Terrazas sin humos ¡YA!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!

Rosa Allegue
Rosa Allegue ha firmado esta petición

¿Café o tapas con humo, y además COVID-19? ¿De verdad vamos a asumir ese riesgo? Cuando estamos casi toda España en espacios públicos con mascarilla, ¿por qué se permite fumar en las terrazas?

FIRMA PARA HACER REALIDAD LAS TERRAZAS SIN HUMO

Por si el humo y vapores de tabaco no fueran ya suficientemente dañinos (3.000 no fumadores y 52.000 fumadores MUERTOS al año), ahora los neumólogos han avisado de que al exhalar el humo se expulsan gotitas que, aunque diminutas, pueden transportar el coronavirus y ser altamente contagiosas.

También de que el gesto de llevarse la mano a la cara aumenta el riesgo de contagio.

Ya no existen dudas a nivel científico ni administrativo sobre el factor de riesgo de contagio que supone la exposición al humo de tabaco, lo que se ha materializado en el Posicionamiento de las Autoridades Sanitarias en relación al consumo de tabaco y relacionados durante la pandemia por COVID-19:

https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/proteccionSalud/tabaco/docs/Posicionamiento_TyR_COVID19.pdf

En este Posicionamiento, la Comisión de Salud Pública recomienda evitar el consumo de tabaco en ambientes comunitarios y sociales, en los que se incluyen las terrazas de los establecimientos hosteleros. Esta recomendación tiene la finalidad de evitar la transmisión de las gotitas respiratorias, también llamadas gotitas de Flügge, que son partículas diminutas, invisibles al ojo humano, expelidas al hablar, toser, estornudar o respirar y que pueden transportar gérmenes infecciosos de un individuo a otro, tales como el virus SARS-COV-2.

Por otro lado las colillas, además de ser grandes contaminantes del medio ambiente, se convierten otro vector de contagio de COVID-19 en los ceniceros -y, seamos realistas, en el suelo -de nuestras terrazas.

Entonces, ¿qué sentido tiene permitir fumar en las terrazas, especialmente en plena pandemia?

FIRMA PARA HACER REALIDAD LAS TERRAZAS SIN HUMO

Mientras se siga fumando y vapeando en las terrazas de hostelería, abiertas o cerradas, todos, clientes, empleados, menores… todos estaremos respirando un humo muy perjudicial para nuestra salud y potencialmente contagioso.

Sacar por fin el humo y los aerosoles de los cigarrillos electrónicos de la hostelería española tendrá un efecto altamente positivo, reducirá el riesgo de contagio de COVID-19, y protegerá a clientes y a trabajadores de la hostelería, que dejarán por fin de ser fumadores pasivos.

FIRMA PARA HACER REALIDAD LAS TERRAZAS SIN HUMO

Es posible y funciona y así se ha demostrado en otros lugares. En New York ya lo han conseguido, en Suecia también, y en Francia una encuesta ha revelado que el 73% de los franceses estaría a favor de que las terrazas de los restaurantes sean espacios sin humo ni vapores o aerosoles de tabaco. Además, la Generalitat de Catalunya está trabajando en una propuesta para que las terrazas de los establecimientos hosteleros sean espacios sin humo. Este debate lleva tiempo en la agenda política, porque los ciudadanos lo demandan, porque son miles los que ya no quieren tomarse algo en una terraza tragando humos o vapores / aerosoles que no están en la carta y que dañan su salud.

Por eso, desde Nofumadores.org te animamos que firmes y difundas esta petición dirigida a la Ministro de Sanidad, Salvador Illa Roca, para que elabore una modificación urgente de la Ley Antitabaco 28/2005 que en el actual contexto de la COVID-19, tome medidas que las terrazas de los establecimientos hosteleros sean espacios sin humo de tabaco y aerosoles o vapores de nicotina. De esa forma podremos disfrutar de algo que tanto nos gusta, disfrutar de nuestra gastronomía en nuestras terrazas, de la forma y en el momento que sea, sin humo, y evitando además un factor de contagio de la COVID-19.

¡Muchas gracias!

FIRMA PARA HACER REALIDAD LAS TERRAZAS SIN HUMO

Nofumadores.org

Por el derecho a vivir sin humo de tabaco

Nofumadores.org es una asociación sin ánimo de lucro, apolítica y aconfesional, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con número 172.478, y es la principal asociación española en defensa del derecho a vivir sin tener que estar obligado a respirar involuntariamente humo de tabaco.