Un salvavidas para los trabajadores independientes