SOS Nicaragua!

0 have signed. Let’s get to 500!


Supongamos que la reforma previsional que impulsó Ortega era justa (y no regresiva) y que los que manifestaban en su contra estaban equivocados…

Supongamos que no hubo omisión ni negligencia en sofocar el incendio que terminó con parte del corazón de la Reserva Biológica Indio Maíz y que los que denunciaron y protestaron por esto estaban equivocados…

Supongamos que los sacerdotes católicos que auxilian, conversan y apoyan a los jóvenes activistas son más conservadores y pro imperialistas que el recientemente fallecido Cardenal Obando y Bravo, que se opuso al primer gobierno del FSLN y que apoyó a la contrarrevolución (instigada, respaldada y financiada por Reagan y el escandaloso Irangate), pero que en 2016 fue declarado por Ortega “Prócer de la Paz y la Reconciliación”…

Supongamos que todos los organismos de derechos humanos –gubernamentales y no gubernamentales, nicaragüenses y extranjeros– se hayan convertido unánime y simultáneamente en marionetas del imperialismo y la reacción, sesgando sus informes para desprestigiar al gobierno y que los que reclaman su intervención y divulgan sus informes están equivocados…

Supongamos que la mayor parte del cerno del FSLN de la Revolución del 79 (Henry Ruiz, Mónica Baltodano, Dora Ma. Téllez, Sergio Ramírez, Luis Carrión, Gioconda Belli, Ernesto Cardenal, etc.) se hallen en estado de confusión o de vileza extrema e induzcan al pueblo a cometer errores y que miles los sigan…

 Supongamos que el imperialismo yanqui tiene la capacidad de orquestar, tras 11 años de gobierno de Ortega (con control total de las fuerzas coercitivas del Estado, con dominio de gran parte de la prensa y de los aparatos de las organizaciones de masas), una maniobra desestabilizadora de tal magnitud que hace que miles se lancen a las calles arriesgando sus vidas…

Supongamos, entonces, que estamos frente a una espectacular maniobra desestabilizadora contra un gobierno defensor del pueblo, revolucionario y antiimperialista, que logra que miles de alienados, digitados por el imperio y la burguesía, salgan –estúpidamente- a protestar, inermes, arriesgando que los maten a ellos y sus familias para apenas arañar a las fuerzas gubernamentales. En síntesis: miles de pobres (en Nicaragua la mayoría de la población lo es) digitados, confundidos, dispuestos a morir…

 Entonces, si todos estos supuestos fueran verdad, ¿qué debería hacer el gobierno con estos manifestantes? ¿Su no razón es razón para dispararles al boleo, encarcelarlos e interrogarlos bajo tortura, herirlos, matarlos?

 Y nosotros, aquellos que siempre pensamos que los gobiernos tienen el deber de que sus Estados cumplan con la obligación de garantizar los derechos de las personas, empezando por la vida y la libertad, los que venimos trabajando por eso, dentro y fuera de fronteras hasta ahora, ¿qué hacemos?

 ¿Decimos que el gobierno y el Estado de Nicaragua tienen menos obligaciones que los de nuestros países?

¿Decimos que los más de doscientos muertos –los habidos en estos dos meses– son menos valiosos que los nuestros? ¿Que los nuestros no debían morir porque tenían razón y estos sí porque estaban equivocados?

¿Nos hacemos los distraídos?

¿Repetimos el argumento de que se prestaron –consciente o Inconscientemente –para desestabilizar un gobierno revolucionario y que entonces…? [–¿Entonces qué?, terminemos la frase por favor. Entonces… ¿se lo buscaron?… ¿se lo merecen?...]

Nosotros, los que nos oponemos a la pena de muerte aun para el peor delincuente, ¿la aceptamos contra los manifestantes?, ¿acaso la sospecha de que haya fuerzas políticas nicaragüenses de derecha que con total oportunismo pretendan manipular y dirigir las protestas nos inhibe para solidarizarnos con las víctimas?

Muchos nicaragüenses nos hablan y escriben informándonos, pidiéndonos solidaridad, apelan a nuestra sensibilidad de demócratas, progresistas, defensores de los derechos humanos y/o izquierdistas… ¿no les contestamos?, ¿no vamos a hacer una gestión, un gesto público?

¿Es que todavía no comprendimos que no se trata de dirimir si los manifestantes tienen o no razón, sino de defender sus derechos y libertades fundamentales? Nadie nos pide que opinemos sobre la política interna nicaragüense, nos piden que ayudemos a evitar que se siga enlutando Nicaragua con la sangre de los que desde los más remotos pueblitos a las ciudades, desarmados, luchan en las calles. Nos piden que, de una vez por todas, seamos capaces de exigir que cese la represión, que se ponga fin al accionar terrorista del Estado.

