LOS DOCENTES SOMOS ESENCIALES EN EL SISTEMA EDUCATIVO

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,500!


Los abajo firmantes, docentes de la Provincia de San Juan, amparados en el Derecho de Petición establecido en el Artículo 23 de la Constitución Nacional y Articulo 50 de la Constitución Provincial; nos dirigimos al Sr. Gobernador de la Provincia de San Juan, Dr. Sergio Mauricio Uñac a fin de expresarle una serie de demandas del sector docente. Lo realizamos por este medio ya que no nos sentimos consultados y menos representados por los dirigentes gremiales que participan de la paritaria provincial.
Los docentes sanjuaninos venimos trabajando sin pausa desde la suspensión de las clases presenciales mediante diferentes plataformas virtuales. La labor docente se viene realizando pese a que el Estado no nos ha proporcionado equipamiento, conectividad ni capacitación específica para educación a distancia. Todo esto se ha logrado por el esfuerzo particular de cada docente sanjuanino. También es de destacar que los equipos directivos y administrativos de cada escuela han realizado guardias mínimas para garantizar entrega de módulos alimentarios, acondicionamientos de establecimientos escolares, proporcionar información escolar al ministerio y entrega de guías impresas a alumnos carentes de conectividad. Incluso algunos directivos concurrieron a domicilios de alumnos para entregar guías.
No obstante desde el Gobierno provincial y con el consentimiento de los gremios se decidió suspender los aumentos acordados para los meses de mayo y julio en paritaria salarial. Tal determinación en un contexto inflacionario y con costos extras redujo notablemente el poder adquisitivo de los salarios docentes. Súmese a tal situación la interrupción de los llamados docentes para cargos y horas cátedras, que originó en los docentes la imposibilidad de cubrir la canasta básica alimentaria. Además las constancias en aportes de suplencias que culminaron en febrero imposibilitaron a los desempleados acceder al IFE.
En la situación descripta se realizó un fallido acto de vuelta a clases presenciales en catorce departamentos de nuestra geografía provincial con protocolos y condiciones de labor precarias o que planteaban dudas en cuanto a su efectividad. Todo planificado desde la sede ministerial con casi nulo concurso de los docentes involucrados. Hasta que la circulación viral obligó a la vuelta a clases virtuales.
Hoy nos encontramos con un sistema educativo que ha incrementado la desigualdad entre nuestros alumnos, que pese a los ingentes esfuerzos de los docentes no puede garantizar contenidos mínimos adquiridos, que genera deserción escolar, con docentes y alumnos afectados psico-emocionalmente.
La devolución de los aumentos acordados a partir del 01 de octubre, que impactarán en el bolsillo docente recién en noviembre, es insuficiente para mantener a muchos docentes por encima de la línea de pobreza. Sin embargo la convocatoria a reanudar la paritaria docente, según declaraciones del Ministro De los Ríos, no incluiría el tema salarial.
Sumado a esto el titular de la cartera educativa emite declaraciones respecto de la no esencialidad de los docentes, lo que llevó al docente a sentir una desvalorización del rol que desempeña en la labor educativa del soberano. Hoy más que nunca es hora de diálogos y acuerdos para salir de la grave situación en la que nos a puesto la pandemia. Menospreciar y cerrarse a consultas a quienes motorizan la educación es una situación a enmendar y recomponer.
En definitiva los docentes solicitamos por la presente:
- Retractación e inmediato reconocimiento la labor del docente como esencial para el funcionamiento del sistema educativo por parte del Ministro de Educación.
- Incorporación en el temario paritario del tema salarial, garantizando que el docente de base alcance la canasta básica alimentaria. Dicha recomposición debe ser incluida en recibo de sueldo con aportes correspondientes y no como un bono extraordinario.
- Inmediata cancelación de décimas y deudas docentes.
- Optimización del sistema de llamados a cubrir cargos y horas cátedras transparentando los mismos.
- Provisión de equipamiento y conectividad a docentes y alumnos que carecen de los mismos.
- Priorización de tareas pedagógicas y limitación a horarios de labor encargadas a los docentes y directivos. No cargar al docente con labores administrativas o de relevamiento.
- Capacitaciones a docentes para educación a distancia.
- Optimización de infraestructuras escolares y protocolos para cuando vuelvan las clases presenciales.