Petition Closed
Petitioning SOCIEDAD ESPAÑOLA

Sociedad de España: Para mejorar este pais,pido una regeneración ética como obligación cívica.

131
Supporters

Hola compañeros, os llamo así porque considero que tenemos en común el deseo de cambiar este país, y nos acompañamos y ayudamos unos a otros en esta revolucionaria y necesaria tarea, y por eso no encuentro un lugar mejor para exponer mis reflexiones que piden a gritos un cambio.

Me presento brevemente: Soy un joven de 16 años que, como todos, me encuentro sorprendido ante los innumerables escándalos que azotan al país, no solamente en el ámbito político. He hablado con muchas personas, y he leído muchos artículos. La mayoría centra el objetivo de su discurso en los políticos, o en el sistema administrativo, o en encontrar culpables. Es obvio que hay que hacer muchos y profundos cambios en este sistema, pero considero que estos escándalos no son más que la punta del iceberg de un problema mucho más serio y profundo : La poca ética que hay en la sociedad, en todos sus aspectos. La sociedad relativista en la que nos encontramos. La situación política actual es el máximo exponente de este problema reinante en España, y por tanto considero oportuno cambiar el objetivo, ya que, a grandes males, grandes remedios: No pido solo una regeneración democrática, no pido solo una regeneración política, sino que pido algo en lo que todos estamos directamente relacionados: Una regeneración ética (o moral, como prefiráis llamarla. Usare ética y moral como sinónimos, sin ningún matiz religioso).

Solo tengo 16 años, pero espero que haya personas que compartan mis pensamientos, por ello pido apoyo a esta iniciativa. Aquí expongo mis reflexiones, pues me han llevado a pensar esto:

Con todos estos lamentables episodios,resulta difícil encontrar una boca que no diga: ¡necesitamos otros líderes! Bien, es cierto que necesitamos otros líderes, pero no se está planteando el problema en toda su profundidad, ya que es mucho más grave.

Los políticos son personas,no son otra clase de seres, que es lo que muchos ciudadanos creen, al decir “vaya mierda de políticos que tenemos en España”. Los políticos  se han criado en España, han sido educados por nosotros, y han mamado toda la cultura y moral que desprende nuestro país en la actualidad. Ya Aristóteles decía que los políticos debían ser los ciudadanos más virtuosos, pues para liderar necesitas ser más sabio, y ya  se consideraban sinónimos sabiduría y virtud.

¿Qué ocurre, en España no hay nadie más virtuoso que Bárcenas o Sepúlveda? No dudo que los haya, pero estoy seguro de que mucha gente actuaria de una manera parecida a estos dos señores, ya que la política no es más que un exponente de la sociedad, una representación de los españoles, de ahí que los políticos nos representen .No puede ser que una sociedad de por hecho que los políticos nos van a mentir y buscar sus propios intereses, lo consideramos algo inevitable a día de hoy : que así es la vida. Quizá a alguno le parezca que la moral y la política no tienen una relación –o al menos no estrecha- pero la política está subordinada a la ética, ya que se basa en cómo debe comportarse y ser un estado y un sistema social.

En Alemania, por ejemplo, no se consentiría que un gobierno tuviese estos escándalos de corrupción, y se pasaría rápidamente a tomar medidas legales, y no dudéis que la cúpula del gobierno dimitiría. Su ministra dimite por haber copiado en una tesis hace años. El gobierno de Bulgaria dimite al ver la situación que hay en el país y lo poco productivo de sus medidas. No aceptan decepcionar a su pueblo, consideran que tiene mucha responsabilidad y que la han incumplido, consideran que ante todo está el ser justo y correcto, que ante todo está la moral . La moral, que hoy en España consideramos generalmente algo “poco” importante, a favor de lo práctico y económico.

A donde quiero llegar, es a que hay muy poca gente que piense así hoy día en España. El problema de corrupción, no es como muchos lo pintan: un problema de los políticos ajeno a la sociedad. No. Es un problema social, de la moralidad-o mejor inmoralidad- que hemos aceptado.

