Victoria

UNIMOS LAS VOCES DEL ARTE, LA CULTURA Y SU CADENA DE VALOR

¡Esta petición logró su objetivo con el apoyo de 8,412 personas!


La historia de la humanidad se ha contado y construido a través del arte. Las ciudades y sus dinámicas; los hogares y sus rutinas; la economía y su ritmo, dependen día a día de una cadena de valor que crea, promueve, construye, forma y sensibiliza de forma conjunta y que aisladas unas de las otras carecen de significado.

Según la UNESCO la cultura debe ser considerada “el conjunto de los rasgos distintivos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social y que abarca, además de las artes y las letras, los modos de vida, las maneras de vivir juntos, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias.” En ese sentido las artes y las prácticas culturales están y deben seguir estando en los debates de las problemáticas contemporáneas. 

El Covid-19 nos llega para vestirnos de blanco nuevamente y a través de un símbolo de este color vestir íconos, vestir nuestros hogares, para unirnos desde las artes y la cultura (del 22 de abril hasta el 27 de abril), para pedir solidaridad y apoyo URGENTE al sector conformado por artistas, trabajadores del sector de la cultura independientes, pequeñas y medianas empresas y sobre todo por el beneficio de una ciudadanía que se construye gracias a las expresiones artísticas y las prácticas culturales.

Desde todas las regiones del país, desde cada expresión artística, desde cada práctica cultural hacemos un llamado para acabar la relación entre creación y precariedad. En un mundo donde el arte demuestra una vez más el poder de las ideas y la creación. Nuestra democracia necesita del arte y sus prácticas culturales, diversas e  incluyentes en este momento histórico.

En el lanzamiento de su iniciativa Resiliart, la UNESCO ha señalado claramente tres puntos que necesitan atención y medidas urgentes por parte de los gobiernos:

“Más del 80% de los sitios Patrimonio Mundial de la UNESCO se han cerrado, amenazando los medios de vida de las comunidades locales y profesionales. “

“Las instituciones e instalaciones culturales, artísticas y de entretenimiento, pierden millones de ingresos cada día, y muchos han tenido que dejar ir a su personal. “

“Artistas de todo el mundo, la mayoría de los cuales ya trabajaban a tiempo parcial, de manera informal o con contratos precarios antes de la pandemia, están luchando para llegar a fin de mes.”

El sector cultural colombiano se une al llamado de la UNESCO para que el gobierno  tome las medidas de choque necesarias para la supervivencia y rescate del ecosistema cultural. Unimos nuestras voces en un solo llamado y le pedimos que recuerde que también la Organización Mundial de la Salud recomienda incluir  dentro de la atención sanitaria a estos oficios, técnicos, profesionales y especializados de las artes y la cultura:

Artes visuales -  pintura, escultura, fotografía, video arte y performance. 
Artes escénicas - conciertos, ópera, circo, orquestas, danza y teatro.
Turismo y Patrimonio Cultural - museos, cocinas tradicionales, artesanías, parques naturales, bibliotecas, archivos, festivales y carnavales.
Educación - Universidades, centros de formación formal y no formal.
Editorial - librerías, libros, periódicos, revistas y literatura.
Fonográfica- Música grabada
Audiovisual- Cine, televisión, video y radio.
Medios Digitales- Videojuegos, contenidos interactivos audiovisuales, plataformas digitales, creación de software, creación de apps (código programación) y animación. Agencias de noticias y otros servicios de información.

Los artistas y agentes del sector cultural estamos comprometidos con nuestro rol para trabajar con nuestras audiencias y comunidades en la reconstrucción del tejido social desde la resiliencia y la esperanza.

Medidas mínimas exigidas:

Declarar con URGENCIA en estado de vulnerabilidad y emergencia a artistas, trabajadores autónomos y personal desempleado del sector, que  ante la falta de trabajo y de ingresos  no tienen las condiciones mínimas para garantizar los derechos fundamentales como son   la alimentación y el  techo.  Diseñar las ayudas y mecanismos necesarios para garantizar su supervivencia.
Diseñar un paquete de medidas económicas para el rescate de instituciones, empresas de la cultura, el entretenimiento y trabajadores independientes del sector.
Para continuar y fortalecer  nuestra labor en medio de las dificultades y desafíos del momento histórico que estamos viviendo, necesitamos de estrategias colaborativas y solidarias,  para construir entre todos el mejor futuro posible. Es nuestra prioridad trabajar en la concertación de protocolos de sanidad para la reactivación gradual de las artes presenciales y los eventos en vivo .

Por eso nuestra experiencia en el sector, nuestro conocimiento de los procesos comunitarios, regionales, locales y nacionales, nuestro práctica en diversos oficios están dispuestos a concertar el camino para lograr que las artes y las prácticas culturales dejen de estar relacionadas con la precariedad. Hacemos parte fundamental del desarrollo de una sociedad sana.



Hoy Sin Arte No necesita tu ayuda

Sin Arte No Un llamado en una sola voz necesita tu ayuda con esta petición «#SinArteNo UNIMOS LAS VOCES DEL ARTE Y LA CULTURA Y SU CADENA DE VALOR. ¡EMERGENCIA PARA EL ARTE Y LA CULTURA! @Mincultura @IvanDuque». Súmate a Sin Arte No y a las 8,411 personas que han firmado hoy.