Chau Dr. MUERTE por GENOCIDIO y VIOLACIÓN de conciencias

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


#ChauDrMuerte #ChauRubinstein #RenunciaDeRubinstein #ChauAborto #ChauAborteros

¿Cómo podemos tener un ministro de salud que no sabe cuándo comienza la vida de una persona? ¡cero en biología y embriología!:
Dijo: "(¿cuando uno) empieza a ser persona. Y la verdad que no hay un momento en el cual uno diga que hasta el día anterior no era persona y al día siguiente es persona...el concepto acá pasa porque para la religión católica la vida comienza durante la concepción, que quiere decir que la vida humana comienza."
Dr. Rubinstein: la concepción ¡no es una definición religiosa sino científica!

¿Es que no aprendimos nada de los campos de exterminio Nazis? ¿Cómo podemos tolerar un ministro de salud, que al igual que otro Adolfo, considera que hay sub-humanos sin derecho a vivir? ¿que es ético que haya humanos superiores y otros inferiores que pueden descartarse, incluso eugenésicamente (aborto de embriones por discapacidad)? ¿Que tolera un sistema donde hay 50.000 humanos congelados que van muriendo (fecundación artificial)?

Aun no salió la ley y reconoce que ya está derrochando nuestros impuestos (nota: cientos de millones) en asesinar bebés por nacer con "fármacos para la interrupción del embarazo, y algunos insumos, las consejerías, las guías de prácticas para la interrupción del embarazo, todo esto es una responsabilidad del Ministerio de Salud."

Rubinstein, violando la Constitución, haciendo apología del delito y malversando fondos públicos, es responsable directo de decenas de miles de abortos:

- A través de la guía práctica para asesinar bebés, haciendo creer que es legal publicada en la página web del ministerio de salud (protocolo para la "interrupción legal del embarazo").

- Financiando cursos para convertir médicos en asesinos seriales (entrenamiento para abortar), pagando viajes, hoteles de varias estrellas y semanas de licencia a profesionales de todo el país.

- Financiando la compra de abortivos con sobreprecios de más del 100%, en especial, misoprostol, cuyo único proveedor monopólico es un amigote de Macri de Boca Juniors.
http://www.telam.com.ar/notas/201503/97102-macri-amapara-a-goyo-zidar-laboratorios-beta-boca-camara-oculta-claususra.php

- Apoyando la ley para la "interrupción voluntaria del embarazo" faltando a la verdad sobre su legalidad y constitucionalidad, sobre la cantidad de abortos clandestinos (multiplicando la cifra por casi 1000%), ocultando sus gravísimos efectos en la madre, diciendo que la legalización reduce la cantidad de abortos (cuando es justo al revés), etc.

Una ley que convierte a los médicos en esclavos porque se expropia su voluntad libre, al impedirse ejercer el derecho a la objeción de conciencia (análisis detallado al pie), obligándolos a abortar a pesar de que juraron no hacerlo (Juramento Hipocrático)

Una ley que expropia bienes privados dedicados a la salud (hospitales, clínicas, etc.), para ponerlos al servicio de asesinos seriales.

- Promoviendo y financiando la compra y distribución de abortivos mal clasificados como "anticonceptivos":
http://moralnetargentina.blogspot.com/p/embaraceptivos.html
Nota: excepto los barrera sin espermicida, todos los anticonceptivos fallan en evitar la ovulación y actúan matando al bebé ya concebido.

- Promoviendo y financiando la fecundación artificial: por cada bebé de probeta nacido vivo, 25 son asesinados/descartados en el camino.

- Definiendo el aborto como un problema de salud pública, cuando es claro que el embarazo no es una enfermedad ni el aborto una terapia para curar (¡es una técnica para asesinar!).

- Difundiendo falsedades que llevan al aborto como la noción anticientífica de "sexo seguro" (todos los anticonceptivos tienen tasas de falla en prevenir embarazos y todos fallan ante enferemedades sexuales como el virus del papiloma humano) y programas de perversión sexual integral (educación sexual).

Eso sí que un problema de salud pública cuando el Estado promueve abortivos y engaña sobre su tasa de falla real para prevenir embarazos (65% en USA y 80% en España, de quienes demandan abortos estaban usando "anticonceptivos") y sobre su rol en la pandemia mundial de enfermedades sexuales (más de dos billones de infectados).

- No defendiendo la profesión médica como arte de curar y salvar vidas:
https://chn.ge/2Iw470Z

- Promoviendo la eutanasia (suicidio asistido por verdugos de guante blanco), al menos por desidia.

