Justicia para el Club Deportivo de Guadalajara A.C. vs Jorge Vergara

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


Hace más de 17 años, Jorge Vergara fue invitado a formar parte de Club Deportivo Guadalajara, A.C. como Asociado. En ese entonces, había más de 160 Asociados de dicha institución.

Poco a poco, un pequeño grupo de Asociados buscó hacerse de una mayoría considerable en la Asamblea de Asociados para conseguir enriquecerse de manera personal, por medios ilegales.

Lo anterior pretendieron conseguirlo por medio de la transformación del patrimonio de la Asociación (que no fue aportado por nadie y cuyo único dueño era la misma Asociación) a un capital social de una sociedad mercantil (cuyos dueños serían las personas que accedieran a transformar ese patrimonio), a pesar de que en términos del Código Civil de Jalisco, la calidad de Asociado es intransferible.

Es menester mencionar que para que una persona pueda ser accionista de una sociedad mercantil, necesariamente debe realizar una aportación de capital. En el caso, ninguna de esas personas aportó capital, sino que únicamente deseaban ser accionistas del patrimonio de la Asociación para enriquecerse personalmente. Lo anterior se traduce en un evidente enriquecimiento ilícito.

Cabe mencionar que dicha transformación no se encuentra contemplada en la legislación civil o mercantil aplicable.

De esta forma, Vergara corrompió a la mayoría de los entonces Asociados de Club Deportivo Guadalajara, A.C., ofreciendo remunerarlos -de manera a todas luces inmoral- si ellos pactaban y aprobaban la transformación de dicha Asociación Civil (entidad sin fines lucrativos) a una Sociedad Anónima de Capital Variable (entidad con fines lucrativos). Esto lo realizó Jorge Vergara a través de la constitución de un fideicomiso destinado a garantizar el pago de estos sobornos a los Asociados.

En ese sentido, los Asociados se convirtieron en accionistas de la ilegal sociedad mercantil que pretendieron constituir. Dado que la calidad de accionistas sí es transferible –a diferencia de la de Asociados- Jorge Vergara pretendió comprar dichas acciones a los entonces accionistas para hacerse de la propiedad del club deportivo.

En 2002, Jorge Vergara tergiversó el ordenamiento jurídico en materia mercantil para transformar ilegalmente Club Deportivo Guadalajara, A.C. en una sociedad mercantil.

Una vez celebrada la ilegal Asamblea de transformación, Jorge Vergara registró diversas marcas, licencias y patentes a su nombre y a nombre de la nueva sociedad mercantil, ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Entre dichas marcas se encontraba la del club deportivo.

La ilegalidad de los actos cometidos por Jorge Vergara y el grupo de ambiciosos empresarios fue reconocida por un Tribunal Colegiado de Circuito que determinó conceder el amparo a los escasos Asociados de Club Deportivo Guadalajara, A.C.

Mediante la concesión de dicho amparo, el Tribunal Colegiado de Circuito determinó declarar la nulidad del Acta General de Asamblea Extraordinaria por virtud de la cual el ambicioso grupo de Asociados de Club Deportivo Guadalajara, A.C., determinaron transformar dicha Asociación en una sociedad mercantil. Por ello, se entiende que dicha sociedad mercantil jamás se existió.

El efecto concesorio de la sentencia de amparo fue la cancelación de todos los registros realizados ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, incluida la marca del equipo deportivo que se registró a nombre de Jorge Vergara, pues dichos derechos le pertenecen a Club Deportivo Guadalajara, A.C.

No obstante, los Asociados de Club Deportivo Guadalajara, A.C. se han enfrentado a diversas irregularidades debido a casos de inminente corrupción en el Poder Judicial del Estado de Jalisco cuando intentaron hacer cumplir lo ordenado en la sentencia de amparo.

Lo anterior se ha visto reflejado en una serie de obstáculos que se tradujeron en el impedimento del cumplimiento de la sentencia concesoria del amparo, pues a la fecha, los tribunales no se han atrevido a ordenar al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial que cancele los registros de marca otorgados de manera absolutamente ilegal a Jorge Vergara.

Actualmente, existe Recurso de Reclamación interpuesto ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el que se destaca que existe Jurisprudencia vinculante que obliga a todo juzgador a dar cabal cumplimiento a las sentencias de amparo. Dicho recurso será resuelto el 10 de julio de 2019 por la citada Suprema Corte.

Te pedimos tu apoyo para exigir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que cumpla con su encargo constitucional y se encargue de ordenar que la sentencia concesoria del amparo en favor de Club Deportivo Guadalajara, A.C. efectivamente se ejecute.

De nada nos sirve como gobernados que un tribunal dicte una sentencia de amparo favorable si no podremos ejecutarla.