¿Cuantas veces vemos a nuestro alrededor, que la gente actúa según sus interés? ¿En que el bien es relativo, y el mal se acepta si tiene una justificación bien argumentada? ¿Cuantas veces observamos que el fin justifica los medios? ¿Por qué admitimos estos sofismos a día de hoy? ¿Acaso preferimos seguir el ejemplo de Maquiavelo que el de Sócrates? Y somos así, la corrupción se da tanto en política como en el resto de ámbitos, tanto profesionales como sociales.

Otro tema importante es una excusa que oigo demasiado a menudo, un recurso que se han inventado las personas para justificar así sus golpes constantes a la justicia y verdad: El poder corrompe. Y nosotros nos lo creemos, y ya damos por hecho que la situación es así, que no se puede cambiar, que no hay remedio.

Pero, ¿El poder corrompe? Muchas personas que defienden esto, lo hacen con buena intención, pero aun así es un concepto erróneo y muy peligroso, que hay que eliminar cuanto antes de la sociedad. Aquí estas mis argumentos:

Lo primero: si el poder corrompe, no tiene sentido proponer otros líderes, ya que se tendría que dar por supuesto que van a acabar siendo undargarines, o , como diría Revilla, habría que considerarles presuntos chorizos. De hecho, si se siguiese esta idea como cierta, no tendría sentido ningún sistema de poder, ningún sistema con estructura piramidal: todos tendríamos que ser exactamente iguales, y ninguno tener más que otro. Obviamente la gente que dice “el poder corrompe” no se da cuenta de lo que quiere decir, de lo que esto implica en la práctica.

Además, al decir corromper, nos referimos a que corrompe el alma, que nos vuelve inmorales y avariciosos. Pero el poder es algo externo, no puede ser que algo externo nos cambie necesariamente por dentro : No puede ser que este determinado que el poder nos corrompe, pues sería decir que somos personas sin voluntad ni conciencia, ya que no podemos dirigirnos ni controlarnos , por lo que no tendría sentido decir que somos seres humanos, ni que somos racionales. Pero somos dueños y señores de nosotros mismos, que no nos vengan con excusas baratas.

Además, filosóficamente hablando, sostener esto implica, entre otras cosas, ir contra gran parte de la filosofía : Considerar que las personas no somos libres, que estamos determinados, por lo que no tendria sentido ninguna moral. Las personas que sostienen esto, también se ve que no tienen en cuenta las consecuencias filosóficas de su planteamiento, aunque no sorprende, pues menospreciamos la filosofía , al más puro estilo caza de brujas, cuando todo a su alrededor se basa en ella : Los derechos humanos tienen detrás serias y muy largas reflexiones filosóficas sobre lo que es y no es un ser humano, el capitalismo tiene detrás largas reflexiones originalmente de Locke, continuadas por Adam Smith, y comunismo también se basa en Hegel y Marx…Despreciar a la filosofía es no darse cuenta que está detrás de cada paso que ha conseguido la humanidad, y hoy día brilla por su ausencia. Que en los buenos actos tenían detrás buenas reflexiones, y los malos actos, al contrario.

Esto no es el cuento del doctor Jekyll y el señor Hyde, en el que el primero era bueno, se tomaba una pócima, y se volvía un psicópata mutante. No, los políticos son personas, creadas por nuestra sociedad. El poder no es una pócima, el poder es un concepto, y se puede hacer un buen o mal uso del poder. Las personas corruptas no  son otros “seres” inmorales que avergüenzan a la sociedad española. Son la sociedad Española. Todos y cada uno de nosotros somos los culpables en mayor o menor medida, al permitir esto, al permitir que la injusticia siga reinando. Al permitir que la avaricia y el intereses superen a la solidaridad y la verdad. Hay que iniciar un cambio de rumbo ético y cívico ya.

Pero, ¿Tenemos que esperar más? El canal menos visto es el canal cultura (La 2) y uno de los periódicos más vendidos es un periódico parcial, deportivo, y que tiene como principal objetivo crear polémica al más puro estilo Goebles (Que, como información, comento que era el ministro de prensa Nazi, aquel que decía “una mentira repetida correctamente mil veces, se convierte en una verdad”, y esa parece la base de gran parte de la prensa actual, en la que todo vale si crea morbo y polémica).

