NO A LA IMPOSICIÓN LINGÜÍSTICA DERECHO A ELEGIR LENGUA VEHICULAR

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


 

Padres y madres de alumnos de colegios públicos de la Generalitat Valenciana, reivindicamos "El Derecho a elegir la Lengua Vehicular de nuestros hijos" y solicitamos a la Conselleria de Educación que dé marcha atrás a la ley de plurilingüismo que supondrá la imposición del valenciano en la escuela cómo única lengua vehicular.

La Conselleria de Educación de la Comunidad Valenciana aprobó en febrero de 2017 el Decreto 9/2017 de plurilingüismo, que fue suspendido por el TSJCV. Tras el fuerte rechazo judicial y social, Les Corts han aprobado la Ley 4/2018 de 21 de febrero que promueve imponer definitivamente la lengua valenciana en la educación, en detrimento del castellano y atentando contra la libertad de elección de la lengua vehicular para nuestros hijos.

Por una parte el artículo 6 de la nueva ley dice que " el tiempo mínimo destinado a los contenidos curriculares en cada una de las lenguas oficiales, en el conjunto de la escolaridad obligatoria, debe ser del 25% de las horas efectivamente lectivas. Debiéndose impartir en cada una de las lenguas oficiales la materia o la asignatura correspondiente a su aprendizaje y al mismo tiempo, como mínimo, otra área, materia o asignatura no lingüística curricular de carácter troncal o análogo.El tiempo destinado a los contenidos curriculares en lengua extranjera, en el conjunto de la escolaridad obligatoria, puede oscilar entre el 15% y el 25% de las horas lectivas."
 
Pero por el contrario, en la misma ley, el artículo 11 de la nueva ley establece que "la Consellería (...) promoverá que los centros educativos sostenidos con fondos públicos vehiculen en valenciano el 50% del tiempo curricular (...) y 25% del tiempo curricular en inglés". 

Se trata de una verdadera imposición lingüística que sólo pretende la inmersión en valenciano de todas las asignaturas troncales, excepto la lengua castellana. Se está prohibiendo o discriminando la lengua oficial del país en la educación, incluso para niños que tienen cómo lengua materna el castellano. Es evidente que el alumnado verá sustancialmente mermadas sus competencias a la hora de escribir y expresarse en castellano, aún siendo la lengua oficial de España y  2ª lengua de comunicación mundial.

Para la UNESCO “es axiomático que la mejor forma de enseñar a un niño es en su lengua materna". Lamentablemente en España, en las zonas donde existen dos lenguas oficiales, esta norma universalmente aceptada no se contempla. La Generalitat Valenciana impuso la “inmersión lingüística”, como contra modelo, que consiste en educar al niño en una lengua distinta a la suya. Lo curioso es que sólo se aplica al niño hispanohablante para cambiarle su lengua (la oficial en todo el país) por la cooficial. La competencia lingüística del idioma castellano de los jóvenes en esta CCAA se ve perjudicada.Las consecuencias pedagógicas para el niño, al no instruirle en su lengua, afectan a su atención. La atención de un niño es limitada y si tiene que hacer un esfuerzo adicional para entender algo que no le gusta, se distrae. Y si no atiende, no entiende. Si además es un niño con dificultades de aprendizaje, el fracaso escolar está asegurado.

Estamos a merced de lo que nos impongan, pese a que en la zona residen familias provenientes de otras comunidades autónomas, cuya lengua materna es el castellano y desconocen el valenciano, y familias de otros paises, cuya lengua materna es una lengua extranjera, y que le están exigiendo que sus hijos estudien en valenciano en detrimento del castellano y no alcancen el mismo nivel de castellano que los alumnos de otras comunidades autónomas dónde no existen lenguas cooficiales. Además tratándose de una zona que se sustenta del turismo, lo primordial sería promover dominar bien el inglés para que en el momento de acceder al mercado laboral, los alumnos de los colegios públicos de la Generalitat Valenciana tengan las mismas oportunidades que los alumnos de los colegios privados donde las lenguas de enseñanza son preferentemente el inglés y el castellano. El sistema educativo evoluciona en dirección opuesta a lo que exige la sociedad del momento.

El pluringüismo del que hablan en la nueva ley, no es un auténtico programa de pluringüismo, sino que se han servido tramposamente de esta etiqueta para sustituir el castellano por el valenciano como lengua vehicular en el sistema educativo. Esta imposición es gravemente perjudicial para la educación de nuestros hijos, ya que las clases medias nos vemos obligados a que nuestros hijos estudien en valenciano en los colegios públicos, una lengua que no es la materna, y que no usaremos en la sociedad actual de globalización económica, integración e internacionalización. La sociedad y la nueva economía del siglo XXI exige una comunicación de carácter global donde el inglés, español, chino, ruso...se usarán cada vez con más intensidad, importantísimo que nuestros hijos sepan expresarse y escribir perfectamente el castellano, para ello es necesario que la carga lectiva en castellano sea bastante superior a lo que pretende promover la Consellería con la nueva ley. Nos quieren vender el valenciano con la idea de que para ser funcionario hay que dominarlo perfectamente, cuando el colectivo de funcionarios en las comunidades autónomas representa un porcentaje ínfimo. 

No podemos tolerar que nuestros hijos no tengan la opción de estudiar en castellano en los colegios públicos españoles, aún siendo su lengua materna. 

Ni tampoco tolerar trabas lingüísticas para acceder a un puesto de funcionario, primando más el conocimiento del valenciano que la competencia profesional. 

 

NOS AYUDARIA TU FIRMA TAMBIÉN EN ESTA PETICIÓN.

http://chn.ge/2pgnWCX

GRACIAS 



Hoy: Padres cuenta con tu ayuda

Padres Contra Imposición necesita tu ayuda con esta petición «Todos : NO A LA IMPOSICIÓN LINGÜÍSTICA DERECHO A ELEGIR LENGUA VEHICULAR». Únete a Padres y 1.005 personas que ya han firmado.