Políticas teatrales en Salta (Carta abierta al Sr. Gobernador Juan Manuel Urtubey)

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


Salta, 26 de mar. de 2019

Al Sr. JUAN MANUEL URTUBEY

GOBERNADOR de la PROVINCIA de SALTA

S___________/___________D:

 

En vista de los dichos en el programa “Debo decir”, conducido por Luis Navaresio y transmitido por América TV a nivel nacional el 17 de marzo del corriente año, donde el Sr. Gobernador de la Provincia de Salta, Sr. Juan Manuel Urtubey, afirma que en la provincia “no tenemos mucha puesta teatral” mientras que en Capital Federal puede asistir al teatro “para divertirme un rato”, y en Radio Aries, donde declara, a pesar de la gravedad del concepto que “Estamos entrando a nivel de fascismo que me parece muy fuerte”; los abajo firmantes, integrantes de la comunidad teatral de la provincia, actores, directores, gestores culturales, académicos, críticos y público nos vemos en la obligación de aclarar la situación y poner en evidencia un brevísimo panorama de la situación del teatro en nuestra provincia con el fin de, por un lado, dar cuenta de la enorme tarea que se lleva a cabo en la provincia en el campo de la cultura y, por otro lado, para analizar el sentido de tales afirmaciones.


En primer lugar, cabe destacar que en el último año se han realizado puestas teatrales de forma sostenida y sistemática en diferentes espacios de gestión pública y privada. La riqueza de la actividad teatral en la provincia se realiza, fundamentalmente, en salas de teatro independiente, entre las cuales cabe mencionar el Salón Auditorium, que este 28 de marzo está celebrando su 16° aniversario y que durante todo el mes ha convocado a elencos tanto de la capital provincial como del interior y de las vecinas provincias de Jujuy y Tucumán; La ventolera, que a lo largo de 12 años ha sido un espacio en donde artistas teatrales de todo el país han llevado a cabo sus funciones; La Sala Mitad del Pasillo ha sido escenario de funciones de grupos provinciales, nacionales e internacionales; Procultura Salta, que hace treinta años es espacio donde teatristas de diferentes géneros y tradiciones estéticas realizan sus puestas; sala de Fundación Salta, que hace más de 10 años pone obras locales, nacionales e internacionales y formar al igual que todas las salas mencionadas, de los circuitos de festivales y fiestas teatrales que abundan en la ciudad. Cabe destacar, en este punto, que las salas provinciales (Teatro Provincial y salas situadas en la Casa de la cultura) y otras grandes salas (Teatro del Huerto, por ejemplo) por sus altos costos económicos excluyen la posibilidad de que los actores locales puedan llevar producir sus puestas, que muy rara vez y en excepcionales ocasiones acceden a esos espacios que quedan reservados para puestas provenientes de Buenos Aires.


En segundo lugar, Salta, además, ha sido sede de importantes festivales y fiestas teatrales. La Fiesta Provincial del Teatro realizó en el año 2018 su XXIV edición, organizado como parte de las funciones de la Delegación Salta del Instituto Nacional del Teatro con el apoyo de la comunidad teatral de nuestra provincia. En Salta también se realizó dos veces la Fiesta Nacional del Teatro (en los años 2000 y 2015), contando con la participación de elencos provinciales, nacionales e internacionales y en el marco de las cuales se dictó seminarios, capacitaciones y diversas actividades vinculadas con la difusión y consolidación de la actividad teatral en la provincia y en el país. Asimismo, entre los numerosos festivales organizados en la Provincia cabe mencionar el Festival Internacional de Títere, el Festival de Actores Independientes de Salta, Festival Internacional de Mimo y Clown, el Circuito Late Alto Teatro, Festival Metateatro, Festival Ojo al Títere, el Ciclo de Teatro Breve todos estos se realizaron en múltiples oportunidades y muchos de ellos son producto de iniciativas particulares que muchas veces no contaron con el apoyo de la gestión provincial. Esta heterogeneidad en cuanto a instituciones y circuitos se sostiene por una diversidad estética y de intereses. En Salta contamos con una larga tradición de titiriteros, se viene desarrollando el teatro danza, el teatro político, el clown, el teatro antropolígico, la comedia musical, el circo teatro, el teatro clásico e, incluso, teatro pasatista - como el que parece gustar el Sr. Gobernador.


Además, el teatro no sólo se realiza en los espacios convencionales mencionados. En nuestra provincia, los teatristas participan activamente en la construcción de una sociedad más digna llevando sus espectáculos a hospitales, villas y barrios olvidados por el gobierno y trabajan con comunidades del interior de la provincia que muchas veces las autoridades sólo recuerdan en épocas electorales o de crisis climáticas. Allí titiriteros, actores, dramaturgos y profesores desempeñan su labor con generosidad y sin ningún tipo de reconocimiento económico o social. Cabe destacar, por ejemplo, la labor del teatro Comunitario Alas, que hace más de una década forma actores y realiza gestión cultural en contextos de alta vulnerabilidad. Es que el teatro, además de tener una finalidad estética en algunos casos, o de mero entretenimiento, como parece creer Sr. Juan Manuel Urtubey; Gobernador de la Provincia de Salta, según se interpreta de sus dichos, cumple una función fundamental en la consecución de una sociedad más digna donde cada ciudadano pueda ser partícipe de la cultura.


