Justicia por Nina‼️

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,500!


Hola soy Yain Arias Jordan, mujer, madre y neuquina . El 12 de diciembre tuve que restituir a mi hija, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), donde vivíamos con su padre ,para dar cumplimiento a una sentencia del 13/11/2020 del Juzgado Civil 38, a cargo de la jueza, que determinó que el “centro de vida” de ella se encuentra en CABA.
Donde vive actualmente su padre, sin familia alguna.
Hasta sep de 2019 ,Nina vivía en Neuquén, junto a su abuela y tía. Con su familia materna, abuelo, primos de similar edad, tíos y abuelo. En Neuquén Nina fue a la sala de 3 años del jardín Olita. En esa etapa, ella creció con su madre y en un entorno afectivo y cálido.
La jueza ordenó su “restitución” a Buenos Aires, argumentando el derecho superior del niño establecido en el nuevo Código Civil y un fallo de la CSJN elaborado por Carlos Maqueda en el mismo sentido. Nina tenía un entorno afectivo, familiar y social en Neuquén que para el juzgado civil 38 se convirtió en un expediente, N° 65395. Aquí destaco que el centro de vida de una niña es un concepto jurídico abstracto, que debe ser analizado desde una perspectiva humana, es decir con sus aristas psíquicas y afectiva, y no un listado de requisitos.
Quienes hablaron en la sentencia de los derechos superior del niño no fueron capaces de evaluar las condiciones de vida de Nina No hubo informes psicológicos, sociales para dar sustento a tremenda sentencia que la “separó” de su madre. Los jueces y magistrados resolvieron un problema con el manual, no con sabiduría de cualificar las vivencias de las personas que son afectadas por esas decisiones arbitrarias y autoritarias.
Así, una jueza ordenó que se la “restituya” i fuera una encomienda, una cosa, no una niña de 3 años con su mundo constituido. Pasó de vivir en una casa con patio mascotas, en contacto con la naturaleza, a un departamento de 40 metros cuadrados.
21/12/2020, la cámara Civil Sala F conformada por José Luis Galmarini, Eduardo A. Zannoni y Fernando Posse Saguier confirmó la sentencia, “arbirtraria”, que no respeta ningún derecho constitucional de Nina . La Defensora Pública de Menores e Incapaces, Maria Cristina Martinez Córdoba, en tres líneas consintió el fallo del juzgado 38.
¿Quiénes son estos funcionarios públicos que cobran miles de pesos por mes y hacen un trabajo con tanto desapego e indiferencia humana??
La separaron de su madre; nadie analizó este cambio y el daño psíquico y emocional. La Cámara Civil Sala F confirmó la sentencia lo hizo como se procede en algunos sótanos kafkianos de las instituciones; con el manual, el cumplimiento del deber y nada más.
Vale aclarar que el traslado a Neuquén fue producto de la ruptura convivencial de mi ex pareja violenta y el hecho de no tener ningún familiar ni por parte materna o paterna que me ayudaran en el cuidado de Nina quería darle una vida digna, hecho que en CABA no ocurriría. En la sentencia no hay dos líneas de consideración de la vulnerabilidad de condición de género (el padre que tuvo múltiples episodios de violencia conmigo y Nina).
Luego que Nina fuera restituida con su padre, con esa sentencia consideró que era el dueño de ella y cortó toda comunicación con la familia materna bajo el pretexto era ‘hostigada’ por la madre y la familia.
Desde el 12/12/20 viaje dos veces a la CABA. Una de ellas un fin de semana, otra para buscarla para pasar fin de año. En esa ocasión el padre no quiso que la llevará. Solamente podía pasar del 30/12/20 al 3/1/21 en su “centro de vida”, según sentencia. Así, tuve múltiples exigencias de su parte que ha tratado a Nina como objeto no como una persona íntegra y de 3 años.
Finalmente, para mis vacaciones tampoco me dejó llevarla fuera de CABA. Llegué el 16/1/21 y el mismo día encontré a Nina había sido maltratada físicamente y ella no sabía por qué. Tenía quemaduras en la espalda e hice el tratamiento en el Hospital Gutiérrez y la denuncia en la Oficina de Violencia Doméstica de la CSJN. También intervino el fiscal …
Digo también que durante la convivencia sufrí varios episodios violentos de su progenitor que me llevaron a buscar una mejor vida. Con respecto a las lesiones de mi hija denuncié tal situación y el Juzgado Civil Federal 4, me otorgó medidas de protección a mí, pero no a ella, que estaba conmigo y era la víctima de las lesiones.
Entonces, el padre no podía acercarse a mí, pero sí a Nina ; un contrasentido más.
Ustedes se preguntarán por qué ocurren tantos femicidios, que muchas veces están precedidos por denuncias que las instituciones públicas (justicia, policía, otros organismos) tratan con displicencia, falta de interés o directamente ignoran.
Recibí amenazas de muerte,he llorado por la violencia institucional de sentencias que me priva del contacto cotidiano con Nina y le reconoce derechos a una persona con actitudes violentas. He tenido que pedir autorización para ver a Nina uds se dan cuenta de la violencia de esa medida??.
Actualmente estos hechos se encuentran denunciados en la Fiscalía, pero el Juzgado Civil 4 no me otorga las medidas de protección para Nina .
Pese a todas las adversidades, no voy a desfallecer; voy a seguir luchando para que Nina tenga una vida plena y feliz, con amor, como el que recibió en Neuquén de la familia materna, sin violencia, sin odios y sin rencores.
Pido ayuda para denunciar estos hechos de violencia de género e institucional que sigo recibiendo Nina y Yo
Todas las denuncias están registradas en el 144 Será Ministra Elizabeth Gomez Alcorta del Ministerio de las Mujeres ,Géneros y Diversidad de la Nación Argentina No quiero ser Ni una Menos