Actualizar protocolos para entrega de alumnos en educación básica.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


Petición dirigida a Esteban Moctezuma Barragán, Presidente Andrés Manuel López Obrador, Marcos Bucio Mejía, Luis Humberto Fernández Fuentes, Claudia Sheinbaum Pardo

El Personal de Supervisión, Directivo, Docente y de Apoyo y Asistencia a la Educación de la Ciudad de México, preocupados por la seguridad de las comunidades educativas y horrorizados por la deleznable tragedia que vive la familia de Fátima Cecilia y su atroz destino, manifestamos nuestra angustia por los señalamientos que se realizan hacia la Directora, las y los docentes de la Escuela Primaria Enrique C. Rebsamen.

Hacemos nuestro el dolor de la madre de Fátima Cecilia y compartimos con las madres y padres de familia, la exigencia de que se implementen protocolos que contribuyan a evitar que nuestras niñas, niños y adolescentes se pongan en riesgo en el entorno escolar; Sin embargo, es preciso señalar que la Guía Operativa para la Organización y Funcionamiento de los Servicios de Educación Inicial, Básica, Especial y para Adultos (Guía Operativa) que ha mostrado el Titular de la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México (AEFCM), no solo corresponde al Ciclo Escolar 2018-2019 sino que, al momento de conocerse la tragedia que vivió Fátima Cecilia:

El documento no se encuentra actualizado con relación al marco Constitucional y Legales vigentes, por lo que Supervisores, Directivos y Docentes nos vemos precisados a realizar interpretaciones en las que NO contamos con el acompañamiento de la AEFCM.

• La Guía Operativa en comento, establece en el numeral 42 las disposiciones para la “Entrega de alumnos de Centros de Atención Infantil y Jardines de Niños” y efectivamente señala que “para la entrega del alumno, el personal responsable solicitará la credencial correspondiente de las personas autorizadas para tal efecto”, por lo que falta a la verdad el Titular de la AEFCM al afirmar que ese protocolo de debe cumplir en las escuelas primarias, como es el caso de la Enrique C. Rebsamen.

• Según consta en los videos que circulan en diversos medios y redes de comunicación masiva, Fátima Cecilia nunca estuvo sola al salir del plantel, por lo que no existen elementos para presumir que fue abandonada.

Por lo anterior, demandamos a la Secretaría de Educación Pública que, en correspondencia con el compromiso mostrado por el Gobierno de la República, en el sentido de “Revalorizar a las maestras y los maestros como agentes fundamentales del proceso educativo, profesionales de la formación y del aprendizaje con una amplia visión pedagógica;” tal y como fue plasmado en la fracción III del Artículo 14 de la Ley General de Educación vigente (DOF: 30/09/2019):

1. No permita que el Titular de la AEFCM intente deslindar su responsabilidad en el Director y docentes de la Escuela Primaria Enrique C. Rébsamen; como en el pasado sucedió con la mal llamada Reforma Educativa que tanto lastimó al magisterio nacional.

2. Que se de cumplimiento al compromiso del Presidente Andrés Manuel López Obrador, expresado en su gira por Campeche: “Nada más, y de una vez desde Hopelchén lo digo a todo el país, a todos los maestros de México, se abroga la reforma educativa, nunca más se les va a perseguir a los maestros, se les va a humillar a los maestros…” (Presentación de Programas Integrales de Bienestar’, en Hopelchén, Campeche, abril 13, 2019. Disponible en: https://lopezobrador.org.mx/2019/04/13/version-estenografica-programas-integrales-de-bienestar-en-hopelchen-campeche/

3. Que en las medidas para el “Fortalecimiento de la seguridad en escuelas públicas de la Ciudad” anunciado por el Titular de la AEFCM:

a. Se de cabal cumplimiento a lo establecido en la Ley General de Educación:

“Artículo 74. Las autoridades educativas, en el ámbito de su competencia, promoverán la cultura de la paz y no violencia para generar una convivencia democrática basada en el respeto a la dignidad de las personas y de los derechos humanos. Realizarán acciones que favorezcan el sentido de comunidad y solidaridad, donde se involucren los educandos, los docentes, madres y padres de familia o tutores, así como el personal de apoyo y asistencia a la educación, y con funciones directivas o de supervisión para prevenir y atender la violencia que se ejerza en el entorno escolar.
Para cumplir con lo establecido en este artículo, se llevarán a cabo, entre otras, las siguientes acciones:
I. Diseñar y aplicar estrategias educativas que generen ambientes basados en una cultura de la paz, para fortalecer la cohesión comunitaria y una convivencia democrática;
II. a VI; …
VII. Hacer del conocimiento de las autoridades competentes las conductas que pueden resultar constitutivas de infracciones o delitos cometidos en contra de las niñas, los niños, adolescentes y jóvenes por el ejercicio de cualquier maltrato o tipo de violencia en el entorno escolar, familiar o comunitario, así como promover su defensa en las instancias administrativas o judiciales;
[…]
Las autoridades educativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, emitirán los lineamientos para los protocolos de actuación que sean necesarios para el cumplimiento de este artículo, entre otros, para la prevención y atención de la violencia que se genere en el entorno escolar, familiar o comunitario contra cualquier integrante de la comunidad educativa, para su detección oportuna y para la atención de accidentes que se presenten en el plantel educativo. A su vez, determinarán los mecanismos para la mediación y resolución pacífica de controversias que se presenten entre los integrantes de la comunidad educativa.

Artículo 98. Los planteles educativos constituyen un espacio fundamental para el proceso de enseñanza aprendizaje, donde se presta el servicio público de educación por parte del Estado o por los particulares con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios.
Con el acuerdo de las autoridades, madres y padres de familia o tutores y la comunidad, en la medida de sus posibilidades, funcionarán como un centro de aprendizaje comunitario, donde además de educar a niñas, niños, adolescentes y jóvenes, se integrará a las familias y a la comunidad para colaborar en grupos de reflexión, de estudio y de información sobre su entorno.
La Secretaría, en coordinación con las autoridades educativas de las entidades federativas y de los municipios, establecerá las disposiciones para el cumplimiento de este artículo.”

b. Se fortalezca la vinculación de las escuelas con el Gobierno de la Ciudad de México y sus instituciones, con la finalidad de establecer las acciones que contribuyan a garantizar la integridad física y emocional de las comunidades educativas.

c. Se destinen los recursos económicos, las prevenciones administrativas y el acompañamiento necesario para crear, capacitar y brindar asesoría a la figura de “Prefecto Académico” al que hizo referencia el Titular de la AEFCM y que actualmente no existe en el catálogo de puestos de la SEP.

d. Se garantice la ministración de los recursos y el apoyo de la AEFCM, necesarios para que en cada escuela se cuente con las condiciones para atender de manera expedita las disposiciones para el “Fortalecimiento de la seguridad en escuelas públicas de la Ciudad”.

La seguridad de nuestras niñas, niños y adolescentes es nuestra prioridad.

Todas y todos los actores, instituciones y procesos que componemos y participamos el Sistema Educativo Nacional, con sentido de responsabilidad social debemos hacer frente a cualquier situación que la amenace. (Decreto por el que se expide la Ley General de Educación y se abroga la Ley General de la Infraestructura Física Educativa., SECRETARIA DE EDUCACION PUBLICA, Estados Unidos Mexicanos; DOF, 30 de septiembre 2019, [citado el 19-02-2020]; Disponible en: http://sidofqa.segob.gob.mx/notas/5573858