Sigamos el tema de la caza de brujas, que aquí hay que quitar de en medio a la Filosofía, que estorba mucho. Porque, no nos engañemos, tanto los gobiernos de “izquierda” como de derecha, han mantenido y mantienen una lucha contra ella. (Las reformas educativas intentan eliminarla de 4 de la E.S.O, hacerla no troncal y optativa en segundo de Bachillerato…)

¿Por qué? ¡Por qué no la consideran practica ¡¿Ay, y que es la filosofía, sino la madre de las ciencias y del estudio del ser humano, y, por tanto, de la moral? ¿Acaso lo más práctico para un estado no sería un pueblo culto y moral? ¿O nos tratan como cifras que seamos productivas laboralmente, o prefieren un pueblo inculto e inmoral para que permitamos que nos sigan haciendo peinetas al más puro estilo Bárcenas? Y nosotros, en vez de ir en contra de este movimiento, ¡lo apoyamos¡ A cuanta gente habré oído decir que la filosofía no es práctica, o que es una pérdida de tiempo , o que a día de hoy no sirve.

¿No veis que a este monstruo inmoral lo hemos creado todos? ¿No es obvio que estemos cayendo en una sociedad relativista y sofista? ¿No notáis como la gente solo se queja cuando le conviene, como damos por hecho que los políticos nos mienten y no hay otra opción, como damos por hecho que cada uno busca su propio interés?

Ahora, el gobierno y la oposición, no paran de repetir re-generación democrática. Yo aquí tengo varias cosas que decir:

1- No puede haber una re-generación de algo que no existe. Nuestra actual democracia no es una democracia real. Y no me refiero solo a que sea indirecta, a que los políticos se pasen por el forro de sus santos miembros las promesas electorales etc., sino a que en una democracia, cada ciudadano busca lo mejor para el pueblo (conjunto de ciudadanos) no lo mejor para sí mismo. La democracia no es la suma de egoísmos, sino la suma de una voluntad de querer mejorar, y para ello se necesita un pueblo culto y moral (aunque no hay nadie más sabio que aquel que es sabio moralmente). Sino, la democracia se convierte en el principal enemigo de la sociedad, ya que la sociedad no actuará unida entre sí en busca del bien común de los ciudadanos, sino que cada uno tirara para su lado, y así es como se genera la ruptura y conflictividad reinante a día de hoy.

Aquí vemos que las personas más adineradas generalmente votan a los partidos que benefician sus intereses (más conservadores normalmente) mientras que las personas más humildes votan a los partidos más socialistas. Y lo aceptamos , así , aceptamos que democracia es que cada uno busque su propio interés. Entonces, los niños ya nacen con el siguiente silogismo , que no hace falta ser Aristóteles para comprenderlo: “Mi país dice que la democracia es buena, la democracia es buscar cada uno su propio interés, luego lo bueno es buscar mi propio interés.” Y así somos. No nos engañemos, los de la trama Gurtel sabían lo que hacían, igual que Ana Mato (que parece que no se daba cuenta de regalos millonarios que accidentalmente rodeaban su vida) o muchos otros. Sabían que estaban yendo en contra de la ley y en contra de lo que se espera de ellos. ¿Pero qué más da si aquí cada uno busca su propio interés? Mientras me toque el trozo grande de pastel , que el otro se muera de hambre. Esto no es una democracia verdadera, sino un empujón a la inmoralidad reinante en España, en la que todos podemos hacer cosas malas mientras no se nos pille.

Una España en que nadie dice lo que realmente piensa , sino que hay que ser políticamente correcto ( ¿alguien me explica como lo políticamente correcto es ser hipócrita?¿ no es eso ya dar por hecho que los políticos han de ser hipócritas? Claro, como el poder corrompe…) Una España en la que el cultivo del alma ya da casi igual, en lo que lo importante es el hedonismo, cubrir nuestra lujuria, nuestra soberbia, nuestra avaricia, y mimarlas para que no se pongan tristes. En la que todo está bien si tiene una justificación.

