Victoria confirmada

Aprobación de tratamiento para que Analía pueda vivir y SANIDAD se lo niega

¡Esta petición alcanzó el cambio con 1,308 firmas!


La Miastenia Gravis es una enfermedad neuromuscular autoinmune y crónica, la principal característica es la debilidad muscular.

Analía tiene Miastenia Gravis diagnosticada desde el año 2012 y tiene muchos síntomas: se cae por pérdida repentina de fuerza en las piernas, visión doble por debilidad muscular del ojo izquierdo, caída de párpados, ahogamientos constantes, pérdida de fuerza en los brazos, cuello, lengua, boca y manos, entumecimiento de los dedos de la mano, pérdida de voz, además de incontinencia. Se cortó el pelo ya que no podía lavarselo y peinarselo adecuadamente, hay días que no puede siquiera tomar mate por no tener fuerza para realizarlo, entre muchas otras cosas cotidianamente normales.

Analía tuvo que modificar su vida por completo, dejó de trabajar y tener vida social por incapacidad de salir de su casa, esto por tener un cuadro totalmente agravado por un tratamiento de corticoides, inmunosupresores y Mestinon dado en FAIAM (Fundación Ayuda Integral al Miastenico). Este tratamiento hizo que aumente más de 80 kilos, haciendo que sea mucho más dificil movilizarse por la debilidad muscular y los kilos aumentados; además al estar inmunosuprimida, se enfermó más seguido haciendo que el cuerpo este aún mas débil.

Realizó una consulta con la Dra. Adamo de OSPSA, la cuál no atendió las necesidades de Analía y lo mal que le hacían los corticoides e inmunosupresores.

Luego de lidiar casi 3 años con la enfermedad, Analía logró encontrar al Dr. Blanca, un neurólogo que la entendió y le comentó un tratamiento anual para combatir los síntomas (ya que es una enfermedad que no tiene cura). 10 ampollas de 15 gramos de gamma globulina.
Con este tratamiento, Analía logró tener una vida normal nuevamente, dejó de ver doble, dejó de caerse, pudo hablar todos los días, no se ahogaba, hasta logró volver a trabajar a finales del 2016.

Un tratamiento que OSPSA (Obra Social del personal de la Sanidad Argentina) le otorgó en los años 2015 y 2016. En abril del 2017 le tocaba realizar de nuevo el tratamiento, pero desde entonces SANIDAD le NIEGA la medicación.

Desde mayo del 2017, ya sin rastros de la gamma globulina en el cuerpo, Analía volvió a sentirse sin fuerzas y todos los sintomas afloraron nuevamente, cada vez con más fuerza; por ejemplo haciendo que tenga que internarse de urgencia por crisis de la propia enfermedad.

PEDIMOS POR FAVOR QUE LA SUPERINTENDENCIA NOS AYUDE Y HAGA QUE LA OBRA SOCIAL APRUEBE Y ENTREGUE LA GAMMA GLOBULINA. Queremos que Analía tenga una vida normal nuevamente. 



Hoy: Leandro cuenta con tu ayuda

Leandro Marin necesita tu ayuda con esta petición «Superintendencia de salud argentina: Aprobación de tratamiento para que Analía pueda vivir y SANIDAD se lo niega». Unite a Leandro y 1,307 personas que firmaron hoy.