Petición cerrada

Trabajo Social: STOP al Plan de Reestructuración de Carlos Andradas y Juan Tejada

Esta petición ha conseguido 4.218 firmas


¿Qué es el Trabajo Social? Esa eterna pregunta que a todos nos han hecho alguna vez cuando hemos dicho qué estudiábamos y que ahora podríamos responder con las múltiples aportaciones a su definición provenientes de Colegios profesionales, Consejo General y Federación Internacional del Trabajo Social. Muy probablemente tendrá tantas respuestas como personas han pasado por nuestra Facultad. ¿Sabéis qué es esencialmente el Trabajo Social? es vocación, se lleva muy dentro, acompaña y apoya en los peores momentos y siempre tendrá una guía para que puedas recorrer tu camino.

Han pasado muchos años desde que la caridad se fuese estructurando, contando con un protocolo. Muchos desde que aquellos asistentes sociales que recogían su testigo pudieran ser reconocidos dentro de una disciplina que ha demostrado ser mucho más que asistencialismo. A finales de 2015 la Junta de nuestro Centro ya explicaba cómo en 1985 la aprobación de los estudios universitarios de Trabajo Social fueron un paso más en el avance democrático del país a través de un desarrollo normativo, institucional, académico e investigador. Así, el Trabajo Social es parte de la democratización del país en su contribución del reconocimiento y respeto de los derechos y libertades de las personas, y hoy pedimos ese reconocimiento y respeto de derechos y libertades a Carlos Andradas Heranz, Rector de la Universidad Complutense de Madrid.

El Máster en Investigación Aplicada de nuestra disciplina acaba de recibir un duro golpe al forzar la reducción de formación de dos años, al tiempo que se siguen aprobando másteres de año y medio en otras Facultades. Ahora el Departamento y nuestra Facultad sufren también ese recorte sin que siquiera se hayan incorporado elementos de debate ni diálogo: Del Plan sólo se conocen dos presentaciones en power point que el propio vicerrector lamentaba hubiesen trascendido entre las Juntas de cada Centro. Desconocemos, al igual que su propio Consejo de Gobierno, el origen de las cifras que manejan el Rector Carlos Andradas y el Vicerrector Juan Antonio Tejada.

El Trabajo Social es una disciplina emergente que tiene su propio camino que recorrer, pero parece que se desea cortar su capacidad entre explicaciones que no son aplicables a nuestro Centro, sobre todo cuando tanto el Departamento de Trabajo Social como nuestra Facultad muestran una eficiencia de coste cero. Trabajamos muy duro para lograr la transformación de los estudios de diplomatura (3 años) al Grado (4 años) sin incrementar ningún tipo de dotación, y realizamos la transición de Escuela a Facultad en 2012 sin ningún gasto añadido. A cambio, cuando apenas han pasado cuatro años se nos exigen los mismos criterios de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior en el profesorado que a aquellas Facultades de larga tradición.  

En una sociedad tan convulsa y golpeada por la crisis como la actual, los trabajadores sociales hemos sido receptores de las quejas de los usuarios, mitigando las múltiples repercusiones que los recortes han tenido en la población y procurando la defensa de los derechos de las personas que menos tienen, cada vez más. La correcta formación de los profesionales del trabajo social supone tender una mano amiga a las miles de personas que hoy no pueden encontrar un apoyo en subsidios ni recursos especializados. Los trabajadores sociales que ahora no cumplen estos supuestos requisitos de investigación, acompañaban a la sociedad en momentos en los que la crisis ya estaba azotando a nuestro país, y la desaparición de la entidad particular de nuestro departamento y de nuestra Facultad es el primer paso para que nosotros también desaparezcamos. Tras dar la cara ante las necesidades, cada vez mayores con menos recursos disponibles, se nos hurta nuestra formación.

Se debería permitir que un economista practique cirugía en vez de un médico bien formado? Las similitudes que nosotros encontramos con otras disciplinas son las mismas. Nuestra formación nos capacita para el ejercicio de una profesión con una amplia gama de funciones en la relación de ayuda que se establece entre el trabajador social y el usuario, que analiza las necesidades de las personas, grupos y comunidades, y que ofrece una respuesta que les permita prevenir y/o afrontar situaciones carenciales y problemáticas, a través de una metodología propia y técnicas específicas. ¿Qué otro profesional puede conocerlas? Ninguno. Nuestra Facultad lucha a diario por nuestra especialización y el crecimiento de nuestra disciplina, y es actualmente un referente a nivel académico en toda España. Además, no sólo encontramos un doctorado específico en Trabajo Social, sino el único Máster en Investigación Aplicada de nuestra disciplina en España. Ya no sólo somos profesionales, comenzamos a ser quienes investigamos, en el campo, donde se produce la realidad y sus necesidades, y esto redunda en una mejor profesionalización, mejor sociedad.

En un momento en el que nuestra profesión se enfrenta a la necesidad de defender espacios propios que han sido históricamente del trabajo social, el plan de reestructuración o Plan Director de Reordenación de Estructuras supone un duro golpe a la calidad formativa de los futuros trabajadores sociales que se gradúan en nuestra actual Facultad y contribuye en gran medida al desvanecimiento de la Investigación. Señor Rector, cualquiera no puede hacer cualquier cosa. Por ello, defendemos el futuro de nuestra profesión. Por ello, Trabajo Social se queda.

 

Fdo.
Asamblea de Estudiantes de Trabajo Social UCM



Hoy: Camelia cuenta con tu ayuda

Camelia Albastroiu necesita tu ayuda con esta petición «Trabajo Social: STOP al Plan de Reestructuración de Carlos Andradas y Juan Tejada». Únete a Camelia y 4.217 personas que ya han firmado.