Victoria confirmada

Suspendan las clases en todo el país!!!

¡Esta petición alcanzó el cambio con 79,327 firmas!


A los Señores Ministros de Salud Pública de la Nación y de Educación de la República Argentina

Queremos expresar nuestro sentido pesar y preocupación ante la negativa oficial de suspender momentáneamente las clases en las escuelas del país frente a la creciente pandemia del COVID-19.

Si bien es cierto que los niños no son considerado un grupo de riesgo frente a esta enfermedad, las escuelas, señores, son ámbitos donde además de niños, adolescentes y jóvenes, concurren personas adultas.

Personal docente, directivo, administrativo, de mantenimiento y demás, somos personas adultas que -aunque parezca ilógico para ustedes- convivimos el resto de las horas que no dictamos clases en contacto con la civilización.

No vivimos aislados en una burbuja antiséptica. Vivimos -por si no lo saben- rodeados de familiares, amigos, vecinos, adultos mayores, turistas, personas enfermas que a diario también utilizan los medios de transportes en los cuales viajamos, que concurren a lugares comerciales donde nos abastecemos para cubrir nuestras necesidades básicas de alimentos, remedios y demás insumos lógicos que cualquier otro ser humano precisa en su vida cotidiana.

Muchos de nosotros cargamos en nuestro organismos, alguna afección y no somos de ninguna manera inmunes a contraer virus por contagio.

Por otra parte, nuestras escuelas, señores ministros, no son el paraíso soñado de la abundancia económica para paliar gastos de profilaxis sanitarias. Nuestros establecimientos, por regla general, no tienen ni papel higiénico en los baños, ni jabón para el lavado de manos después de los recreos, tampoco cuentan con la provisión de elementos de limpieza y desinfección más allá del agua y perfuminas. Pensar en agua lavandina ya es un lujo… que a veces -la mayoría de las veces- no podemos pagar, porque el presupuesto asignado es paupérrimo.

Cabe recordar, y no es de menor importancia, que los niños, adolescentes y jóvenes que concurren a las mismas, tampoco son seres conservados en cámaras de aislamiento. Ellos provienen de sus hogares y barrios, donde ¿adivinen qué? Si, por supuesto: viven en contacto social, con su familia, vecinos, amigos y demás seres humanos que conforman su comunidad (donde también hay potenciales grupos de riesgo).

Por último, señores, no es ilógico y descabellado prever que, de producirse un caso de infección del virus en alguno de los miembros de cualquier establecimiento educativo, hasta presentar los síntomas esa persona ya habrá estado en contacto, compartido espacios -donde es imposible una distancia mayor a tres metros-, estornudado, hablado (lo que implica partículas de saliva en el aire) con otras personas, y además sufrido el desabastecimiento de elementos sanitarios para prevenir un contagio masivo, que no se revertirá fumigando y cerrando el establecimiento a posteriori, cuando ya el virus haya comenzado a viajar a domicilios privados en ropas, calzados, útiles, manos...

Es PERENTORIO que se establezcan medidas de prevención que realmente no pongan en riesgo a un gran porcentaje de la población.

No es psicosis, no es pánico, no es desinformación. Es seguridad y prevención: DEBE SUSPENDERSE EL DICTADO DE CLASES hasta tener absolutamente controlada la situación sanitaria.

Los contenidos académicos podrán recuperarse. Las vidas perdidas, no.

Esperamos ser escuchados.

Muchas gracias.



Hoy: Natalia cuenta con tu ayuda

Natalia Sana necesita tu ayuda con esta petición «Sres Ministros @trottanico y @GinesGGarcia : Suspendan las clases en todo el país!!! #COVID19argentina». Unite a Natalia y 79,326 personas que firmaron hoy.