- Comprando y distribuyendo vacunas elaboradas a partir de bebés asesinados por aborto procurado, contaminadas con hasta 2000% más de ADN de lo tolerado por la FDA, causantes de graves efectos adversos:
http://www.goo.gl/461o47

Cierto, TODOS los Gobiernos Nacionales y muchos Provinciales y sus ministros de salud vienen haciendo ésto desde 2012 (fallo FAL) pero eso no lo excusa de sus deberes de funcionario público de defender los derechos humanos y más aún el Juramento Hipocrático. Dado que el ejercicio legal de la medicina y el título de médico está validado por dicho juramento, Ud. no merece el título de doctor.

Sí, todo eso lo avala Ud. Sr. Presidente, violando la Constitución que Ud. juró defender. Ud. y Rubinstein son cómplices del holocausto Argentino, un crimen de lesa humanidad penado por el Tratado de Roma con rango Constitucional, con decenas de miles de desaparecidos con misoprostol y abortos quirúrgicos, cuyos cuerpos ni siquiera tienen fosas comunes porque van a tachos de basura o inodoros.

Para profundizar:
www.goo.gl/ts0NKt

Para iniciar acciones legales defendiendo los derechos de los médicos (en éste grupo se difundirán los modelos para presentar ante distintos fueros y organismos):moralnet-argentina+subscribe@googlegroups.com
(favor de enviar un email y confirmar suscripción)

Favor de firmar también acá:

Contra la legalización del aborto: https://goo.gl/8xXETm

Contra la despenalización del aborto: http://goo.gl/WLsbTD

Contra las vacunas hechas con bebés abortados: https://chn.ge/2vkbxmM

Contra la licenciatura para asesinos seriales: https://chn.ge/2Iw470Z

*Favor de reenviar para salvar vidas.*

Federico Nazar
Moralnet.org
¿Cuántas vidas salvamos hoy?


---------------------------------------------------------------------------------------
                                   SEAS MÉDICO O NO
           LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA TE CONCIERNE

---------------------------------------------------------------------------------------

El aborto como derecho convierte a la medicina en el arte de matar, en vez del “arte de curar”. El sistema sanitario se transforma radicalmente. El aborto legal, te matará a vos igual.

¿Acaso no todos dijeron estar contra el aborto, incluso los que lo apoyan como derecho? La demanda de aborto nunca surge de la nada sino de una cadena de actos. No se cura un cáncer con paracetamol. Más que aliviar el síntoma, hay que curar la enfermedad, atacar las causas, más que los efectos. El aborto procurado es como la cabeza de la Hidra: cada vez que se le cortan, renacen otras más fuertes. Como se dice en medicina: el mejor remedio es la prevención (y es el más barato). Entonces, todos debiéramos estar a favor de solucionar sus primeras causas. Por eso, el aborto como derecho avasalla la esencia de profesión médica: el derecho a hacer un diagnóstico en libertad y de atacar las primeras causas. Y no sólo de la profesión médica: de los psicólogos, asistentes sociales … de la ciencia.

Se quita o vacía de contenido la parte del juramento hipocrático contraria al aborto y a favor de defender la vida siempre, incluyendo tu vida.

El ministerio de Educación definió que los médicos ya no tienen competencia exclusiva en establecer políticas públicas sanitarias, lo cual permite poner a cualquier verdugo a cargo del sistema. Por ejemplo, un economista que quiera reducir costos dejando que mueran los ancianos, o un bioeticista rechazando tratamientos más efectivos pero caros, o un abogado prohibiendo que se le dé tratamiento médico gratis a niños como Alfie, en contra del deseo de sus padres.

Objeción de conciencia demuestra imposición de inconciencia

La figura de objetor surge principalmente de los Testigos de Jehová que se negaban a portar armas en el servicio militar obligatorio. Es una figura que respeta la conciencia individual y la libertad de cultos ante una obligación justa (la conscripción).

Hablar de objeción al aborto es algo totalmente distinto: nadie puede obligar a matar a un inocente.

Reconocer la figura de objeción de conciencia dentro de una ley de despenalización, significa legalizar al aborto como derecho, sin siquiera mencionar que es un derecho, por el falso concepto de que “todo lo que no está prohibido está permitido”: ya no se trata de quitar la pena sólo para la madre arrepentida: deja de ser un crimen para los aborteros y cómplices, y se otorga a cualquier mujer (o tutor) el falso derecho a pedir que otro mate a un bebé inocente. ¡La figura de objeción implica transformar la despenalización en descriminalización y legalización! tal como pasa en los países del primer mundo donde el aborto es legal ¡protege los abortos clandestinos que seguirán existiendo aunque sea legal!