Nos recuerdan, sin decirlo, que la defensa de los enunciados en la Declaración Universal de Derechos Humanos no tiene fronteras.

Nos resuena la canción de Zitarrosa, poniendo una de sus líneas en plural:

Qué pena que no nos duela el dolor.

Si usted no firmó hasta ahora y quiere hacerlo, puede enviar un correo a firmas.nica.uy@gmail.com con nombre, apellido y país, diciendo “firmo” o firmando a través de esta petición en Change.org

*Una versión primaria de este trabajo se hizo pública, con la firma de uno de nosotros, mientras trabajábamos en lograr otra que pudiera ser firmada por personas de diferentes países. Consideramos que este hecho –que no tuvo ninguna mala intención- no inhabilita la presente versión y mucho menos la firma de tanta gente. Ambas son compatibles y es nuestro deseo que se sigan sumando firmas a ésta, que consideramos la definitiva.

Primeras Firmas:

Ademar Olivera, Uruguay

Adrián Manera, Uruguay

Adrian Márquez, Uruguay

Adriana Belloso, Uruguay

Adriana Calegari ,Uruguay

Agustin Cano, Uruguay

Alba Blandon, Estados Unidos

Alba Luz Vellojin Rodriguez, Colombia

Alfredo García-Alix, España

Alfredo Guido, Uruguay

Alicia Esquivel, Uruguay

Alicia Luces, Uruguay

Allison Montalvan, Nicaragua

Alvaro Diaz Maynard, Uruguay

Alvaro J. Portillo, Uruguay

Alvaro Padrón, Uruguay

Amy Bank, Estados Unidos, Nicaragua.

