Petición cerrada
Dirigida a Susana Díaz y 2 otros

Un colegio para mi hija

Mi hija Gloria tiene 10 años y, me imagino que para vuestra sorpresa, no va al colegio. Todos empezaron el curso el 10 de septiembre, pero ella no. Y, a día de hoy, nadie nos ha ofrecido una solución al respecto.

Prácticamente ya ha perdido un año de escolarización y nadie asume responsabilidades por ello. Es una niña brillante. Sí: de las de sobresaliente. Su delito: tener autismo.

Los niños con autismo son capaces de seguir el ritmo de las clases, pero necesitan recursos especiales en materia de educación. Como salas de relajación, profesores formados en el tema… Mi hija es capaz, de sobra, de gestionar lo académico, pero en lo emocional a veces se creaban tensiones en el aula donde se formaba. Tensiones que, desde el centro donde estudiaba, no se supieron manejar. Tanto es así, que finalmente mi hija fue discriminada hasta no poder volver a ese colegio.

En marzo de 2015 sus compañeros, con el consentimiento de las familias, organizaron una especie de huelga. El resto de sus compañeros de aula no aparecieron por clase, por los problemas en la convivencia en el aula con ella. Los profesionales del centro supieron de esta iniciativa, y la consintieron. Evidentemente, lo que mi hija sufrió fue discriminación, en este caso consentida tanto por familias como por profesores.

Hicieron una huelga para echarla de su colegio. Una huelga notificada que la administración consintió.

Nadie pensó en la niña ni en las consecuencias que tiene para cualquier niño ser expuesto a una situación que no puede gestionar: y más para ella, que tiene autismo.

Los psiquiatras y psicólogos que atendieron a mi hija después de esto nos dijeron que Gloria no podría volver al centro. Ya que no sería capaz ­ni ella ni cualquier niño­ de gestionar un trauma semejante, una situación tan humillante de discriminación.

La Junta de Andalucía debe velar por los derechos de un sector tan frágil de la sociedad como es el caso de los menores. No pueden amparar y justificar a profesionales que, además de no hacer su trabajo, discriminan y excluyen a todo aquel que es diferente.

Discriminar y estigmatizar produce grandes trastornos en las víctimas, y en este caso fue mi hija la que padeció las consecuencias. A fecha de hoy, la Consejería de Educación no ha dado respuesta a las necesidades de salud generadas en la niña, ni soluciones a la carencia de centro educativo que sufre.

Ella no sabe nada de esto, pero doy por hecho que lo intuye. Piensa que la culpa de tener que abandonar el colegio es suya, y no es así. ¿Qué niño podría gestionar una experiencia así?

Pedimos a la Junta de Andalucía, a la Consejería de Educación andaluza y a la Delegación Provincial de Málaga de Educación que busquen una solución para mi hija, que está pagando un precio injustamente alto por padecer autismo.

Un profesor particular que venga a casa, o un colegio adaptado para niños con autismo… ¿Es tan difícil?

¡Firma porque la discriminación no pase por alto, firma por un colegio para Gloria, mi hija!

Esta petición fue entregada a:
  • Susana Díaz
  • Consejería de Educación de la Junta de Andalucía
  • Delegación de Educación de la Provincia de Málaga


    Eva Reduello Fernández ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 30.577 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




    Hoy: ESTHER cuenta con tu ayuda

    ESTHER CUADRADO BARBERÍA necesita tu ayuda con esta petición «.@SusanaDiaz: Un colegio para mi hija». Únete a ESTHER y 30.576 personas que ya han firmado.