Permitir la objeción significa aceptar que matar es un acto médico y que un médico tiene obligación de ser cómplice de asesinato, ya sea por aborto, suicidio asistido, fecundación artificial, abortivos (todos los anticonceptivos, excepto los barrera sin espermicida).

Objeción de inconciencia

La incultura de la muerte atenta contra la esencia misma de la medicina, que es el “arte de curar y salvar vidas”. Para obtener título habilitante, los médicos deben hacer el juramento hipocrático que incluye defender la vida, incluso intrauterina, y no matar ni dañar. Por lo tanto, la vida es el estándar. En caso de retractarse del juramento, los “médicos” debieran devolver el título a la universidad. Los abortistas que se dedican al “arte de matar” no son verdaderos médicos, son una anomalía, son los verdaderos objetores (sin conciencia): si asesinar bebés fuera “legal”, son ellos los que debieran formar listas públicas en internet para que la gente sepa dónde abortar o qué “médicos” evitar (nadie quiere ser atendido por un asesino serial que pone las ganancias por encima de la vida humana).

Quienes realicen abortos no deben tener matrícula médica. De aprobarse ésta ley injusta, una forma de reducir daños a la medicina, es que los asesinos seriales estudien una tecnicatura para matar bebés o rindan libre, pero siempre separados de la medicina y de las facultades de medicina.

Volvemos a la esclavitud

El proyecto de ley contempla que si no hay otro médico que haga el aborto, cualquier médico debe hacerlo, aun cuando esté en la lista de objetores, so pena de 5 años de prisión.

Esto significa reinstaurar la esclavitud en el país. La esencia de la esclavitud es que una persona no es libre, sino una cosa (como un animal) pasible de castigos si no hace la voluntad del propietario. En éste caso, por culpa del Estado totalitario, el nuevo patrón, el médico se transforma en esclavo de la madre asesina o de su tutor esclavizador, bajo severas penas si no hace su voluntad. Cabe repetir que el derecho a abortar es también una vuelta al esclavismo por considerar a la persona por nacer como una cosa disponible.

Las sanciones impactarán brutalmente en los médicos de pueblo objetores, donde son el único médico: ¿dejarán a los pueblos sin médicos? (algunos dicen que esto no sucederá porque no hay quirófano en los pueblos, pero olvidan que aprox. 95% de los abortos se hacen con misoprostol).

Pero eso no es todo: se obliga a los que colaboran indirectamente (enfermeras, camilleros, personal administrativo, asistentes sociales, mucamas que deben descartar el material biológico, es decir, tirar a la basura las partes de los bebés descuartizados). También, todos esclavos al servicio de los asesinos.

Además surge el problema de la complicidad. Si un médico se entera de que en el quirófano de al lado están por cometer un asesinato, o que en tal ventanilla se entregan abortivos, debe impedirlo por todos los medios, incluso la violencia, de la misma manera que está obligado a defender a un niño ya nacido de ser asesinado. Caso contrario, se lo puede juzgar y condenar a prisión por abandono de persona, complicidad en homicidio, incumplimiento de deberes como médico o funcionario público (por de pronto por no hacer la denuncia antes y después) y puede perder su título por violar el juramento hipocrático de defender la vida, no sólo de sus propios pacientes sino toda vida que está en sus posibilidades próximas.

Salvo lo del juramento, todo lo demás se aplica también a todo el personal del centro sanitario.

Sin embargo, con ésta ley también se los pena si intervienen, porque afectan un falso derecho a asesinar. Dejando lo legal, todas las personas cuya conciencia obliga a defender la vida a los demás seres humanos son afectadas, incluso los demás pacientes que justo entraran o se enteraran de un asesinato inminente o abortos recurrentes, en especial los Cristianos, violándose la liberta de culto, porque todo verdadero Cristiano será encarcelado.

Dado que primará la ley del aborto sobre lo anterior, se destruye el estado de derecho que defiende el deber de solidaridad: Argentina se transformará en el país de la violencia y del “sálvese quien pueda”.

La necesidad de objeción de conciencia institucional demuestra esclavitud institucional

En éste proyecto de ley, no se acepta la objeción que no sea religiosa. ¡No se admiten idearios institucionales basados en la ciencia y la ley natural!

Pero tampoco se acepta la objeción religiosa porque la obligación de derivar a quien no sea objetor, convierte a TODOS en cómplices de homicidio: es como si entrara un asesino a tu casa diciendo que quiere matar a tu hermano y te pide que le digas dónde está. Sabés que si le decís sos cómplice de su asesinato.

Establecer la obligación de informar del derecho a abortar o de derivar a una cueva de asesinos seriales, es una violación de la objeción institucional que lleva a violar las conciencias de todos, y a convertir en cómplices de homicidio incluso a los que no son médicos. Así se corrompe a los hospitales públicos y privados y la atención primaria de la salud (APS) que distribuye misoprostol y deriva para AMEU.

