Atiendan los efectos de la contingencia sanitaria en la vida de niñas y mujeres mexicanas.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


Derivado de la contingencia del Covid-19, las integrantes del Consejo Social del INMUJERES, manifiestan su preocupación por la situación de precariedad de niñas y mujeres mexicanas en el ejercicio de sus derechos, así como ante la falta de un sistema nacional de cuidados y de beneficios de asistencia social. En una situación de esta naturaleza, las mujeres en sus hogares están más expuestas a experimentar episodios de violencias.

Esta situación afecta especialmente a las mujeres dentro de la economía informal al profundizarse las consecuencias que conllevan acatar las medidas de distanciamiento social tomadas por el Gobierno de México.

Por ello proponemos a los poderes ejecutivos de los tres niveles de gobierno y al poder legislativo federal y estatales, lo siguiente:

1.- Diseñar una política pública nacional URGENTE con perspectiva de igualdad de género, derechos humanos, multiculturalidad e intersectorialidad, para apoyar a las mujeres, niñas y niños que viven en situación de violencia por parte de agresores con los que cohabitan, para otorgar apoyos extraordinarios a las OSC a cargo de líneas telefónicas de atención a la violencia, centros de atención externa y refugios en casos de violencia extrema.

2.- Promover que el gabinete gestione ante el Congreso, recursos extraordinarios para que sean operados a través de diversas instancias, por ejemplo, Fondo de Transversalidad, Fondo para el Bienestar y el Avance de las Mujeres, FOBAM, FONDEN, Paimef y Fondo de  Coinversión de Indesol. para que adecuen sus programas sociales ante el impacto negativo a mujeres.

3.- Otorgar estímulos laborales, fiscales, suspensión de pagos de créditos hipotecarios para mujeres que son el único sostén del hogar, así como apoyos para las familiares trabajando en el cuidado de menores, personas con discapacidad, personas enfermas y dependientes y adultas mayores.

4. Realizar una campaña en medios de comunicación, para incentivar la participación de los hombres en el trabajo doméstico.

Estamos convencidas de la voluntad del Gobierno Federal para generar un Plan Emergente, coordinado y de gran escala, no sólo sanitario sino de bienestar para que las mexicanas más precarizadas y en situación de pobreza tengan las condiciones para sobrellevar esta contingencia.