Ana Criquillion, Francia, Nicaragua

Ana Gilmet, Uruguay

Ana María Lopater

Anabel Rieiro, Uruguay

Ann B. Day, Estados Unidos

Ann Sigrid Nihlen, Estados Unidos

Anne Becher, Estados unidos

Antonio Illescas

Antonio Serrentino

Ariel Collazo, Uruguay

Arien Pasquier, Nicaragua

Aurora Levins Morales, Estados Unidos

Ayda Sequeira, Nicaragua

Barbara Byers, Estados Unidos

Belela Herrera, Uruguay

Bernardo Ramazzi, Uruguay

Bert Shook, Estados Unidos, Nicaragua

Betsy Alden, Estados Unidos

Bob Holman, Estados Unidos

Bob Schweitzer, Estados Unidos

Brian Miller, Estados Unidos

Carlos Custodio, Uruguay

Carlos Galcerán, Uruguay

Carlos Lamancha

Carlos Molina, Nicaragua

Carmen Nahuí Mondragón, México

Carolina Cabieses M., Chile

Carolina Leiva, Nicaragua

Carolina Porley, Uruguay

Cela Rourk, Estados Unidos

Cessy Nicaragua, Nicaragua

Charna Furman

Christina Mills, Canadá

Claudia Conteris, Argentina

Claudio Alonso, Uruguay

Claudio Invernizzi, Uruguay

Constanza Moreira, Uruguay

Cristina Canoura, Uruguay

Cristina Pastro, Uruguay

Dalia Dalie, Nicaragua-Canadá

Daniel Bolani, Uruguay

Daniel Conde, Uruguay

Daniel Daners, Uruguay

Daniel Martínez Cagide, Uruguay

Daniel Martínez, Uruguay

Daniel Viñar, Uruguay

David Kunzle, Estados Unidos

Demetria Martinez, Estados Unidos

Dennis Araya, Costa Rica

Devey Napie, Estados Unidos

Diego Damián, Uruguay

Diego Lema, Suecia

Dorothy Alexander, Estados Unidos

Drago Braco Rotar, Francia

Edmundo Pavon, Canadá

Eduardo Aparicio, Uruguay

Eduardo de León, Uruguay

Eduardo Durquet, Uruguay

Eduardo Lalo Fernández, Uruguay

Eduardo Quadros Velloso, Brasil

Eduardo Vaz, Uruguay

Efraín Olivera, Uruguay

Elaine Upton, Estados Unidos

Elena Holly Klaver, Estados Unidos

Elizabeth Lapovsky Kennedy, Estados Unidos

Emilia M. Carlevaro, Uruguay

Enrique Rubio, Uruguay

Enrique Solinas, Argentina

Esteban Núñez, Uruguay

Estelle Schneider, Estados Unidos

Eugenia Salinas, Nicaragua

Felipe Ortiz de Taranco, Uruguay

Felipe Torres, Estados Unidos

Félix Cabistán, Nicaragua

Fernando Butazzoni, Uruguay

Fernando de Alba Pérez, México

Fernando Genta, Uruguay

Fernando Isabella, Uruguay

Fernando Sarmiento Santander, Colombia

Fernando Traversa, Uruguay

Filadelfo Alemán, Nicaragua

Florencia Amábile, Uruguay

Francis Martínez, Estados Unidos

Francisco Amorena, Uruguay

Gabriel Díaz, Uruguay

Gabriel Seré, Uruguay

Gay Block, Estados Unidos

Gayle Lauradunn, Estados Unidos

Genevieve Howe, Estados Unidos

Gerardo Caetano Uruguay

Gladys Zalaquett, Chile

Gloria Frym, Estados Unidos

Gloria Suarez, Uruguay

Gonzalo Pérez del Castillo, Uruguay

Gonzalo Serantes, Uruguay

Graciela Andreoli

Graciela Loarche, Uruguay

Graciela Taddey, Suecia

Graziella Romiti, Uruguay

Gregory Randall, Uruguay

Gualberto Trelles, Uruguay

Gustavo Gómez, Uruguay

Gustavo Inmediato, Uruguay

Hans van Heijningen, Holanda

Hilton Obenzinger, Estados Unidos

Hugo Berón, Argentina

Hugo Cabieses, Perú

Hugo Montaño, Uruguay

Irene Sinigaglia, Uruguay

Isabel González, Uruguay

Iván Solarich, Uruguay

Jacqueline Ubal, Uruguay

Jacques Borde, Uruguay

Jair Krischke, Brasil

James C. Faris, Estados Unidos

James Hayes, Estados Unidos

Jane Norling, Estados Unidos

Janice Gould, Estados Unidos

Javier Alé, Uruguay

Javier Pérez Siller, México

Javier Tórrez Bermúdez, Costa Rica

Jean A. Douthwright, Estados Unidos

Jeanne Gallo, Estados Unidos

Jean-Philippe Barnabé, Uruguay

Jeff Dickenson, Estados Unidos

Jerome Rothenberg,Estados Unidos

Jody Sokolower, Estados Unidos

John Beverley, Estados Unidos

John Randall, Estados Unidos

John Roche, Estados Unidos

Jorge Dalton, El Salvador

Jorge Fornet, Cuba

Jorge Majfud, Uruguay . Estados Unidos

Jorge W. Larrobla, Uruguay

Jorge Xavier, Uruguay

José Ignacio López Vigil, Ecuador

José Luis Genta, Uruguay

Joxean Fernández, España

Juan Angel Urruzola, Uruguay

Juan Benítez, Uruguay

Juan Carlos Sanchez, El Salvador

Juan Errandonea, Uruguay

Juan José Pereyra, Uruguay

Juan Miguel García, Uruguay

Juana Canosa, Uruguay

Judith Parnas, Uruguay

Judith Sutz, Uruguay

Jules Lobel, Estados Unidos

Julia Peregrin, España

Juliana García, España

Julio Calzada, Uruguay

Julio García, Uruguay