Esto significa una expropiación parcial de los centros sanitarios sin pagarles un peso en contraprestación.

Y también una expropiación total: todos los hospitales y hospicios Católicos se verán obligados a cerrar o malvenderse, causando gran perjuicio no sólo a los propietarios (en su mayoría son entidades sin fines de lucro) sino a toda la sociedad.

Un paso más hacia la corrupción total de la medicina

Se obliga a hacer listados de objetores: verdaderas listas negras que impiden ascensos y desencadenan persecuciones veladas contra las personas más éticas. En concursos y becas se discrimina a los objetores. Aceptar listados de objetores es aceptar que los asesinos de guante blanco tomen el control de la medicina, de los puestos de trabajo, de las universidades, etc.

Por si eso no bastara, se obliga a ascender a jefes de obstetricia que no sean objetores, porque “debe haber al menos una persona que garantice” la ejecución del niño por nacer. Si no es el jefe de obstetricia debe ser el director del hospital. ¿Y a quiénes asciende el director? A los pro-aborto en TODAS las especialidades, no sólo obstetricia. Imaginen el daño en todas las áreas que hace un asesino que no valora la vida: discriminar a personal ético (no sólo médicos) en el ascenso profesional, recortar costos que salvan vidas, etc.

Al despenalizarse el aborto y considerarse un derecho (por lo menos en algunas circunstancias) se obliga a todas las universidades a enseñar a abortar a los futuros médicos (al rotar por obstetricia y ginecología) y a enseñar a asistir abortos a las enfermeras, lo cual requiere practicar asesinatos para poder recibirse. Esto significa la corrupción total de la profesión médica, que deja de ser el arte de curar, para incluir el arte de matar, eliminando el juramento hipocrático de defender la vida y recibiéndose de matasanos.

Sin embargo, ésta ley es peor, no sólo es despenalizar sino que decreta que asesinar es un derecho de la mujer.

Todo el sistema sanitario se va corrompiendo al servicio de la incultura de la muerte. Y ni hablar de la corrupción de los trillones de dólares que mueven los laboratorios: licitando o recetando remedios más caros ineficaces, menos eficaces o incluso que causan daño irreparable (vacunas contaminadas que causan daño cerebral) o muerte (caso Vioxx con 30.000 muertos sólo en los EE.UU.).

Si toleramos la violación de conciencia institucional, no podemos quejarnos de la corrupción en los hospitales o si dejan morir a pacientes o si la medicina se convierte en un negocio donde se lucra a costa del dolor y la enfermedad de los más débiles.

Pretenden no penalizar el aborto y penalizar el no aborto. Después, hay juicios de mala praxis por abortar al bebé incorrecto de mellizos o por no avisar que el bebé tenía una posibilidad de discapacidad (para eliminarlo), etc. Todo se corrompe.

La venta de órganos para investigación implica millones de dólares para presionar a mujeres a abortar.

Ahí no acaba todo, también se corrompe la policía, ante violación, por protocolo está obligada a derivar para ofrecer la píldora del día después (de la concepción).

La historia de Holanda demostró cómo del aborto se pasa a la eutanasia de enfermos terminales, luego de ancianos deprimidos, luego de ancianos saludables, luego de niños discapacitados, luego de niños en coma, luego de muchos por contaminación de bancos de sangre y órganos donados por la ideología de género que no permite discriminar a donantes masculinos que hayan practicado homosexo…

También llevó a la redefinición de muerte como muerte cerebral o paro cardíaco únicamente, a fin de posibilitar la donación presunta de órganos, aun estando vivos (cosecha forzosa de órganos!!!)… a pesar de que hubo muertos cerebrales junto a ausencia de actividad cardíaca que despertaron espontáneamente.

A esto se suma los heridos o muertos por robos y homicidios. El aborto es una verdadera fábrica de delincuentes, porque todos los que colaboraron en él aprenden que el crimen paga y encima por ley. Además, las madres que no se arrepienten de sus filicidios, les enseñan a los demás hijos que para conseguir lo que uno quiere vale hasta matar al propio hijo. ¡No debiera sorprendernos si todos sus hijos salen delincuentes!

Federico Nazar
Moralnet.org
¿Cuántas vidas salvamos hoy?



Hoy: Moralnet cuenta con tu ayuda

Moralnet .org necesita tu ayuda con esta petición «Sr. Presidente Macri: chau Dr. MUERTE por GENOCIDIO y VIOLACIÓN de conciencias». Unite a Moralnet y 792 personas que firmaron hoy.