi sangre había reportado un problema.

 El día 2 de agosto asistí a mi consulta, en dicha institución para recibir información, reportando mis estudios de sangre la enfermedad HCV Hepatitis C.

 Posteriormente recurrí al “CHOPO” (laboratorio) y al “Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán” para realizarme estudios confirmatorios y de complementación de mi padecimiento, resultando todos reactivos y con los siguientes parámetros:

  •  Virus de hepatitis C: reactivo
    • Carga viral: 22,207 Ul/ml alto (número de copias del virus, en otras palabras)
    • Genotipo: 1a
    • Fibrosis: niveles bajos (iniciales)
    • Tiempo de contagio en la actualidad de 5 a 6 años aproximadamente

Respecto al seguimiento médico, intente tratarme en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, ya que estoy al tanto de que tienen un programa de tratamiento, en el cuál el paciente paga una cantidad de 280,000.00 pesos mexicanos y recibe la medicina Viekira por un plazo de 3 meses (tiempo de duración del tratamiento), pero recibí una respuesta negativa, ya que mencionan los doctores que para poder ser paciente de dicha institución y ser candidato del programa, el enfermo debe presentar una gravedad severa, cuadro de la enfermedad más avanzado y en algunos casos, tener alguna otra enfermedad que pueda complicar la hepatitis.

 Como consecuencia de la situación antes mencionada, tuve que valerme de algunos medios para lograr ser atendida en el IMSS. Actualmente recibo atención de dicha institución y del ámbito particular.

 En el tema de los medicamentos, aún no recibo ninguno por parte del IMSS, pero el plan que tienen en la institución es tratarme con interferón y ribavirina por 24 semanas o 48 semanas, método sumamente agresivo para el cuerpo y el sistema inmunológico (de acuerdo a segundas opiniones médicas y experiencias de otros pacientes), además de tener una efectividad de sólo el 40%. Cabe mencionar que mi doctor indicó que el genotipo que tengo es menos dócil que el genotipo 1b, por tal motivo sería casi nula la respuesta satisfactoria de mi organismo, por medio del interferón.

 Por medio del ámbito privado, el doctor me receta 2 opciones, con un orden de importancia:

  1.  Paritaprevir con Ritonavir, Dasabuvir y Ombitasvir (comercialmente es Viekira)
     
  2. Ledipasvir con Sofosbuvir (comercialmente es Harvoni)

 Ambas opciones con 12 semanas de tratamiento (3 meses), un 95% de efectividad y efectos secundarios mínimos. El costo de ambos oscila entre 250,000.00 pesos mexicanos por mes de tratamiento, sumando un total de 800,000.00 pesos mexicanos aproximadamente, para poder completar el tratamiento de 3 meses, necesarios para inhibir el virus.

 Las cantidades monetarias, antes mencionadas, son sumamente elevadas e imposibles de solventar para mi, mi esposo y mi familia en general; así mismo resalto el hecho de que las segundas opiniones médicas a las cuales hemos recurrido, los estudios de laboratorio y otros requeridos, han mermado bastante nuestra economía, ya que nuestros empleos apenas cubren nuestras necesidades básicas de vida y nuestra economía es escasa, significando un gran sacrificio.

 Como último recurso, existe una alternativa que maneja el Sofosbuvir+Ledipasvir pero de carácter genérico y con un costo de 100,000.00 pesos, es proveniente de la India, la cual ha sido probada en otros pacientes con casos similares y han logrado erradicar el virus.

El medio para conseguir dicho medicamento es a través de contacto vía correo electrónico, para que posteriormente el proveedor (laboratorio correspondiente) mande el medicamento a México a través de paquetería y al llegar a la ciudad COFEPRIS debe autorizar el ingreso de dicho paquete por aduana para cumplir con su destino final.

 Como dato importante, mi madre también estaba enferma con hepatitis C, pero su situación era grave, teniendo un genotipo y carga viral elevados, fibrosis alta e hígado con cirrosis (cirrosis a causa de una evolución en la hepatitis y la fibrosis); todo esto como consecuencia de un largo tiempo de contagio e incubación del padecimiento (más de 25 años).

El caso de ella complico debido a que no tuvo una detección temprana de la hepatitis C desde el punto de contagio, lo que desencadeno en muerte fulminante el día 27 de diciembre del 2015, con el diagnóstico de neumonía y fallo hepático a causa de la hepatitis viral. Ella era paciente del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y estaba dentro del programa para recibir el tratamiento, lamentablemente la institución tuvo una respuesta bastante tardía para la entrega del medicamento; situación similar en el ISSSTE, ya que también recibía atención medica por ser derechohabiente en el “Hospital Regional Lic. Adolfo López Mateos” (hospital donde se suscito el fallecimiento antes mencionado).

 Por tal motivo, me veo en la necesidad de recurrir a estos medios para poder tener una vía de atención para ser escuchada y apoyada, ya que no cuento con la solvencia para conseguir mi tratamiento y no quisiera en un futuro verme en el panorama agravado de mi madre, a causa de una evolución de la enfermedad. A la fecha cuento con un grado del virus bastante tratable, el cual tendría un buena respuesta al tratamiento.

 En lo personal, veo bastante desafortunado e ilógico, que las personas con esta enfermedad tengamos que esperar a que nuestra salud agrave o tengamos un cuadro terminal, para poder postular a un lugar en las instituciones médicas, tratamiento a través de medicamentos o apoyo económico por parte de las mismas.

También creo que los medicamentos que ofrecen las instituciones médicas no particulares, deberían tener un catalogo más amplio de tratamientos, los cuales sean efectivos y no dañen de manera considerable la salud, exponiendo a los pacientes a un riesgo de adquirir otras enfermedades diversas a la Hepatitis; además los costos no son nada accesibles para un alto porcentaje de la población.

Creo que además, reduciríamos bastante la saturación de las salas de urgencias en los hospitales y los procedimientos costosos que los mismos deben solventar para poder sacar al paciente de un estado crítico.

 Sin más por el momento, me despido y quedo en espera de una respuesta por su parte, esperando contar con un apoyo y así generar un cambio positivo en beneficio de muchos con este problema.



Hoy: anaid cuenta con tu ayuda

anaid flores necesita tu ayuda con esta petición «Tratamientos efectivos para personas con Hepatitis C al alcance de todos». Súmate a anaid y 365 persona que han firmado hoy.