2- Yo, manteniéndome en la postura firme de que el problema de España no es un problema de corrupción, sino de moral (ya que la corrupción no es nada en sí misma, sino el exponente de una falta de solidez moral) pediría, no una regeneración de una democracia ya mal planteada, sino una Regeneración ética o moral.


Solo quiero compartir con quién lea esta reflexión que el problema no es algo ajeno a los españoles, los culpables no son solo los políticos: somos todos. Cada uno de nosotros ha puesto su grano de arena para crear esta sociedad, y está de nuevo en nosotros la capacidad de darle la vuelta al asunto. El problema no es algo que no podamos solucionar directamente , mucha gente piensa que no se puede hacer nada con los políticos y hay que esperar a que llegue alguna “generación buena”. Pero el problema es algo cuya solución es directa y necesaria por parte de cada uno de nosotros, somos nosotros los que tenemos que acabar con tantos prejuicios y tanta inmoralidad que reina mires donde mires. Así que basta de solo quejarnos, basta de echarles la culpa solo a los políticos: tenemos que empezar el cambio todos. Es necesario un cambio moral, y no económico o democrático como dicen ellos.


Si no tenemos una buena base moral, todo sistema político o económico será en vano, pues nos corromperemos (ahora sí) debido a nuestra falta de valores y justicia. Si los políticos, que están – aunque defectuosa e interesadamente- vigilados por la opinión pública , los medios de información, y las oposiciones que buscan fallos ; si ellos, que están constantemente vigilados, aun así cometen actos despreciables continuamente , no quiero ni imaginarme las cosas que harán las personas con absoluta libertad de actos, y más aún las personas que no han leído nunca ni se han interesado por el alma y la moral, ya que están mucho más predispuestos a corromperse y caer en el nihilismo hedonista más básico.

En definitiva, es un problema de todos. España es un débil estado al que , con cada acto inmoral, le asestamos una puñalada. Pero , si conseguimos ir por el camino de la justicia y no desviarnos por intereses, conseguiremos levantar a España, y tener un estado mucho más ameno y justo. Todos somos culpables , tanto de haber dejado así a España como de no hacerla mejorar, así que, todos los que se quejen de los políticos, que al menos revisen primero su moral y la de su alrededor . Actuemos donde podamos.

Una de las primeras máximas de toda moral debe ser: “Lo que está bien está bien, y lo que está mal está mal, independientemente de mis intereses personales.” Esto es, hacer siempre lo correcto. Si favorece mis intereses personales (por personales me refiero a los subjetivos) genial, y, si no, no hay justificación que valga para actuar mal, y será tan corrupto aquel que robe a otra persona para comprase cualquier cosa (sin contar casos extremos de pobreza, que es otro tema) como Undargarin o Bárcenas, ¿por qué, que haría nuestro ladrón si estuviese en el puesto de Bárcenas, y pudiese sustraer 22 millones en vez de 5 eurillos, si pudiese regalarle un coche a su mujer y una televisión de plasma a sus hijos, si piensa que nadie se enterará, si dice " joder,la vida es breve, a disfrutar"? ¿Y tú, porque no empiezas a crear un estado prospero para tus seres queridos y para ti? Hasta entonces, hasta que decidamos cambiar, todo irá a peor. Aunque se mejore la economía (al fin y al cabo, son ciclos de recesión y expansión), hay algo peor que un estado débil económicamente: un estado sin moral.

Tras estas reflexiones, pido humildemente apoyo y difusión a mi iniciativa, ya que considero una obligación cívica, de todos los ciudadanos, cambiar profundamente la ética que hay a día de hoy en España. Tan solo tengo 16 años, pero espero que, cuando tenga hijos, vivan en una sociedad mucho más justa, verdadera y moral. Espero que vosotros deseéis lo mismo, por ello os pido apoyo, ya que está en nuestras manos el cambio: empecemos cuanto antes.

Letter to
SOCIEDAD ESPAÑOLA
Para mejorar este pais,pido una necesaria regeneración ética como obligación cívica.