Derrotar la neutralidad del voto en blanco y la indiferencia por esta vez

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Breve carta para ser firmada por intelectuales y no intelectuales que amen un país donde todos quepamos.

 

La falsa libertad de decidir

No hay libertad cuando las condiciones que posibilitan la decisión libre están limitadas a la generación de condiciones que niegan dicha libertad. No es una decisión libre arrojarnos al rio sino sabemos nadar(a menos que queramos morir ahogados). Como tampoco podemos ser libres si decidimos votar en blanco y la consecuencia primaria sea ahogarnos en lo que representa Iván Duque: el afán de perpetuidad en el poder de Uribe Vélez, el consiguiente recrudecimiento de la violencia a cargo de un sector político que considera el acuerdo de paz como un “maldito papel” que tiene que ser “hecho trizas,” según Fernando Londoño, el líder del centro, que no es centro, políticamente hablando. La lógica de la ruptura del “maldito papel” es en esencia simple: un sector de derecha nos ordena  matarnos, de este modo los muertos los pone el pueblo, los que motivados por ideas erradas quieren asesinarse con otros  esencialmente iguales, motivados solo por las condiciones e ideas que el sector social de la violencia, la muerte, la miseria y la  codicia, promueve deliberadamente como bandera ideológica. El sectarismo que representa Iván Duque raya en la sociopatía colectiva, en tanto es propio de los sociópatas el reconocimiento solo de los propios derechos. Como también quien teniendo posibilidad de elección sobre la reivindicación de derechos colectivos hace de su libertad una falacia contra la misma; los sectores sociales que ejercen el poder de la muerte y la inequidad son libres de hacerlo por que personas como Usted, admirado Profesor Sergio Fajardo y las desinformadas, indolentes y manipulables  consciencias consideran correcto: la omisión de una decisión realmente libre representada en la inoperancia del voto en blanco.

Una regla básica de la historia, afirma el famoso historiador de Oxford,  Noal Yuvah Harari “es que lo que en retrospectiva parece inevitable no lo era en absoluto en la época” esto significa que si después de las elecciones del 17 de junio gana Iván Duque, los historiadores afirmarán que esto era inevitable ¿Pero acaso este resultado es realmente inevitable? La respuesta afortunada es que no. Que su defensa de la paz, de la educación, del ambiente sano, de la equidad, de los derechos humanos y las buenas costumbres constituyen la base del país que anhelamos, y eso que anhelamos se construye con decisiones y determinaciones que el curso de la historia  reconocerá como inevitables, si la voluntad del pueblo y la libertad que usted representa operan de modo coherente con este particular momento histórico. El llamado de lo que parece inevitable; que Iván Duque sea presidente, es a su vez que haga parte activa de la transformación de Colombia, apreciado Sergio, y  niegue así el inevitable absurdo de no haber sido coherente con la libertad real que debió  promover.  

Gustavo Pérez

 



Hoy: Gustavo cuenta con tu ayuda

Gustavo Pérez necesita tu ayuda con esta petición «Sergio Fajardo : Derrotar la neutralidad del voto en blanco y la indiferencia por esta vez». Únete a Gustavo y 54 personas que ya han firmado.