Castiguen a administradores y residentes que secuestraron mujer vigilante en Rosales

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 25,000!


¿En qué clase de país vivimos?. La denuncia que hizo Edy Fonseca, una vigilante del barrio Estrato 6 Rosales, en el norte de Bogotá, dan ganas de vomitar. Ella fue obligada a estar de turno en un edificio de familias ricas durante un mes, siendo engañada por el presidente y residentes para quedarse allí por miedo de perder su trabajo durante toda la cuarentena sin poder regresar todos los días a su casa a ver a su familia.

Como cuenta la denuncia que hizo en El Espectador. Días después de comenzar a vivir allí, Edy pidió que la dejaran volverá su casa, así fuera por un rato, pues ella vivía con su hija y necesitaba verla. Pero no la dejaron. “Yo no entendía por qué no me dejaban ir a mi casa, si todo el día entraban y salían residentes y domiciliarios, entonces ¿yo por qué no podía salir?”, se preguntó la afectada, quien tiene unas conversaciones que ponen en evidencia los hechos. 

Este mes en que estuvo aislada, trabajando 24 horas, cuidando del edificio y sus propietarios. Dejaron a la mujer con graves problemas de salud. La miseria de 15 mil pesos diarios que le daban para comer y quedarse allí es otra situación totalmente indignante.

Es urgente que el Ministerio de Trabajo y la Superintendencia de Vigilancia se pongan a trabajar y castiguen a los residentes, propietarios y administradores de este edificio por constreñimiento e inclusive secuestro. Mujeres como Edy que trabajan en la vigilancia son víctimas de atropellos terribles. Muchos vigilantes por ejemplo están trabajando turnos de 24 horas. Es urgente que se investiguen y detangan los abusos contra los vigilantes.