Petition Closed
4,622
Supporters

La propuesta de un parque industrial eólico mal ubicado amenaza con destruir la naturaleza y el carácter de la playa Flamenco, sus aguas cristalinas y la eco-economía de esta isla caribeña.  Los proponentes del proyecto (asociados de Windmar Renewable Energy) tienen un historial de delitos ambientales en Puerto Rico y en la pequeña isla de Culebra.   ¡Defendamos a Playa Flamenco y trabajemos juntos para implantar verdaderas alternativas de energía renovable y desarrollo sustentable en Culebra!

ENGLISH:   http://www.scribd.com/doc/114960145

Letter to
Presidente, Junta de Calidad Ambiental Lcdo. Pedro J. Nieves Miranda
Oficial Examinador Junta de Calidad Ambiental Lcdo. Luis González Ortiz
Gobernador Electo Estado Libre Asociado de Puerto Rico con copia a: Hon. Alejandro García Padilla
and 2 others
con copia a: Defiende Playa Flamenco
Director Ejecutivo, Administración de Asuntos Energéticos Lcdo. Luis M. Bernal Jiménez
RE: DIA PUNTA FLAMENCO WINDFARM INC. (DIA-2012-AAE-28)

Con esta firma, quiero expresar mi oposición a la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para el proyecto energético industrial conocido como el Punta Flamenco Windfarm, propuesto a ubicarse en Punta Flamenco en la isla de Culebra. Este proyecto consiste en la construcción de cinco turbinas eólicas de 390 pies de altura, cuatro residencias, una estructura de oficina, un taller de mantenimiento, una subestación eléctrica y un tanque de reserva de agua de 10,000 galones, entre otras facilidades, todas visibles desde la Playa Flamenco.

Playa Flamenco es el principal atractivo turístico y recreativo de Culebra, fuente de ingreso y sustento para muchos residentes y comerciantes de la isla municipio. En múltiples ocasiones, esta playa ha sido nominada por entidades y revistas internacionales como una de las playas más hermosas de todo el mundo. El ambiente natural de esta playa es el estandarte del tipo de desarrollo ecoturístico y de turismo de naturaleza que los residentes de Culebra han seleccionado para su municipio.

La propuesta construcción y operación del Punta Flamenco Windfarm resultaría en numerosos impactos significativos y daños irreparables que resultan inaceptables, tales como:

o la perturbación del paisaje de una atracción natural trascendental para el desarrollo socioeconómico de Culebra y de toda la industria turística de Puerto Rico;
o la sedimentación de las aguas cristalinas y los arrecifes de coral de Playa Flamenco como resultado de las actividades de movimiento de tierra y la subsiguiente erosión del terreno;
o los riesgos a la seguridad humana dada la posibilidad del uso de explosivos durante la construcción del proyecto en una zona que todavía contiene componentes de municiones sin explotar de las pasadas prácticas bélicas de la Marina de los EUA;
o la apertura, construcción y expansión de caminos y carreteras para poder transportar las extensas torres de molinos, su combustible, sus camiones y equipo de mantenimiento totalmente fuera de escala con las vías de transportación existentes en la isla;
o la desforestación, construcción y establecimiento de instalaciones eléctricas y cables de transmisión a lo largo de las carreteras públicas de Playa Flamenco hacia la estación eléctrica en el área urbana de Culebra;
o la destrucción de un bosque costero en terrenos zonificados como “públicos” por su incomparable belleza natural y que colindan directamente con el Refugio Nacional de Vida Silvestre más antiguo del Caribe, un área natural protegida administrada por el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre;
o la limitación al libre acceso público al disfrute de los atractivos naturales de esta zona, particularmente al Refugio Nacional de Vida Silvestre de Culebra, debido a la posibilidad de que un aerogenerador funcione mal y cause un accidente con fuego y escombros, según reconoce el propio documento ambiental;
o el incumplimiento con el Programa de Manejo de la Zona Costanera (Segmento de Culebra) y las políticas públicas creadas desde la década de 1970 para conservar y proteger los reconocidos recursos costeros de Culebra y su economía que tanto depende de ellos;
o las amenazas a murciélagos, murciélagos pescadores, aves migratorias, aves marinas y aves de rapiña, entre otras especies que se encuentran en peligro de extinción y aportan a la calidad de vida y la economía de Culebra, que puedan impactarse por el funcionamiento de las turbinas de viento y sus cables, y
o los impactos a especies y áreas protegidas por el gobierno estatal y federal, incluyendo hábitats críticos, aguas costeras, arrecifes de coral, plantas, culebras, lagartos y áreas de alimentación y anidaje de tortugas marinas como el Tinglar, el Carey y la Tortuga Verde.

Aunque estamos de acuerdo y promovemos alternativas de energía renovable, tal opción no puede poner en riesgo la economía total del municipio de Culebra. El proceso anti-democrático que ha caracterizado la consideración de este documento ambiental, durante un periodo de transición gubernamental tanto a nivel municipal como estatal y sin un tiempo justo y razonable para evaluación pública, es un insulto a toda la comunidad Culebrense, tradicionalmente privada de justicia ambiental.

La Junta de Calidad Ambiental (JCA) y la Administración de Asuntos Energéticos (AAE) tienen el deber de analizar, en directa colaboración con los residentes de Culebra, todas las posibles alternativas de fuentes de energía renovable para la isla y sus alternativas viables de ubicación. Este análisis de alternativas sobre el futuro energético de Culebra no se recoge en el documento ambiental, ni se llevó a cabo durante la consideración de este proyecto energético.

Concluyo, por tanto, que la DIA presentada ante la JCA por la AAE para el Punta Flamenco Windfarm no analiza los impactos sociales, económicos y ambientales significativos y acumulativos de este proyecto, falla en proveer un plano esquemático sobre las facilidades propuestas e información básica sobre las características de los molinos de viento (tamaño, eficiencia, peso, marca, modelo y récord de seguridad), no incluye un análisis integral y sustancial de alternativas razonables, no incorpora un análisis serio de justicia ambiental, contiene anejos que contradicen la información certificada como correcta en el documento ambiental, y no cumple con los datos y requisitos del Reglamento de Documentos Ambientales de la JCA ni de la Resolución para el Procedimiento Expedito de Documentos Ambientales de Proyectos Energéticos.

Por todas estas razones, respetuosamente solicito a la JCA que no apruebe la DIA para el proyecto Punta Flamenco Windfarm. ¡Defendamos a Playa Flamenco y trabajemos juntos para implantar verdaderas alternativas de energía renovable y desarrollo sustentable en Culebra!