Pensión digna, ya!

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,500!


Al Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires (IPS) – Presidente Ingeniero Eduardo Santin – Director Gustavo Raciti – y/o a quien/es corresponda.

Reciban ustedes un cordial y respetuoso saludo. Emitimos la presente misiva para hacerles llegar nuestra preocupación respecto de nosotros, los pensionados, debido a la situación -de público conocimiento- que está atravesando nuestro país.

Dicha crisis, consideramos nos afecta de forma directa, teniendo en cuenta que la pensión que percibimos – pensiones sociales no contributivas (que oscilan entre los $860 y $1200 mensuales) - es insostenible en comparación con el costo de vida para la subsistencia.

Dicho monto no logra cubrir con las necesidades básicas/primarias de los distintos grupos de pensionados –léase vejez, invalidez, menores discapacitados, madres solas con hijos menores, menores desamparados-.

Entre las necesidades queremos destacar las que consideramos más importantes, entre ellas las consultas médicas, la adquisición de medicamentos, o cuanto tratamiento imaginen, indispensable para nuestra salud y la de nuestro grupo familiar. No es menor destacar que la obra social, que agradecemos, ustedes nos brindan, no logra cubrir al cien por ciento lo antes mencionado.

No podemos imaginar ni de cerca poder lograr contar con el dinero necesario para algo tan primordial como es la canasta básica, cubrir aquellas necesidades alimenticias, que es lo mínimo que uno ruega poder satisfacer en los tiempos que corremos los argentinos hoy.

Mencionar, por último, que amén de todo lo desarrollado ut supra, nos encontramos excluidos de todo tipo de bono, ayuda, asignación por hijo y/o ayuda escolar, acceso a créditos o cuánta oportunidad se les ocurra para intentar moligerar la situación de crisis actual; de allí que elegimos este momento en particular para reiterar nuestra petición.

Comprendiendo el momento de mucho trabajo de ustedes, pero también rogando sepan entender el reclamo colectivo, y la lucha a través de los años por un aumento considerado, solicitamos revean la situación –la nuestra, la de los olvidados por todos los directivos-.

A la espera de una pronta, y favorable respuesta, y agradeciendo a ustedes, los lectores, por acompañarnos con su firma, saludamos a ustedes atentamente.