A pesar de la falta de reconocimiento que el teatro de provincia sufre frente al producido en la capital del país como también se interpreta de lo enunciado por el Sr. Gobernador Urtubey, nuestra comunidad teatral ha sido reconocida en múltiples ámbitos, haciendo de Salta un ejemplo del compromiso y convicción de los diferentes actores de la comunidad teatral al momento de llevar sus actividades. Baste mencionar el caso de Gabriel “Guaira” Castilla, reconocido titiritero a nivel internacional cuya producción artística e intelectual (ha publicado, en 2015 el libro “Historias de Titiriteros” que da cuenta de su larga trayectoria) es un ejemplo de la proyección del teatro local que ha sido elegido como Miembro de Honor que representará a Argentina en el reconocimiento que realizará la Unión Internacional de la Marioneta. Sólo en 2019 el teatro de Salta ha sido reconocido por su solidez en dos eventos de gran importancia para la comunidad: la actriz, dramaturga y gestora teatral Nena Córdoba ha recibido el “Premio podestá” a la trayectoria teatral y, en su discurso, ha recordado las 30 obras que el grupo NN ha producido en Salta; el grupo “La Faranda”, ganador de la Fiesta Provincial del Teatro el año pasado, ha participado este año en el Festival Internacional de Buenos Aires, donde ha presentado sus obras junto a otros artistas cuyas obras han trascendido el contexto de producción local.


Por supuesto que, además de estos reconocimientos en diferentes ámbitos y la movilidad que el teatro de Salta tiene en todo el mundo de la mano de sus creadores que – a pesar de la desidia de algunos gobernantes que niegan el valor de la cultura local y la menosprecian en relación con la de la capital del país – ha tenido un impacto en el ámbito intelectual. Cabe destacar la labor investigativa de Marcela Sosa y Graciela Balestrino, quienes durante décadas han luchado por el reconocimiento de nuestro teatro en el ámbito universitario y han producido libros claves para el conocimiento de la historia del teatro de la provincia, como son “La Revista “Teatro Phersu”. Índice general y estudio crítico (2005) y 40 Años de teatro salteño (1936-1976) Antología. Selección y estudios críticos (2008) por solo mencionar dos producciones de solidez intelectual y de profundidad en la investigación y revalorización de la cultura salteña. En este contexto, no se puede dejar de mencionar el ensayo de Gloria Lisé, Con los pies en el escenario, que realiza un recorrido por la trayectoria artística del reconocido Salo Lisé, impulsor del Grupo Arte Dramático (GAD) que, junto con el Grupo Teatral Peña Española, fundado por José Antonio Lázzari, el Teatro Universitario, coordinado por Claudio García Bes y José Luis Valenzuela, han sido referentes claves de la producción teatral luego de los fatídicos golpes de estado que en nuestro país limitaron la libertad de expresión y el desarrollo de las artes y las ciencias.


El teatro, como podrá constatar el Sr. Gobernador Juan Manuel Urtubey, al contrario de surgir espontáneamente por algún tipo de impulso interior inexplicable, es el resultado del trabajo de cientos de personas que a pesar de un contexto hostil para las prácticas culturales siguen apostando por la construcción de una ciudadanía lúcida, responsable y crítica capaz de construir democráticamente una sociedad digna. Todo este trabajo no sería posible sin el trabajo incansable, además, de docentes y actores que se forman en el Instituto de Educación Superior N° 6.0004 “Profesorado de Arte” que ofrece, entre otras carreras, la del “profesorado en teatro”, o la Escuela de Arte Dramático (EAD), que ya hace ocho años forma actores con una propuesta que otorga validez institucional a un trabajo formativo que muchas veces ocurre tras bambalinas, o los innumerables grupos de teatro que, además de tener como objetivo la producción de obras, se ocupa de la formación de actores, técnicos, dramaturgos y críticos permitiendo que el teatro de nuestra provincia tenga la proyección que ya hemos señalado.


Como podrá acordar el Sr. Juan Manuel Urtubey; Gobernador de la Provincia de Salta, quien parece ser afecto a las “verdades” - como aquella que en Radio Aries afirma la evidencia de que “la cartelera de teatro de Salta es mucho más chica que la de Buenos Aires” - es indudable que la riqueza y complejidad de un teatro no se mide por su cantidad y que es urgente revisar los criterios con los que se contempla el valor de una práctica cultural, en este caso el teatro. Los criterios cuantitativos son tan perjudiciales a la cultura como la falta de políticas públicas y la falta de reconocimiento de una labor que en provincia, a diferencia de las capitales, requiere del apoyo activo y sostenido por parte de los agentes del gobierno. En un contexto eleccionario, la posición frente a la cultura producida en provincias es un factor clave ya que da cuenta de los modos en que se piensa al Estado y al Gobierno y la relación con la sociedad. Sabiendo que el valor del teatro trasciende el campo artístico y considerando su impacto en la construcción de ciudadanía, consideramos significativo el posicionamiento implícito del Sr. Juan Manuel Urtubey; Gobernador de la Provincia de Salta que, al contrario de proponer acciones reparadoras prefiere tildar de “fascista” las legítimas preocupaciones de la comunidad.


Por todo lo dicho y considerando la falta de pertinencia de los enunciados del Sr. Gobernador de la Provincia de Salta en la televisión nacional, solicitamos que:

1.  El Sr. Gobernador, Juan Manuel Urtubey, se retracte públicamente de sus comentarios poco afortunados;

2.      Se tomen las medidas necesarias para implementar políticas culturales que apoyen la actividad teatral local;

Saludamos a Ud. muy atte.