Julio Martino, Uruguay

Julio Pérez, Uruguay

Justine B. Hanson, Estados Unidos

Kathie Sherman

Kitty Madden, Nicaragua, Estados Unidos

Laura Carlevaro, Uruguay

Lem Oppenheimer, Estados Unidos

Leonel Quintana

Lía Margarita Randall Carlevaro, Uruguay

Lilián Celiberti, Uruguay

Lilian Guemberena, Uruguay

Liliana Villar, Uruguay

Lincoln Bergman, Estados Unidos

Lolo Visconti

Lorena Botello, México

Louise B. Popkin, Estados Unidos

Lucía Capuzzi, Italia

Lucía Delbene

Lucio Ornstein, Uruguay

Lucy Garrido, Uruguay

Lucy R. Lippard, Estados Unidos

Luis Calegari, Uruguay

Luis Garibaldi, Uruguay

Lynda Yanz, Canadá

Lynne DeSilva-Johnson, Estados Unidos

Mabel Cuesta, Estados Unidos

Maite Martinez, España

Manfred Liebel, Alemania

Manuel Carnucho, España

Manuel Laguarda, Uruguay

Marcela Nowinski, Uruguay

Marcela Stewart, Uruguay

Marcelo De Polsi, Uruguay

Marcelo Fernández, Uruguay

Marcelo Viñar, Uruguay

Marcos García, Nicaragua

Marcos Otheguy, Uruguay

Margaret Randall, Estados Unidos

Margarita Navarrete, Uruguay

María Cristina Cabrera Tarrago, Uruguay

María Elena Lagomarsino, Uruguay

María José Caramés, Uruguay

María José Gutiérrez, Nicaragua

María José Hernández, Nicaragua

María Julia Muñóz, Uruguay

Maria Luisa Babini, Nicaragua

María M. Delgado, Uruguay

Maria Mercader, Uruguay

María Selva Braselli, Uruguay

María Vázquez Valdez, Mexico

Mariángel Tapia, Nicaragua

Mariano Arana, Uruguay

Marie Coppola, Estados Unidos

Marina López, México

Mario Pérez, Uruguay

Marisa Silva, Uruguay

Mark Rutledge, Estados Unidos

Marta Garibaldi, Uruguay

Marta Ponce de León, Uruguay

Martha Rosenberg

Martín Pasturino, Uruguay

Martín Ponce de León, Uruguay

Martín Puchet, México

Mercedes Chavarría, Canadá

Mercedes Espínola, Uruguay

Mercedes Peyrou, Uruguay

Miguel Fernández Galeano, Uruguay

Mijail Yapor, Uruguay

Milton Fornaro, Uruguay

Milton Romani, Uruguay

Milú Vargas, Nicaragua

Minerva Salado Rabelo, México

Miranda Bergman, Estados Unidos

Mirtha Guianze, Uruguay

Morena López

Nelson Villarreal, Uruguay

Nick Macdonald, Estados Unidos

Nicole Peyrafitte, Estados Unidos

Ohan Khodaverdian, Suecia

Omar Morales, Nicaragua

Oscar Vargas, Nicaragua

Osvaldo Bonino, Uruguay

Pablo Anzalone, Uruguay

Pablo Martiarena, Uruguay

Pablo Martínez, Uruguay

Pablo Stucky, Colombia

Pastor Valle-Garay, Nicaragua-Canadá

Paul Lauter, Estados Unidos

Paula Baleato, Uruguay

Pedro Vera, Uruguay

Peter McLaren, Estados Unidos

Philip Pasmanick, Estados Unidos

Pierre Joris, Estados Unidos

Rafael Cambre, Uruguay

Rafael Paternain, Uruguay

Rafael Sanseviero, Uruguay

Raúl Etcheverry, Uruguay

Rebecca Gordon, Estados Unidos

Rei Berroa, Estados Unidos

Ricardo Elena, Uruguay

Ricardo Vilaró, Uruguay

Richard Malcolm, Estados Unidos

Richard Sober, Estados Unidos

Robert Cohen, Estados Unidos

Rodolfo Levin, Uruguay

Rodrigo Arocena, Uruguay

Rommell Villarreal, Nicaragua

Ron Garcia-Fogarty, Estados Unidos, Nicaragua, Guatemala

Rosa Orozco, Nicaragua

Rosina Antognazza, Uruguay

Ruben Montedonico

Ruth Bravo, Nicaragua-Estados Unidos

Sabra Moore, Estados Unidos

Samuel R. Delany, Estados Unidos

Sara Granados, Nicaragua

Sarah Dhyana Mondragón Randall, México

Scarlet Olivares, Nicaragua

Scarleth Rodríguez, Nicaragua

Selva Braselli, Uruguay

Selva González, Uruguay

Sergio Mondragón, México

Sergio Silva, Uruguay

Shirley Young, Uruguay

Silvia Dutrenit, México

Silvia Ramírez, Uruguay

Sofía Miranda, Uruguay

Soledad González, Uruguay

Stan Persky,Canada

Susan Sherman, Estados Unidos

Susana Ibarburu, Uruguay

Susana Mallo, Uruguay

Susana Rodríguez

Tachi Arriola Iglesias, Ecuador

Taja Kramberger, Francia

Teresa Francia, Uruguay

Tineke Ritmeester, Holanda

Valeria Conteris, Uruguay

Valeria Rubino, Uruguay

Valeria Sánchez, Chile

Victoria Cáceres, Chile

Viviana Piñeiro, Uruguay

William I. Robinson, Estados Unidos

Xenia Barahona, Nicaragua- Estados Unidos

Ximena Mondragón, México

Xochilt Mairena, Nicaragua

Yesenia Polanco, Nicaragua - Alemania

Yvonne Menoni

Zaida Capote Cruz, Cuba

Zara Snapp, México

 



Today: Gregory is counting on you

Gregory Randall needs your help with “SOS Nicaragua!”. Join Gregory and 399 supporters today.