Derechos laborales y protección de la salud en pandemia

Derechos laborales y protección de la salud en pandemia

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Docentes de Secundaria 9 Florencio Varela ha iniciado esta petición dirigida a Sindicatos docentes de la provincia de Buenos Aires y

Los docentes abajo firmantes deseamos poner en su conocimiento diversas problemáticas acaecidas a partir del ejercicio de la “Semipresencialidad o presencialidad combinada”, vigente a partir del presente ciclo lectivo 2021, en consonancia con la DISPO y su consecuente normativa al efecto, el “Plan Jurisdiccional de la Provincia de Buenos Aires para un Regreso Seguro a Clases Presenciales”, Resolución Conjunta63/2020, actualizada el 23 de febrero del corriente. La misma establece los siguientes lineamientos, los cuales no se cumplen en su totalidad en la praxis, lo que genera preocupación en el personal docente, tanto preceptores como profesores no dispensados que deben concurrir al establecimiento:

                                                               1) […] “La organización del trabajo docente se desarrollará de acuerdo a la carga horaria y de la declaración jurada de horarios de las designaciones y según la materia o el área, contemplando los tiempos presenciales y de trabajo no presencial” […]. (PLAN PEDAGÓGICO INSTITUCIONAL). Dicho postulado se reafirma en el Ítem 3 cuyo título es (ACTIVIDADES PRESENCIALES Y NO PRESENCIALES), apartado 4: “Establecer los tiempos de trabajo para el sostenimiento de la actividad educativa, considerando para cada puesto de trabajo el respeto de su carga horaria y su declaración jurada de horario. Dicha previsión debe considerar tiempos de trabajo de supervisores y directores, así como entre directivos y docentes de manera de cumplir con las propuestas y recomendaciones pedagógicas”.

                                                               2) […] “La semipresencialidad implica una reorganización de tiempos y espacios institucionales” […].

A continuación expresaremos nuestras vivencias cotidianas en los distintos establecimientos donde prestamos servicio, respecto a cada uno de los tópicos establecidos en el “Plan Jurisdiccional” y entendiendo como marco general el Estatuto Docente:

·         En las actividades presenciales, sentimos continuamente el riesgo de contagiarnos, contagiar a estudiantes y familias, debido a que no somos parte de burbujas concretamente, las profesoras debemos ver a todos los cursos que tenemos, en promedio, 80 personas distintas cada semana, y los cargos están cubriendo a compañeros dispensados, para quienes no se tomaron suplentes, por lo que entran en contacto con muchas burbujas a la vez. Sumado a esto, el uso de la voz en aulas amplias con ventanas y puertas abiertas, con el ruido ambiente que se genera, con barbijo y máscara nos produce constantemente dolor de garganta. Sumado a las cuestiones que perjudican o arriesgan nuestra salud física, nos encontramos en muchas escuelas con la falta de organización en el cronograma de días de concurrencia a la escuela e indicaciones de trabajo, que generan ansiedad, estrés y desorganización familiar, afectando así nuestra salud mental y psicológica, ya lo suficientemente atacada por el miedo permanente al contagio en un contexto de pandemia.  

·         No existe respeto por la carga horaria, debido a que: debemos trabajar de modo presencial, cumpliendo con la cantidad de horas establecidas desde la normativa vigente, y de modo virtual, atendiendo inquietudes tanto de estudiantes como de sus familias, fuera del horario laboral, incluyendo fines de semana. Se vulneran disposiciones del artículo 14 bis de la Constitución Nacional, a saber: Condiciones dignas y equitativas de labor, jornada limitada y descanso semanal, retribución justa. Lo expresado configura una recarga laboral, percibiendo el mismo salario. No es un dato menor, que también tenemos otras obligaciones tanto personales como familiares que atender, lo cual genera presión, incertidumbre y estrés, por no tener la posibilidad humana de atender con responsabilidad todas nuestras obligaciones. De esta forma, los tiempos institucionales se confunden con los tiempos personales, no observándose una reorganización, tal como reza la normativa en cuestión.

·         La situación de educación en pandemia ha generado nuevas necesidades que, lejos de ser jerarquizadas y adaptadas, se utilizan como argumento para generar continuamente una sumatoria de órdenes y obligaciones para el personal docente (acompañamiento de estudiantes 2020, enseñanza virtual, enseñanza presencial, rellenado de planillas, atención a estudiantes dispensados, secuencias y trabajos para estudiantes sin conectividad, reparto de mercadería, trabajo de revinculación, etc), lo que constituye una evidente sobrecarga laboral e incumple con el contrato tácito a partir del cual tomamos nuestros módulos y cargos, asumiendo derechos y obligaciones que han sido modificados en la práctica.

·         Las actividades presenciales se reducen cada vez más debido a las condiciones edilicias y la gran cantidad de docentes y burbujas aisladas, de modo que muchos de nosotros hemos ido a dictar clases tres días, para tener que encerrarnos luego dos semanas, con la certeza de haber estado en contacto estrecho con un caso positivo, la incertidumbre de estar o no contagiados (y contagiando) y la angustia de encontrarnos muchas veces con la aplicación UMA y los teléfonos destinados a atención e hisopados completamente saturados.

Por todo lo expuesto y argumentado previamente, nos organizamos para elaborar este documento como docentes de la Secundaria n°9 de Florencio Varela, pero no expresamos en él situaciones vividas específicamente en ese establecimiento, ya que trabajamos en varias escuelas y tenemos conocimiento de que las situaciones que describimos no son aisladas. Por ello, invitamos a firmar a docentes de distintas instituciones, modalidades, niveles y gestiones, como así también a quienes quieran solidarizarse. Entendiendo que son los sindicatos quienes dialogan con los Gobiernos en nuestro nombre, seamos o no afiliados/as, nos dirigimos a ustedes para que registren la situación que vivimos los trabajadores de la educación y realicen las acciones correspondientes a su rol para defender nuestros derechos:

·         Seguridad laboral. Suspensión de actividades presenciales, dado que nos encontramos en un distrito de alto riesgo de contagio.

·         Vacunación masiva, completa y efectiva para docentes y auxiliares, considerados como trabajadores de área estratégica.

·         Respeto por la carga horaria laboral en cualquier forma de trabajo (presencial, virtual o bimodal).

        

 

A la espera de su respuesta, saludamos a uds. atte.-

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas